Tecnología

Foxconn quiere replicar su éxito en el sector TI y fabricar gran parte de los vehículos eléctricos del mundo

La compañía aspira a fabricar Teslas para Tesla, igual que hace los iPhones para Apple.

Para 2025, prevé controlar el 5% del mercado de fabricación de este tipo de vehículos

Terry Gou, el billonario fundador de Foxconn, en el 'Tech Day' in Taipe.
Terry Gou, el billonario fundador de Foxconn, en el 'Tech Day' in Taipe.

Foxconn, el mayor fabricante de dispositivos de electrónica de consumo por contrato del mundo, ambiciona repetir el éxito que ha cosechado en la industria TI en el sector de la automoción y fabricar gran parte de los vehículos eléctricos del mundo. La compañía taiwanesa, popularmente conocida por ensamblar los iPhones de Apple, dijo este martes que espera construir un día "coches de Tesla para Tesla", en una clara apuesta por diversificar su fuente de ingresos.

"No estamos en el negocio de vender nuestra propia marca de vehículos eléctricos, pero sí queremos que nuestros clientes vendan muchos vehículos eléctricos", dijo el presidente de la compañía, Liu Young-way en el Tech Day anual de Foxconm, celebrada en Taipei. La multinacional presentó dos prototipos de vehículos eléctricos, uno de ellos una camioneta, que encarnan sus ambiciones para hacerse con una porción de un mercado liderado por la empresa de Elon Musk.

Foxconn quiere replicar la forma en la que se abrió camino en el negocio del ensamblaje de productos electrónicos y convertirse en socio de las principales marcas de coches. Su objetivo, como dejó claro el directivo, es construir los vehículos eléctricos de sus clientes, sin planes de vender vehículos de su propia marca. Los modelos presentados hoy son diseños destinados a mostrar la capacidad de la compañía a potenciales clientes.

"Después de anunciar nuestros planes para fabricar vehículos eléctricos en 2020, muchas personas cuestionaron si Foxconn podía construir automóviles. Pero cuando presentamos tres modelos un año después, dijeron ¡guau! ¿Cómo lo lograron? Esa es la velocidad a la que estamos trabajando", añadió Liu, según informa Bloomberg.

El grupo traiwanés, que ingresó el pasado año 215.000 millones de dólares gracias a su negocio de ensamblaje, que va desde teléfonos móviles a ordendarores, consolas o robots, controla el 40-45% de ese mercado a nivel mundial.

Foxconn formó en 2020 una alianza industrial llamada MIH (Mobility in Harmony) con proveedores para desarrollar plataformas conjuntas de software y hardware para su uso en el diseño y fabricación de automóviles para diferentes marcas. La compañía también se ha embarcado en asociaciones con fabricantes de automóviles y nuevas empresas de vehículos eléctricos en su búsqueda, según el Financial Times.

Estos incluyen una empresa conjunta con el fabricante de automóviles taiwanés Yulon Motors, para el que Foxconn comenzó recientemente a fabricar en masa su vehículo eléctrico Luxgen n7 EV. Los pedidos del mismo llegaron a 15.000 en menos de dos días. La compañía también está fabricando una camioneta eléctrica para la empresa de vehículos eléctricos Lordstown Motors en Ohio (EE UU) y tiene una asociación con el grupo automovilístico europeo-estadounidense Stellantis, detalla el citado periódico.

El fabricante taiwanés, que presume de poder reducir a la mitad los tiempos de diseño de los vehículos y reducir los costes de desarrollo de esta industria en un tercio, dijo que espera hacerse con un 5% del mercado mundial de vehículos eléctricos para 2025, que tendrá un valor de unos 31.000 millones de dólares en ingresos.

Los tres prototipos que presentó el año pasado, un SUV, un sedán y un autobús, se producirán en Taiwán, Tailandia y EE UU, y Foxconn está negociando actualmente con socios en Indonesia e India, señala Reuters. Mientras Foxconn concentra en China casi toda su fabricación de productos TIC, aunque ha ido diversificando hacia la India y otros países del sudeste asiático, su negocio de vehículos eléctricos está fuera de China. "Nuestra sincera esperanza es que Taiwán pueda aprovechar esta rara oportunidad en el negocio de los vehículos eléctricos única en cien años", remarcó Liu.

"La resiliencia de la cadena de suministro siempre ha estado en el ADN de Foxconn. Nuestra presencia global en 24 países nos da una gran ventaja para satisfacer las demandas de la industria de vehículos eléctricos", continuó el directivo.

Normas
Entra en El País para participar