Sabadell defiende que los mayores beneficios no justifican el impuesto a la banca

El banco considera que la rentabilidad del sector es aún baja

Actualiza al alza su previsión de margen de intereses y espera aumentarlo a doble dígito

El consejero delegado de Sabadell, César González-Bueno.
El consejero delegado de Sabadell, César González-Bueno.

Sabadell ha defendido que los mayores beneficios que están obteniendo los bancos no justifican el impuesto temporal al sector diseñado por el Gobierno. El consejero delegado de la entidad catalana, como viene siendo habitual, valoró que la rentabilidad de Sabadell, pese a haber batido las previsiones del plan estratégico (se situó en un 8% al cierre del tercer trimestre), todavía no cubre el coste del capital.

"El RoTE del 8% está por debajo de lo que consideran los inversores como el coste del capital. Es decir, que con los supuestos resultados extraordinarios no tenemos los resultados que espera el mercado. Los resultados tienen que ser consonantes con el capital invertido y no parece que ahora que los resultados son mejores esté justificada una presión impositiva sobre un sector que no cumple con las exigencias de rentabilidad", explicó.

En ese sentido, ha pedido que el gravamen sea "neutral" y que se aplique sobre todas las entidades que operan en España. Según la propuesta del Ejecutivo, el impuesto gravará con un tipo impositivo del 4,8% el margen de los intereses y las comisiones que cobran las entidades financieras que en el año 2019 hubiesen ingresado más de 800 millones de euros, sumando estos dos conceptos, por lo que solo se aplicaría sobre nueve entidades, según los cálculos de este periódico: Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter, Unicaja, Ibercaja, Kutxabank y Cajamar.

El argumento del Gobierno para imponer este impuesto temporal es que con la acelerada subida de tipos de interés por parte del BCE los bancos obtendrán unos beneficios extraordinarios. Sin embargo, el sector descarta esa afirmación y considera que se trata de una vuelta a la normalidad tras años de tipos de interés en negativo. "Los tipos de hoy no son anormalmente altos, sino que se han dado la vuelta de forma rápida. Pero vemos ahora una situación de cierta normalidad. Lo anormal era tener tipos negativos durante seis años", expresó, por su parte, el director financiero de Sabadell, Leopoldo Alvear.

Por otro lado el banco ha actualizado al alza su previsión del margen de intereses y espera aumentarlo a doble dígito, gracias a la fuerte actividad comercial y al impulso de las subidas de tipos que impulsarán los ingresos hasta finales de año. "Tiene buena pinta", aseguró González-Bueno, aunque no quiso dar detalles sobre las guías de resultados, que el banco actualizará el próximo mes de enero.

Respecto a la negociación entre banca y Gobierno para encontrar un marco de ayudas a las familias vulnerables que tengan dificultades para afrontar el pago de las hipotecas por la subida de las cuotas, el primer ejecutivo de Sabadell aseguró que el banco ampliará las medidas más allá del código de buenas prácticas. "Es una práctica general de la industria que cuando un cliente no puede pagar, lo que hay que hacer es ayudarle. En interés del cliente, del banco y de la sociedad en general", apuntó.

No obstante, detalló que en la cartera de Sabadell no se prevé un aluvión de impagos en las hipotecas. Según detalló González-Bueno, de los préstamos formalizados a partir de 2016, solo el 25% son a tipo variable. En el caso de las hipotecas firmadas en los últimos años la cifra cae al 20%. Las hipotecas recientes son las que conllevan más riesgo porque tienen un mayor capital por amortizar. Al suponer un porcentaje reducido,  el ejecutivo considera que los posibles impagos serán "gestionables".

Normas
Entra en El País para participar