El primer ensayo para acabar con los desiertos alimentarios de la España vacía

La Exclusiva se ha aliado con Dia para dar acceso a productos frescos y de calidad a los municipios despoblados

Cuentan con 2.000 clientes fijos y planean replicar el proyecto en siete provincias

Victoria deja el pedido a Adela en la puerta de su casa, en Espejo de Tera, Soria.
Victoria deja el pedido a Adela en la puerta de su casa, en Espejo de Tera, Soria.

Alejandro Guzmán, de Pedrajas, o Adela del Campo, de Espejo de Tera, son algunos de los más de 15.000 vecinos de Soria que viven en municipios sin tienda de alimentación. “Hay mucha gente que no puede bajar a la ciudad todos los días”, lamenta el primero. Por suerte, ya no les hace falta.

Desde 2014, La Exclusiva, un emprendimiento social impulsado por la soriana Victoria Tortosa, se encarga de proveer a los vecinos de estos pueblos de todos los servicios que habían dejado de ofrecerles. “Mi socio y yo teníamos siete tienditas pequeñas en pueblos de la provincia, pero nos dimos cuenta de que el negocio tradicional había dejado de ser sostenible y no cumplía el objetivo de abastecer a la población para permitirles quedarse a vivir en su casa. Se nos ocurrió darle una vuelta y convertirlo en lo que nosotros llamamos logística social, con el objetivo de llegar a más pueblos y que toda esa gente no tenga que abandonar su casa”, resume Tortosa. Empezaron con siete pedidos, seis meses después ya tenían 250 y, actualmente, cuentan con 2.000 clientes fijos. De hecho, han conseguido que 12 personas vuelvan al pueblo gracias a sus servicios.

La Exclusiva se encarga de cubrir todas las necesidades básicas de sus vecinos, desde la compra diaria hasta la rehabilitación de la vivienda, el desplazamiento de muebles y electrodomésticos o la presentación de documentos en el registro público. “Todo lo que os podáis imaginar, todo lo que necesiten, se lo llevamos una vez a la semana”, aclara la fundadora del proyecto.

Alejandro recibe su compra en la puerta de su casa de manos de Victoria.
Alejandro recibe su compra en la puerta de su casa de manos de Victoria.

Aun así, el acceso a la alimentación sigue siendo la principal demanda de quienes habitan la llamada España vacía, y Dia se ha convertido en su gran aliado en este sentido. Desde 2021, la distribuidora internacional y La Exclusiva colaboran juntas en el propósito común de llevar el supermercado a la puerta del consumidor. La responsable de sostenibilidad del Grupo Dia, Alma Román, asegura que “no se trata de abrirse online al mundo rural porque no llegaría muy lejos”, sino de hacer una actividad individualizada y familiar. “No buscamos hacernos ricos a partir de esto y engrosar la cuenta de resultados, pero sí que nos parece muy importante que la operativa sea sostenible porque creemos que es la forma de que podamos hacerla escalable. A través de garantizar la alimentación en todos los rincones de España es como podemos tener un impacto diferencial como compañía”, afirma.

En su primer año de unión comercial, Dia y La Exclusiva han hecho posible que más de 7.000 familias en municipios de las áreas rurales, como Guzmán, tengan semanalmente acceso a productos frescos y de calidad (con cestas que rondan entre los 50 y los 100 euros). “Estamos muy agradecidos a este servicio porque no hay nadie más que nos atienda”, reconoce el vecino de Pedrajas mientras recoge con prisa su pedido antes de ir a buscar a su nieta. Dentro de las bolsas hay desde productos de primera necesidad, como pan de molde, patatas, pasta o dentífrico, hasta caprichos como regaliz, chocolate y golosinas. “Victoria nos trata fenomenal”, comenta.

Los trabajadores de La Exclusiva recogen en un Dia de Soria los pedidos para sus clientes.
Los trabajadores de La Exclusiva recogen en un Dia de Soria los pedidos para sus clientes.

Los clientes le hacen llegar sus demandas por teléfono o depositando una lista en los buzones que se han colocado en las localidades de la ruta. “El modelo de negocio es que nosotros cobramos al proveedor un porcentaje sobre el volumen total de ventas al mes, con lo que pagamos la gasolina y a los trabajadores. No necesitamos ningún sitio de almacenaje porque en este caso lo almacena Dia. A ellos les permite llegar a todas esas personas a las que no llegaba y a nosotros vivir y cumplir nuestro objetivo sin que el coste sea tan alto que no sea sostenible económicamente”, explica Tortosa.

A día de hoy, su equipo cuenta con cuatro rutas de reparto que incluyen 300 núcleos de población, entre los que se encuentran los alrededor de 5.000 residentes de los considerados “desiertos alimentarios” (donde hace falta recorrer más de 15 km para llegar a una tienda de retail organizado). Pero su intención, como la de Dia, es replicar el modelo en otras siete provincias: Burgos, Palencia, Guadalajara, Segovia, Teruel, Cuenca y León. Tortosa dice que los que están solos son los pueblos, no los mayores, que generalmente gozan de familia aunque sea fuera del pueblo y, gracias a ella, tienen la tranquilidad de que van a visitarles todas las semanas.

Quitar el miedo a la tecnología

El primer ensayo para acabar con los desiertos alimentarios de la España vacía
  • Cambio. La pandemia trajo consigo nuevas demandas a los pueblos, según explica Victoria Tortosa: “El uso de móvil de nueva generación antes no lo veían como una necesidad y ahora sí”.
  • Formación. Sin embargo, la población de estos entornos, la mayoría envejecida, encuentra difícil el uso de estos aparatos. Por eso, La Exclusiva colabora también con la empresa Luis Mundo Digital en el centro de formación ambulante Pixie by La Exclusiva. La iniciativa, apoyada por la Fundación Cáser, busca reducir la brecha digital en el medio rural a través de 40 microformaciones de dos horas basadas en el uso del smartphone y sus múltiples aplicaciones.
Normas
Entra en El País para participar