Los Inspectores de Hacienda critican el uso electoral de las medidas tributarias

Consideran que las medidas presentadas por el Gobierno son positivas desde el punto de vista de la progresividad

Una oficina de la Agencia Tributaria
Una oficina de la Agencia Tributaria

Tras conocerse las medidas, las reacciones no se hicieron esperar. Dentro del ámbito más técnico, la Asociación de Inspectores de Hacienda criticó el uso electoralista del sistema fiscal por parte de los partidos políticos. “Las rebajas o subidas de impuestos se deben realizar en función de las necesidades del gasto público, adaptado a las necesidades del país”, advierten desde la asociación.

Según afirman, la bajada de impuestos a las rentas bajas y la subida a las altas es “positivo” ya que es un mandato constitucional el “diseño de un sistema progresivo”.

Tras dos grandes informes de reforma del sitema tributario, los inspectores advierten de que España tiene la necesidad de una reforma en profundidad, y no de parches de corte electoralista. La asociación también mostró su preocupación por “los constantes cambios en la fiscalidad, que generan incertidumbre y alejan a los inversores de nuestro país”.

Para los inspectores, el nuevo impuesto debe evitar reproducir los problemas que tiene el de patrimonio y no ser tan vulnerable a su elusión mediante una sencilla planificación fiscal, que provoca que los que más tienen no paguen, y termine soportándolo un sector de la clase media, que no tiene dimensión suficiente para crear una estructura societaria que eluda la tributación.

Reacciones políticas

El vicesecretario de economía, Juan Bravo, criticó al Gobierno por “copiar” las medidas que comenzaron a aplicar las comunidades autónomas gobernadas por el PP, aunque dio la “bienvenida” a la propuesta a esperas de ver “cómo está redactada”, con el objetivo de evitar que las medidas tomadas por las comunidades queden “diluídas”. El portavoz del grupo socialista, Patxi López, retó los populares a posicionarse sobre las nuevas medidas fiscales que, asegura, “benefician al 99,8% de los ciudadanos”.

El presidente del PP, Alberto Núñez-Feijóo, afirmó que la medida es “decepcionante y escasa” y lamentó que la rebaja no llegue este año y no afecte al IVA de los alimentos. “Si el Gobierno aplica lo que ha dicho esta mañana [por ayer] los españoles han de saber que no le van a rebajar sus impuestos en el año 2022 cuando el Gobierno tiene el nivel de recaudación más alto de los últimos años”, reclamó Feijóo.

Socios de coalición

Los socios de coalición se jactan de haber conseguido medidas fiscales “mucho más ambiciosas de lo que inicialmente estaba previsto”. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, asegura que este paso era “condición ‘sine qua non’” para un pacto para los presupuestos generales del Estado de 2023 en el que seguirán trabajando”.

ERC y EH-Bildu, partidos que apoyan al Gobierno en el parlamento, ven con buenos ojos la medida. Bildu cree que el Ejecutivo va en la buena dirección con el nuevo paquete de medidas fiscales, aunque exigirán al Gobierno que no utilice “subterfugio jurídico alguno que intente sortear o inhabilitar” la capacidad fiscal del País Vasco. Esquerra Republicana, a través de su portavoz, Grabiel Rufián, reconoció que el plan de medidas fiscales “suena bien”, y que es “algo que hemos pedido por activa y por pasiva”.

Normas
Entra en El País para participar