Los tripulantes se quejan por las mascarillas en vuelos: “Llevarlas ya es solo una pose”

Los sindicatos Sitcpla y Stavla reclaman a las ministras de Sanidad y de Transportes que esta prevención pase de obligatoria a voluntaria en España

Viajeras y TCPs con mascarilla a bordo de un avión de Iberia.
Viajeras y TCPs con mascarilla a bordo de un avión de Iberia.

Dos de los sindicatos con peso entre los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de las aerolíneas con actividad en España, Sitcpla y Stavla, han demandado esta mañana la urgente retirada de la obligatoriedad de usar mascarilla en los vuelos que parten o llegan a este país.

Lo han hecho a través de una carta dirigida a la Ministra de Sanidad, Carolina Darias, y a la titular de Transportes, Raquel Sánchez, en la que indican que “el Gobierno de España pretende que sigamos llevando la mascarilla en lo que ya solo constituye una pose”, y añaden que “tenemos que dar mascarillas a decenas de pasajeros que al embarcar no las traen, que no aceptan de buen grado que en una compañía no la deben llevar y en otra sí, y más: tenemos que actuar de policía a bordo, recordándoles uno a uno y por megafonía que la utilicen”.

La Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA) levantó el pasado mes de mayo la recomendación de uso obligatorio de las mascarillas en los aviones, que estuvo vigente desde el 17 de junio de 2020. Y Sitcpla y Stavla argumentan ante las ministras que la mayoría de los países de la UE han dejado de exigirla sin que ello haya supuesto “repunte alguno de contagios a bordo de los aviones”. Pese a todo, la EASA deja en manos de los Gobiernos el desmontaje de las medidas para frenar los contagios por Covid-19.

En España este ha sido un asunto más que sensible como polo de atracción de turismo y después de reiteradas críticas vertidas por la presidenta de la Comunidad de Madrid, la popular Isabel Díaz Ayuso, contra el aeropuerto de Madrid-Barajas. De esta infraestructura se dijo que era poco menos que un coladero de coronavirus. Meses después, el operador Aena ha recibido reconocimiento internacional por la gestión de sus plazas durante la pandemia.

“Nuestros pasajeros llegan al aeropuerto sin mascarilla, esperan y embarcan por las pasarelas sin mascarilla, pero al entrar en el avión deben ponerse la mascarilla. El absurdo está servido”, se quejan los representantes sindicales del personal de asistencia en vuelo. “En los cines, en Sanfermines, en los conciertos masivos, en los bares, etcétera, las personas vamos sin mascarillas ¡Pero en el avión, no! Y ya no lo entiende nadie, empezando por los pasajeros, ciudadanos de dentro y fuera de la UE”, se puede leer en la carta también remitida a los medios.

Como remarcaron las compañías aéreas durante las peores fases de la pandemia, los aviones cuentan con sistemas de flujo laminar del aire, de arriba a abajo, y con filtros de alta limpieza, los denominados HEPA, que consiguen que la atmósfera a bordo sea más limpia que la de un quirófano.

Los sindicatos recuerdan la lucha en los inicios de la crisis sanitaria para que los TCP fueran equipados con equipos de seguridad ante el Covid, pero reconocen que “ahora todo ha cambiado”. También apuntan que hay aerolíneas con certificado de operador extranjero que “inaplican la obligatoriedad de las mascarillas, de modo que un pasajero puede ir hoy a Dublín en una compañía famosísima irlandesa de bajo coste sin mascarilla y, sin embargo, vuelve con mascarilla de allí a Madrid ¿Alguien le encuentra sentido a esto?”.

Desobediencia y mofa, concluyen los sindicatos, son algunas de las reacciones de los viajeros cuando los TCP conminan al uso de la mascarilla. “Pedimos la retirada inmediata de las mascarillas a bordo, dejándolas solo como una recomendación”, finaliza la carta a Darias y Sánchez.

Normas
Entra en El País para participar