Renting tecnológico Ampliar foto
Renting tecnológico Pexels

Pago por uso, el renting de tecnología crece más que nunca

Una forma de disfrutar de los productos más avanzados

Comprar o alquilar el equipamiento informático o de movilidad de una empresa. Ese es el dilema actual de cualquier pequeña empresa que empieza. Hacen falta ordenadores potentes pero como buena star-up hay que optimizar los recursos y comprar sin más… no suena bien en los balances o análisis financieros. Al final se trata de elegir entre el Capex (gastarse todo de golpe) u Opex (gastarlo en cuotas fijas mensuales) y sacarlo de los balances habituales. Ya que optar por uno de estos renting nos da mucha más flexibilidad desde el punto de vista económico de la empresa, ya que una gran parte de esa inversión que se tendría que hacer de golpe, se puede disponer para otros aspectos de la economía de esta.

 Más allá de valoraciones fiscales y amortizaciones de la inversión, parece evidente que siempre va a ser una mejor decisión invertir el dinero poco a poco que de una vez, sobre todo si obtenemos los mismos servicios.

El renting evolutivo

En este nuevo segmento de adquisición de informática u smartphones nace un término denominado Renting Evolutivo. En el último ejercicio ese mercado ha crecido más de un 25% entre autónomos, pymes, y grandes empresas. Así nos lo confirma Iberent, una de las empresas especializadas en esta modalidad y que lleva más de 15 años con este asunto.

Personas consultando un móvil ampliar foto
Personas consultando un móvil Unplash

El sector de la educación ha sido el que más han aumentado su participación e interés, suponiendo más del 20%. El teletrabajo y los estudios mixtos, presenciales y de forma remota, han impulsado notablemente la adquisición de dispositivos electrónicos. Muchos centros y entidades educativas o empresas, han tenido que adaptarse a la nueva realidad afrontando estas inversiones con soluciones como la de Iberent. Precisamente por la gran flexibilidad que aporta el renting, es lógico que la zona centro de España haya disparado el crecimiento interanual, llegando a cotas de crecimiento de un 113%. Algo que puede tener una explicación sencilla en la pandemia de Covid, y sobre todo en la nueva filosofía de trabajo y estudios que se ha impuesto para poder convivir con ella.

Tecnología portátil, la más demandada

No cabe duda de que los dispositivos preferidos son los smartphones, los ordenadores portátiles y las tabletas, que al fin y al cabo son los más utilizados en el entorno empresarial.

De esta forma los empleados de las empresas siempre tienen acceso a la última tecnología y a los modelos más recientes, sin tener que hacer grandes inversiones cada dos o tres años. Factor clave en términos financieros. El resumen es que el parque móvil se renueva de manera más habitual y los empleados pueden ser más productivos al tener siempre las últimas herramientas. En paralelo no podemos olvidar otra de las principales ventajas, la de sacar estas adquisiciones que normalmente iban a los balances para convertirse, como decíamos al principio, en Opex.

Pero no solo estos dispositivos son los preferidos y los más atractivos a la hora de contratar un renting, sino que cada vez hay más soluciones al alcance de las empresas para incluir en estos planes. Como por ejemplo pantallas LED para todo tipo de negocios, que permiten renovar el aspecto visual de estas empresas, y también mejorar la comunicación en el punto de venta y en general todo lo visual de este. También los cajones de cobro automatizados se están colando entre los productos más interesantes a la hora de hacerse con equipamiento mediante renting.

Persona usando un móvil ampliar foto
Persona usando un móvil Unplash

Más allá de la financiación tradicional

Está claro que las soluciones de renting evolutivo ayudan a crear un ecosistema empresarial más equilibrado y cercano, sin olvidar que a lo largo de la vida útil del equipo disponen de un trato personalizado, desde el primer al último día del contrato suscrito.

De esta forma se consigue que las empresas se sientan siempre arropadas no solo a la hora de contratar un plan de renting, sino que el acceso a la tecnología sea siempre el más flexible y operativo posible, contribuyendo así a mejorar los resultados y la productividad.

Es en este aspecto Martinez Chief Sales & Marketing Officer de Iberent nos comenta que "El renting tecnológico se está convirtiendo en la “sana servidumbre” de la tecnología” apuntando que “hoy empresas y usuarios estamos acostumbrados a pagar por una suscripción de un servicio como Netflix, Spotify” por lo que el uso de esas cómodas cuotas permite “hoy tener un iPhone y renovarlo cada 14 meses gracias a BeOne de Iberent, pagando una cuota mensual y disponer de la última tecnología para ser más eficiente”.

Por tanto, la idea es convertir el uso del móvil, la tableta o el PC en un gasto mensual más, un nuevo paradigma financiero-tecnológico donde soluciones como la de como Iberent, permiten estar a la última evitando hacer un gran desembolso inicial.

 

Normas
Entra en El País para participar