Los inspectores de Hacienda piden armonizar impuestos y limitar las competencias autonómicas

Critican un sistema tributario "destrozado" y a una clase política que "no está a la altura"

Los inspectores de Hacienda piden armonizar impuestos y limitar las competencias autonómicas

La guerra fiscal abierta desde hace meses en el seno de la política española, como no podía ser de otra forma, ocupó buena parte del tradicional congreso anual que celebra estos días en la ciudad de Granada la Asociación de Inspectores de Hacienda del Estado. Los inspectores, explicó José María Peláez, portavoz de la organización, "siempre hemos sido muy cuidadosos de no hacer consideraciones políticas". Sin embargo, añadió, "sí hablamos" cuando la normativa invita a cometer fraude fiscal o da pie a que se produzca una pérdida de recaudación. Este último es el caso de las bonificaciones al 100% que impulsan determinadas autonomías en impuestos como el de patrimonio, una medida que ha hecho estallar la batalla tributaria en todo el país.

Los inspectores, recalcó Peláez, lo tienen claro: piden armonizar los impuestos a nivel estatal y repensar un sistema fiscal que permite a las regiones bonificar ciertas figuras tributarias. "Habría que replantarse si la cesión de competencia de gestión de tributos estatales a las comunidades autónomas, como el de patrimonio o el de sucesiones y donaciones, es correcta".

En concreto, los inspectores se decantan por fijar límites a estas competencias de gestión para acabar con "el espectáculo que se está dando". Esto se podría hacer, por ejemplo, fijando unos tipos mínimos. Peláez se refirió en particular a la carrera a la baja en Patrimonio iniciada hace años por la Comunidad de Madrid, a la que recientemente se ha unido Andalucía. Son decisiones políticas que "merman la recaudación", criticó. Aprovechó, en paralelo, para exigir una armonización de todos estos impuestos para acabar con el fraude y con los procesos de deslocalización.

La asociación de inspectores de Hacienda también cargó contra un "sistema tributario que está destrozado" y que no cumple con el principio de la estabilidad. "Tenemos una cesta de impuestos que no cumplen un principio básico: la estabilidad que quieren los ciudadanos. Llega un momento en el que es difícil seguir el debate y saber qué impuesto está vigente y cuál no", explicó. "Si la clase política no está a la altura no se podrá solucionar la situación", añadió en referencia al cruce de medidas orquestado por algunas comunidades autónomas y el Ministerio de Hacienda, que recientemente anunció un nuevo impuesto sobre las grandes fortunas para neutralizar las bonificaciones en Patrimonio.

En la misma línea se mostró el presidente de la asociación, Julio Ransés Pérez Boga, quien apostó por centralizar la recaudación de todas las administraciones tributarias en torno a la Agencia Tributaria, en parte por los problemas de gestión y de control que ha provocado la cesión de ciertas competencias a las autonomías.

Pérez Boga también recordó otra vieja exigencia de los inspectores de Hacienda: la creación de un órgano dentro de la propia agencia que incluya fiscales, inspectores y un "cuerpo de policía fiscal" para implementar las competencias de control.

Normas
Entra en El País para participar