Inmobiliario

Inditex y Endesa sustituyen a BBVA como principales inquilinos de Merlin

La salida del banco reducirá en un 15% las rentas de la inmobiliaria. La energética es cliente de la socimi en Madrid, Barcelona y Sevilla

Merlin pulsa en la foto

Tras la recompra a Merlin Properties por parte de BBVA de 659 oficinas bancarias, la inmobiliaria ha reducido su tamaño y ha perdido a su principal cliente. Los mayores inquilinos de la socimi ahora son Endesa y el grupo Inditex, según se desprende de las cuentas semestrales de Merlin recientemente presentadas a la CNMV.

Por estas mismas fechas, el pasado año el banco presidido por Carlos Torres era el principal inquilino de la inmobiliaria, al representar el 15,9% de los 248,5 millones de euros semestrales ingresados por la socimi en rentas. A nivel anual, la salida de la entidad financiera le supone perder cerca de 80 millones en facturación.

La socimi comunicó en abril el acuerdo que había alcanzado con el banco, por el que se embolsó 1.987 millones, en un traspaso que incluyó también tres edificios singulares. Las oficinas han vuelto al perímetro de BBVA después de venderlas hace más de una década. Esos activos estaban alquilados por Merlin a la entidad financiera hasta 2040, en un contrato de obligado cumplimiento.

Esos ingresos extras han servido a Merlin para rebajar deuda: ha eliminado 670 millones del préstamo hipotecario de la cartera de BBVA, 850 millones de deuda sindicada y 548 millones de la cancelación del bono de 2022. Además de repartir dividendo extraordinario entre sus accionistas.

Adicionalmente, la inmobiliaria –que tiene a Ismael Clemente como consejero delegado– está apostando por entrar en la actividad de los centros de datos y ya ha comenzado el primer proyecto en Vitoria, a los que seguirán los anunciados de Madrid, Barcelona y Lisboa.

Merlin se dedica actualmente al alquiler de tiendas en centros comerciales, naves logísticas y oficinas. La empresa clasificaba el alquiler a BBVA en la actividad que llama net leases, una denominación que hace referencia a activos comerciales en contratos a largo plazo. Precisamente, la socimi también se desprendió el pasado año de otra de sus grandes carteras de net leases, una de supermercados ubicada en Cataluña y arrendada a Caprabo. La compró la inmobiliaria estadounidense Realty Income por más de 100 millones. La cadena de distribución suponía alrededor del 1,3% de los ingresos.

Después de la salida de BBVA, el principal inquilino de Merlin es Endesa, que aporta el 4,20% de las rentas en varios edificios y con contratos con vigencia en una horquilla de 2024 a 2030. La energética tiene su sede central en el edificio de Ribera del Loira en Madrid propiedad de la socimi, un inmueble que absorbió en la integración de los activos terciarios de Metrovacesa. Aunque también es casero de Endesa en las oficinas regionales de Barcelona y Sevilla.

El segundo gran inquilino, con un 3,30% de las rentas, es Inditex, al que la socimi arrienda tanto tiendas como activos logísticos.

Destacan también otros inquilinos como Técnicas Reunidas, la Comunidad de Madrid o Indra. Igual que PwC, ya que la consultora cuenta con su sede en Madrid en la conocida como Torre PwC, propiedad de la inmobiliaria. Igualmente, en ese rascacielos se ubica el Eurostars Madrid Tower de Hotusa, uno de los escasos hoteles que permanecen en la cartera de la socimi. Además, es casero de BPI, el banco filial de Caixabank, que cuenta con su cuartel general en un edificio de la plaza del Duque de Saldanha de Lisboa.

Otra de las consecuencias de la venta de la cartera de BBVA, es que el valor bruto de los activos de Merlin se ha reducido (hasta junio) un 12%, hasta los 11.390 millones, lo que ha provocado que Inmobiliaria Colonial supere en valoración del portfolio al alcanzar los 13.334 millones. Son las dos mayores inmobiliarias españolas cotizadas, solo superadas por el family office de Amancio Ortega, fundador de Inditex, que cuenta con propiedades por valor de 15.264 millones.

Normas
Entra en El País para participar