Entrevista

Andrea Delitala (Pictet): “Esperar a un mercado más seguro puede hacer perder oportunidades”

Este gestor multiactivos confía en las rentabilidades que puede comenzar a ofrecer la deuda, una vez que la inflación toque techo en los próximos meses

Andrea Delitala, director de multiactivos de Pictet AM
Andrea Delitala, director de multiactivos de Pictet AM

El presente ejercicio está siendo nefasto para las estrategias de inversión que combinan Bolsa y renta fija. La tradicional cartera que reparte la inversión entre estos dos activos registra abultadas pérdidas que no se podrán revertir este año, según reconoce Andrea Delitala, director de multiactivos de Pictet AM. El fondo que gestiona, el Pictet-Multi Asset Global Opportunities, pierde en el año el 12,7%. Pero Delitala confía en que, una vez se alcance el pico de inflación, la renta fija sí se confirme como una opción atractiva de inversión. La Bolsa, en cambio, aún tendrá que esperar.

¿Cómo gestionar un fondo multiactivo en un año en que todos los activos pierden dinero?

Es un año muy frustrante para estrategias como la nuestra, de limitar las caídas y gestionar la volatilidad. Los clientes más decepcionados no son los que invierten en Bolsa, más acostumbrados a la volatilidad, sino los inversores prudentes. Todo lo que se podía considerar prudente ha resultado peor de lo esperado. No hay donde esconderse, tampoco en el oro ni en el yen japonés. Los bancos centrales nos dijeron hace un año que había que ser pacientes con la inflación y ahora hay que prepararse para que la economía sufra, hasta el punto de una recesión. Han sostenido a los mercados y ahora van a matar el crecimiento. Es como si nos hubiera abandonado nuestra madre.

¿Empieza a haber valor al menos en la renta fija? ¿Cree que los mercados ya han descontado la subida de tipos de interés?

En las últimas semanas sí hemos aumentado la exposición a duración en renta fija. Hay que tener en cuenta que las rentabilidades han alcanzado niveles reales cercanos o incluso superiores al tipo de interés neutral, algo especialmente evidente en EE UU. Si los bancos centrales tienen éxito en combatir la inflación, generarán reducción de la rentabilidad en la parte de vencimientos a largo plazo de la deuda de EE UU, aplanando e incluso invirtiendo la curva. También estamos comprando en la parte corta de vencimientos de deuda de la zona euro zona, que llega a descontar un mayor ajuste del BCE de lo que la economía puede aguantar.

¿Qué pasará con la deuda si se confirma la recesión?

En caso de recesión, al menos uno de los pilares de la cartera se va a comportar bien: la renta fija. Además, en 2023, se volverá a hablar de perspectivas de crecimiento. Puedo comprar bonos porque no se está descontando una recesión fuerte; por el contrario, la rentabilidad a vencimiento de la deuda a largo plazo de EE UU, por encima de la tasa neutral, indica cierta resiliencia de la economía. Y si no hay recesión no ganaré por valoración de los bonos, pero no perderé, estos ya han sufrido una fuerte corrección en muy poco tiempo y las rentabilidades a vencimiento son actualmente mucho mayores que hace un año. La renta fija paga por tomar riesgo.

¿Cuánto más podría caer la renta variable?

Los bonos se mantendrán en los próximos meses o potencialmente se revalorizarán. Para la Bolsa es lo contrario, o seguir donde está o caer aún más. Las acciones todavía no descuentan enteramente la posibilidad de recesión. Si llega, caerán más. En EE UU todavía observamos cierto exceso de optimismo en previsión de beneficios. Hay más valor en las acciones europeas, aunque tienen más riesgo. Pero en conjunto estamos infraponderados por igual en mercados desarrollados.

¿El peso de las acciones en su cartera está a mínimos? ¿Qué tipo de compañías les interesan?

Estuvo en mínimos hace unas semanas, en el 20%, si bien actualmente es del 25%. Estábamos al 20% en el inicio del mes. Somos muy defensivos. Tenemos sobre todo exposición a EE UU. Europa tendrá potencial cuando se aclare el panorama geopolítico. Nuestra inversión más agresiva está en semiconductores, además de cierta exposición al índice Russell 2000 de pequeñas compañías, así como algo de Nasdaq.

¿Cuándo podría comenzar la recuperación del mercado?

Ha sido un año doloroso, pero las valoraciones han mejorado y también las expectativas de rentabilidad. Ahora, acertar el momento máximo de inflación es difícil, pero estimamos que puede ocurrir los próximos meses. Así que es posible que en algún momento de 2023 veamos un rebote más seguro. Para quien tenga ahorro nuevo para ponerlo a trabajar, puede ser momento de evitar reac­ciones emocionales e invertir. Puede ser apropiado hacerlo escalonadamente los próximos dos trimestres. Esperar a que todo sea más seguro puede implicar perder oportunidades. El mundo no ha cambiado tanto y volverá la normalidad. A este nivel de tipos, hay que estar más invertido.

Como italiano, ¿cómo valora el riesgo político en Europa tras la victoria de Meloni en Italia?

Meloni necesita el apoyo de la comunidad internacional, de lo que es muy consciente. No quiere poner en peligro la orientación atlántica que Italia siempre ha tenido y sabe que una posición moderada es necesaria para tratar con las instituciones italianas. Meloni no es peligrosa. En realidad, su principal diferencia con la izquierda es en inmigración, en lo que su posición puede ser más dura.

 

Normas
Entra en El País para participar