Finanzas

Más mecha al euríbor: la ristra de subidas de tipos no da tregua al índice

El indicador hipotecario por excelencia roza el 2,8%

Símbolo del euro en frente de la sede del BCE en Fráncfort.
Símbolo del euro en frente de la sede del BCE en Fráncfort. Getty images

El Banco Central Europeo (BCE) la semana pasada y esta la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos y el Banco de Inglaterra (BoE) han subido los tipos de interés en 75 puntos básicos. A uno y otro lado del Atlántico continúa el endurecimiento monetario por parte de los bancos centrales para atajar la inflación. Esta ristra de abultadas subidas de las tasas rectoras, y la previsión de que seguirán al alza, ha dado mecha a la cotizacion del euríbor, que ya roza el 2,8% tras cerrar octubre en el 2,629%, su tasa más alta desde diciembre de 2008.

En lo poco que va de noviembre, el índice clave para el cálculo de las hipotecas variables ha escalado en tasa diaria hasta un nuevo récord desde enero de 2009, al marcar el 2,794%. La media mensual se sitúa provisionalmente en el 2,722%. Los analistas esperan que continúe la tendencia alcista y alcance el 3% a final de año. En los últimos doce meses, el indicador registra un ascenso de 3,225 puntos.

En el 'Observatorio inmobiliario' de BBVA Research señalan que el rally del euríbor requerirá a los hogares un mayor esfuerzo para comprar una vivienda. Asimismo, los que ya tienen una hipoteca contratada a tipo variable están sufriendo un encarecimiento histórico de las cuotas, de un 40% más de media. De hecho, una hipoteca variable con un importe pendiente de 180.000 euros 25 años con un diferencial del 1% y revisión anual pasará de tener una cuota de 639 euros a una de 922 euros, lo que supone 282 euros mas cada mes o 3.400 euros más al año.

Sin embargo, según argumentan los expertos de BBVA, este incremento tiene lugar en un contexto de menor carga financiera para las familias que en la anterior crisis de 2008. Apuntan que hay que tener en cuenta que la composición de la cartera hipotecaria, con préstamos más antiguos y con mayor proporción de créditos a tipo fijo, conseguirá reducir el impacto de la subida de las tasas de interés.

Según las perspectivas de ING, los tipos de interés seguirán al alza para hacer frente a la escalada inflacionista, aunque si la eurozona entra en recesión disminuirá la disposición del BCE a continuar con los incrementos de forma acusada. Estima que el euribor podría alcanzar su punto máximo hacia finales de 2022.

"Los más perjudicados continúan siendo los tenedores de préstamos a tipo variable, ya que están sufriendo un fuerte incremento de la cuota tras más de una década sin revisiones al alza", señala Joaquín Robles, analista de XTB, que indica que "los inversores esperan una nueva subida de 50 o 75 puntos básicos en la reunión de diciembre". En opinión de Simone Colombelli, director de hipotecas del comparador hipotecario iAhorro, "el euríbor continúa su alza imparable y nos está acostumbrando a ver subidas intermensuales de entre medio y un punto porcentual, algo que era inimaginable hace tan solo unos meses". Pronostica que termine el ejercicio entre el 3,2% y el 3,5%.

El BCE subió la semana pasada los tipos en 75 puntos básicos, el tercer aumento consecutivo tras el de septiembre, también de 0,75 puntos, y el de julio de 0,50 puntos. Le siguió este miércoles la Fed con otra histórica subida de 75 puntos básicos, la cuarta de este año. Y el Banco de Inglaterra (BoE) siguió también sus pasos en el que fue el movimiento al alza más agresivo realizado por la entidad desde 1989.

Normas
Entra en El País para participar