¿Qué formas de pago legales se pueden poner en una factura?

El usuario puede pagar por transferencia, aplazar el pago o pagar con tarjeta, entre otras modalidades

formas de pago

Los pagos en efectivo tienen un límite. La Agencia Tributaria establece que no se pueden efectuar pagos en efectivo que superen los 1.000 euros ni los 10.000 cuando quien realice el pago no tenga domicilio fiscal en España. En caso de no cumplir con la normativa, el usuario podría exponerse a importantes sanciones.

En ese sentido, una factura se puede abonar de distintas maneras. Las más comunes suelen ser el pago por anticipado, el pago aplazado, el pago al contado, pago con tarjeta o pago con transferencia bancaria. También hay casos en los que la factura se puede abonar en metálico, detallan desde iAsesoría.

El efectivo, en desuso

Cabe recordar que aunque los pagos de las facturas se puedan realizar en metálico esta modalidad de pago está en desaparición para evitar fraudes.

Por otro lado, el pago anticipado se realiza cuando el proveedor exige que antes de la entrega del bien o de la prestación del servicio, se abone la factura. Los hay que solicitan el importe total o un adelanto del monto total.

El pago anticipado se emplea generalmente para financiar parte del coste de la operación debido al gran coste de la operación o por los plazos de pagos posteriores.

Otra modalidad de pago de las facturas es el pago al contado. En este caso, el pago se realiza justo cuando se realiza la operación. Aquí es habitual realizarlo cuando interviene en la operación un particular o en el caso de que no exista confianza para dejar pagar el importe a crédito.

Existen ocasiones en las que se permite realizar un pago aplazado. Este tipo de pago sucede cuando se permite abonar parte del importe a posteriori a la entrega del bien o del servicio. En este caso, lo habitual es pagar a 30 días y una vez se cumple el plazo se abona la totalidad de la factura. También puede realizarse este pago en distintos plazos. Para ello, el vendedor fijará una serie de fechas de abono.

Una de las modalidades de pago más habituales es con tarjeta bancaria. Aquí el pago se produce de forma inmediata. Este pago se realiza mediante un datáfono, ya sea con la tarjeta física o con una tarjeta virtual vinculada al móvil.

Por último, se puede proceder al pago con tarjeta bancaria. En este caso, el comprador realiza una transferencia desde su cuenta hasta la del vendedor. Es muy habitual cuando el importe sea muy elevado, como puede ser al comprar un coche.

Normas
Entra en El País para participar