El ‘nuevo Soros’ logra un 145% de retorno apostando contra Reino Unido

El gestor británico de fondos de cobertura lleva años alertando de los efectos de la inflación

Crispin Odey, gestor de fondos británico.
Crispin Odey, gestor de fondos británico.

El mítico inversor George Soros fraguó su leyenda con una agresiva apuesta contra la libra esterlina, que torció el brazo al poderoso Banco de Inglaterra. Justo cuando se cumplen 30 años de aquel evento (sucedió en septiembre de 1992) otro gestor de fondos está siguiendo los pasos de Soros. Y se está haciendo de oro.

El discípulo aventajado es Crispin Odey, uno de los gestores de fondos de inversión libre (hedge funds, en la jerga) más conocidos de Reino Unido. Este año, su fondo de referencia ha logrado un estratosférico 145% de rentabilidad apostando contra la deuda pública británica.

Apostar contra el precio de los bonos del Estado, o ponerse en corto, ha sido una de las operaciones del año, ya que el aumento de la inflación obliga a los bancos centrales a subir los tipos de interés más agresivamente de lo que se preveía incluso hace unos meses, y los inversores se deshacen de los bonos.

La rentabilidad del bono británico a 10 años ha escalado hasta el 4,11%, su máximo desde julio de 2011, después de que el Banco de Inglaterra subiera los tipos y dijera que pronto empezaría a vender deuda pública. La rentabilidad a 10 años se ha disparado unos 270 puntos básicos en 2022, y se encamina a su mayor subida anual desde 1994. Los rendimientos se mueven de forma inversa a los precios de los bonos.

Odey, cuya empresa homónima, Odey Asset Management, gestiona 4.000 millones de libras (4.570 millones de euros) en activos, cree que el aumento de la inflación ha llegado para quedarse y que los bancos centrales tendrán que subir los tipos más rápido.

El desplome del valor de la deuda pública británica ha golpeado también al valor de su divisa, la libra esterlina. "No creo que podamos empezar a ver aún subidas en la libra", ha explicado hoy Odey al diario Financial Times. El inversor no descarta que se pueda llegar a la paridad frente al dólar, algo que nunca antes ha sucedido.

Crispin Odey, que fue uno de los principales defensores del Brexit, saltó a la fama durante la crisis financiera de 2008, cuando hizo una fortuna vendiendo acciones bancarias. Es conocido por su volatilidad, ya que su fondo registra regularmente ganancias o pérdidas anuales de dos dígitos.

El gestor de hedge funds, reconocido donante del partido conservador británico, también ha logrado fuertes retornos comprando acciones de compañías petrolíferas y mineras de carbón cuyos precios habían caído mucho por la exclusión en fondos concienciados con el medio ambiente. 

Normas
Entra en El País para participar