Madrid aglutina la mitad de las ventas de coches eléctricos, pero solo el 12% de los puntos de carga

Cataluña, con apenas el 15% de las matriculaciones, tiene más del doble de estaciones

Valencia también supera a la capital, aunque por poco

Vehículos eléctricos pulsa en la foto

El camino hacia la electrificación del parque automovilístico español está siendo errático. A las bajas matriculaciones de coches eléctricos y la escasa infraestructura de recarga pública de la que se queja todos los meses el sector del motor, se suma la desigual distribución por autonomías de estos elementos.

Según los datos de matriculaciones de Anfac, la patronal de fabricantes de coches, se observa que Madrid concentró este año el 45%, casi la mitad, de las ventas de vehículos electrificados (eléctricos puros e híbridos enchufables). Pese a ser la comunidad con mayor peso de largo en las ventas de coches electrificados, la región apenas tiene el 11,9% de los puntos de recarga públicos que hay en España, según los datos del barómetro de electromovilidad elaborado también por Anfac. En dicha autonomía apenas había operativos 1.878 puntos de recarga públicos a cierre de junio de este año, menos de la mitad de los que tenía Cataluña, con 4.207.

Esta última aglutina así más de una de cada cuatro estaciones de recarga de las más de 15.700 que hay en toda España, cuando Cataluña apenas representa el 15,3% de las matriculaciones. Representantes tanto de Anfac como de Aedive, la asociación empresarial para el impulso de la movilidad eléctrica, señalan a este periódico que el motivo de estos datos podría ser el plan de desarrollo de la infraestructura de recarga llevado a cabo por el Área Metropolitana de Barcelona.

En este aspecto, por delante de Madrid no solo está Cataluña, sino también la Comunidad Valenciana, con 1.951 puntos, el 12,3% del total. Esta comunidad, sin embargo, apenas concentró hasta septiembre el 7,5% de las matriculaciones de automóviles electrificados.

Un crecimiento del 26%

Las matriculaciones de vehículos electrificados crecieron hasta el mes de septiembre un 26% respecto al mismo periodo del año pasado, con casi 60.000 unidades, lo que supone un 8,4% de cuota. Dentro de este grupo de vehículos, el que más peso tiene es el de los híbridos enchufables, con una cuota de mercado del 4,9%, frente al 3,5% que tienen los eléctricos puros.

“El ritmo es insuficiente si se quieren cumplir los ahora más exigentes objetivos de descarbonización apoyados por el Gobierno de España o, al menos, acercarnos a países como Alemania, Francia o Portugal. En esta situación, es imprescindible ser coherente y acelerar no solo en los objetivos, sino también en las medidas”, opina el director general de Anfac, José López-Tafall. Entre esas medidas está la aceleración de la instalación de puntos de carga rápida, para lo que hace falta, según la patronal, fijarse objetivos claros año a año.

Un gran déficit en la carga rápida

Otro de los grandes problemas de la red de recarga pública en España es la escasa cantidad de puntos de carga rápida existentes. Apenas el 1,8% de las estaciones operativas al finalizar junio permitían cargar el coche en menos de media hora. La inmensa mayoría, un 82,9% de los más de 15.700 puntos que hay, tenían una potencia de como mucho 22 kW, que tienen un tiempo de carga de un mínimo de tres horas. En el caso de los puntos con potencias iguales o superiores a los 250 kW (que ofrecen tiempos de carga inferiores a los 15 minutos), la comunidad con mayor cantidad es Madrid, con 32, por delante de Valencia, con 23; Andalucía, con 17, o Cataluña, con 16.

Normas
Entra en El País para participar