La banca saca brillo a su oferta de productos con el alza de tipos

Aviva la competencia por retener a los mejores clientes con hipotecas a tipo fijo ante el avance del euríbor

No tiene prisa por remunerar más los depósitos y concentra esfuerzos en vender fondos conservadores

La banca saca brillo a su oferta de productos con el alza de tipos

La subida de los tipos de interés está devolviendo la agitación a las oficinas bancarias por primera vez en mucho tiempo. Los largos años de tipos al cero habían definido un escaparate bancario de sota, caballo y rey. La salsa estaba en cierta competencia en las hipotecas, con tipos cada vez más bajos a medida que se ampliaban sin fin los estímulos del BCE, y en ir ampliando la clientela en fondos de inversión y seguros, productos que generaban valiosos ingresos por comisiones para unos márgenes de negocio cada vez más menguantes. Ni rastro de rentabilidad en los depósitos, pese a ser el producto de ahorro favorito de los españoles.

Con tipos al cero, el margen de agresividad comercial quedó bajo mínimos, a la espera del maná de las alzas de tipos. El momento tan deseado por el sector ha llegado, el aumento de los tipos de interés está yendo a una velocidad que supera todas las previsiones y augura un notable repunte en los márgenes de intermediación de los bancos. También traerá un inevitable efecto adverso, cuya magnitud aún es incierta, en las provisiones por morosidad y en la disminución del ahorro por la desaceleración. Cuidado con las plegarias atendidas.

La banca se prepara en cualquier caso para sacar partido de las alzas de tipos, cuyo aumento está empezando a calar en toda la oferta de productos, que en algunos casos modifican sus condiciones semana a semana al paso del volátil mercado de deuda. El precio de las hipotecas ha subido con fuerza en los últimos meses y el repunte del euríbor es probablemente el efecto más directo en el bolsillo de los clientes. El dato del mes de septiembre va a dejar un encarecimiento histórico en la revisión anual de las cuotas y ha disparado el interés por el tipo fijo.

Las mejores ofertas a tipo fijo vuelan y son el nuevo campo de batalla para el sector. Los clientes más solventes y con mayor grado de vinculación, los más valiosos para una entidad, son los que pueden optar al precio más bajo en las hipotecas a interés fijo. CaixaBank, líder del mercado hipotecario con una cuota superior al 20% en la nueva producción, mantiene su apuesta por el tipo fijo en hipotecas. “Creemos que es la oferta más conveniente por su sencillez, transparencia y protección”, señalan en la entidad.

La oferta hipotecaria es cada día más personalizada ante la volatilidad de los bonos

El tipo variable se ve ahora sujeto a la fuerte subida del euríbor aunque con una perspectiva de largo plazo, y en función del interés contratado, puede ser más atractivo que el fijo. Frente a la apuesta declarada por el fijo de CaixaBank, el resto de entidades defiende ambas opciones según cada caso. La subida alocada de los tipos está generando una oferta cada vez más personalizada y entidades como ING, tradicionalmente con una oferta bien definida, han optado por eliminar de su web las condiciones de sus hipotecas y por negociarlas caso por caso.

Los mayores tipos de interés también están agitando el escaparate de los fondos de inversión. Pese al mal año tanto en Bolsa como en renta fija, los fondos continúan atrayendo dinero gracias a que la banca ha engrasado su maquinaria comercial con este producto. A septiembre, los fondos suman en España 23 meses consecutivos de entradas de dinero.

Los bancos coinciden en ofertar ahora a sus clientes fondos de deuda. “La renta fija ya cotiza buena parte de las subidas de tipos esperadas para el BCE, por lo que los productos que tienen una mayor componente de bonos europeos ofrecen valor. Los productos garantizados o de rentabilidad objetivo ofrecen oportunidades de inversión especialmente para los clientes más conservadores”, señalan en Sabadell.

Desde Bankinter añaden que “la renta fija pública y privada presenta ahora oportunidades atractivas”. Y en CaixaBank también lo tienen claro. “En este escenario de subidas de tipos hemos identificado una oportunidad para lanzar una serie de fondos que invierten en deuda pública de España e Italia”, explican en el banco. Su gestora ya ha lanzado en los últimos meses cinco fondos de esta tipología.

La apuesta de los bancos por los fondos de inversión conservadores –ya sean de renta fija o rentabilidad objetivo– es la respuesta a por qué el alza de tipos apenas está calando en la remuneración de los depósitos. Sí se aprecia una reacción, con mejoras de rentabilidad, entre los bancos online y las fintech, aunque las mejores ofertas apenas lleguen al 2% TAE a un año. Una gota de agua para un volumen de ahorro de 930.000 millones de euros y una inflación del 9%. La gran banca, verdadero motor del mercado, se mantiene por ahora al margen de cualquier conato de guerra del pasivo. Aunque no descuida la ofensiva de las entidades online y ha recurrido de momento a ofertas puntuales para captar nóminas.

 

Normas
Entra en El País para participar