Volkswagen se plantea trasladar producción fuera de Alemania por los cortes de gas

El grupo automovilístico asegura que es una posibilidad a medio plazo

Logo de la automovilística Volkswagen.
Logo de la automovilística Volkswagen. Reuters

El grupo automovilístico Volkswagen se plantea trasladar producción fuera de Alemania y de Europa del Este en el medio plazo en el caso de que la escasez de gas natural persista en el tiempo. Así lo ha señalado Geng Wu, el jefe de compras del consorcio alemán, que ha mostrado su preocupación por los cortes de gas ruso, según una información de Bloomberg.

"Como alternativas a medio plazo nos estamos centrando en mejores localizaciones, reubicar capacidad de producción o alternativas técnicas similares a lo que ya es común en el contexto de los desafíos relacionados con la escasez de semiconductores y otras interrupciones recientes en la cadena de suministro", ha explicado el directivo de la compañía.

Además de las plantas alemanas, los países que se podrían ver afectados por una deslocalización de la producción de VW son Eslovaquia y República Checa, dos naciones muy dependientes del gas ruso.

La decisión de Rusia de reducir el suministro de gas a Europa ha generado preocupación ante el escenario de que Alemania se vea obligada a hacer racionamientos energéticos en invierno. Las noticias recientes de que los niveles de almacenamiento de gas alcanzaron el 90% antes de lo previsto han aliviado los temores de una escasez aguda en los próximos meses, pero Alemania se enfrenta al desafío de reponer sus reservas durante el próximo verano sin las contribuciones de Rusia.

El suroeste de Europa o las zonas costeras del norte del Viejo Continente, que tienen mejor acceso a los cargamentos de gas natural licuado transportados por mar, podrían ser los beneficiados por cualquier cambio de producción, indicó un portavoz del consorcio alemán.

Además del problema de la escasez de gas, la automovilística ha expresado su preocupación ante el aumento descontrolado de los precios de la luz y la gasolina, y pidió a los políticos que tomen medidas al respecto. "De lo contrario, las pequeñas y medianas empresas intensivas en energía tendrán grandes problemas en la cadena de suministro y se verán obligadas a reducir o parar su producción", ha dicho Thomas Steg, jefe de relaciones exteriores de la compañía.

Normas
Entra en El País para participar