Este verano, la falta de camareros se cubre con soluciones digitales

Los hosteleros encuentran en la realidad aumentada, el ‘big data’ y el metaverso un potente aliado ante la escasez de empleados

Bar tecnología
Getty Images

Imagine sentarse a la mesa para comer en un restaurante con un familiar que se encuentra en la otra punta del mundo, que al consultar la carta pueda ver en tres dimensiones las propuestas del chef antes de pedirlas, o que sea capaz de construir su propio plato de ensueño desde su casa a través de la realidad aumentada. “Esto está más cerca de lo que creemos”, asegura Víctor Javier Pérez, director del Metaverse Executive Program de la escuela de transformación digital ISDI.

El sector gastronómico está ahora en pleno apogeo de experimentación con tecnologías como la realidad virtual y aumentada, la web 3.0 y el big data o con eso de ofrecer experiencias culinarias en el metaverso.

Sin embargo, “hay que ser realistas”, afirma Pérez, “no todos los restaurantes pueden asumir estas tecnologías”. Las grandes casas apuestan por la transformación digital para diferenciarse y ofrecer el servicio más puntero a sus comensales, mientras que el resto de mortales se enfrenta a un gran problema, cuya solución también puede pasar por el universo digital.

La industria ‘foodtech’

La falta de personal es una de las principales amenazas a las que se enfrenta el sector. Según la Federación Española de Hostelería, este verano se necesitan alrededor de 50.000 camareros y cocineros más para cubrir la demanda de restauración en España.

“El problema son los picos de trabajo por temporada”, explica Lázaro Cáceres, socio fundador de la app Foodtic. “Falta un poco de ánimo en el personal porque muchos de ellos son estudiantes que buscan algo temporal”, agrega Cáceres.

El 63% de los hosteleros desconoce lo que las ‘foodtech’ pueden ofrecerle

Ante esta ausencia de profesionales, la transformación digital aparece como aliado para la mayoría de los hosteleros. Según el estudio Las claves sobre la digitalización en hostelería, realizado por Hostelería de España, para el 51% de los encuestados la digitalización es clave, mientras que el 35% también la considera muy importante en sus negocios, aunque aún no se hayan puesto manos a la obra.

En este sentido, “el Kit Digital promovido por el Gobierno ha abierto los ojos a muchos empresarios del sector que no tenían los recursos ni el conocimiento de que existiera este tipo de herramientas para que la gestión de sus locales pudiera ser más efectiva”. Así lo entiende Roberto Ayala, jefe de soporte técnico de Last.app. En efecto, según la encuesta de Hostelería de España, el 63% de los empresarios no está al tanto de lo que la industria foodtech puede ofrecerle.

Las ayudas del Kit Digital son una oportunidad para integrar estas herramientas

Hablamos de herramientas para facilitar la actualización de la carta, reducir los tiempos de espera, disminuir los errores en los pedidos, crear promociones y descuentos puntuales o vincular el negocio a redes sociales, app o web. En este ámbito aparecen solu­ciones como Foodtic o Last.app, una startup española dedicada a la creación de soft­ware para que los restaurantes puedan gestionar todos sus servicios desde una única plataforma.

El objetivo “no es quitarle el trabajo a la gente”, según Ayala, sino “reducir la carga de estrés del personal de sala”, como apunta Lázaro Cáceres. En definitiva, mejorar las condiciones de trabajo. Ante el paradigma de la falta de trabajadores, lo digital viene a la mente del hostelero en apuros. “El problema es que en los negocios más pequeños, continúa el miedo a lo desconocido”, concluye Ayala.

Barra de recursos

Ecosistema. “No es solo una aplicación, es un ecosistema donde todos los servicios giran en torno a un solo software, una sola app”, explica Roberto Ayala, jefe de soporte técnico de Last.app. Incluye un software TPV, integrador de delivery, tienda online, sistema de reservas, gestión de flotas o marcas virtuales, entre otras soluciones.

WineAdvisor. Es una plataforma tecnológica que busca incentivar el consumo de vino añadiendo nuevas herramientas a las cartas tradicionales en forma de una aplicación interactiva. “Contamos con una base de datos global con más de 80.000 referencias y una consola de gestión de la bodega de vino en tiempo real”, señala Jorge Cascajares, director de desarrollo de negocio de WineAdvisor.

Análisis de datos. “Ser más sofisticado en este ámbito está más reservado a grandes empresas”, considera Víctor Javier Pérez, de la escuela de transformación digital ISDI. Los restaurantes con mayor capacidad apuestan por tecnologías como el análisis de datos para saber en qué momento tienen más afluencia, cuáles son los platos más solicitados o cómo organizar los horarios del personal de manera óptima. Según el experto en digitalización, ya podemos hablar también de la llegada a la gastronomía de la realidad aumentada, realidad virtual y de la posibilidad de comer en el metaverso. “Son experiencias donde se trasciende el concepto de la comida”, añade Pérez.

Normas
Entra en El País para participar