La gran banca de EE UU se blinda ante el crédito moroso y provisiona 4.500 millones de dólares

Las seis grandes entidades pasan de liberar 17.400 millones a hacer acopio de reservas

Provisiones bancos EEUU Pulsar sobre el gráfico para ampliar

Los grandes bancos estadounidenses se ha pertrechado frente a un aumento del crédito moroso ante las perspectivas de deterioro macroeconómico. Y es que JP Morgan, Goldman Sachs, Bank of America, Citi, Morgan Stanley y Wells Fargo sumaban provisiones por 4.521 millones de dólares al cierre del primer semestre de 2022. Una situación que contrasta con la liberación de 17.408 millones que sumaban las seis entidades en el mismo periodo del año anterior, después de la pandemia del Covid-19.

En general, en sus últimos informes trimestrales, los bancos explican que este aumento de provisiones para posibles pérdidas por préstamos a clientes se deben a la alta inflación, la guerra en Ucrania y los tambores de recesión en el país norteamericano. En el mes de julio la inflación en EE UU moderó hasta el 8,5%, pero se mantiene en un nivel alto pese a las continuas subidas de tipos por parte de la Reserva Federal para intentar combatirla y que actualmente se sitúan en un rango de entre el 2,25% y el 2,5%.

JP Morgan señala en su informe trimestral que el aumento de provisiones estuvo impulsado por "el incremento de la probabilidad de riesgos debido a la alta inflación y la guerra en Ucrania, así como la exposición asociada a Rusia". Se trata del banco que más provisiones dotó en el semestre y suma 2.564 millones de dólares, más de la mitad de las reservas constituidas entre los seis grandes bancos. La entidad cerró un segundo trimestre por debajo de las expectativas y tras provisionar 1.101 millones, decidió frenar los programas de recompras de acciones para cumplir con los nuevos requisitos de capital más estrictos impuestos por la Reserva Federal.

Por su parte, Goldman Sachs mantiene provisiones por 1.228 millones. La entidad indica en sus cuentas que, en parte, ese colchón refleja el crecimiento de la cartera (principalmente en tarjetas de crédito) y el impacto de "amplias preocupaciones macroeconómicas".

De igual forma, Bank of America, que tiene provisionados 471 millones por posibles deterioros en los préstamos, señala que el acopio de liquidez vino impulsado "principalmente por el crecimiento de los préstamos y una perspectiva macroeconómica desalentadora".

Citi, que liberó más de 6.200 millones en el primer semestre del año pasado, tiene reservas por 307 millones. Morgan Stanley, que tiene provisonados 158 millones, señala igualmente que se debe a "un aumento de la cartera".

Wells Fargo es único de los grandes bancos estadounidenses que aún ha continuado liberando provisiones realizadas durante la pandemia. No obstante, en el segundo trimestre hizo acopio de 580 millones para posibles pérdidas crediticias

A finales de junio, la Reserva Federal impuso mayores niveles de capital a JP Morgan, Bank of America y Citigroup tras realizar los test de estrés para valorar la capacidad de resistencia ante un escenario adverso, según informó FT. De esta forma, el nuevo requisito de CET1 de JP Morgan es del 12%, frente al 11,2%, mientras que el de Bank of America aumentará del 9,5% al 10,5% y el de Citi pasará del 10,5% al 11,5%. Además, JP Morgan y Citi, junto con Goldman Sachs, también estarán sujetos a un recargo adicional en sus requisitos de capital CET1 de 50 puntos básicos a partir del próximo año debido a su condición de bancos de importancia sistémica.

Normas
Entra en El País para participar