Transformación digital

Mojo Lens, tecnología ocular de realidad aumentada en un par de lentillas

La compañía estadounidense Mojo Vision ha desarrollado el primer prototipo de lentes de contacto inteligentes, que permite ver datos y gráficos del entorno a su portador

Simulación de las prestaciones de las Mojo Lens.
Simulación de las prestaciones de las Mojo Lens.

Conocer tus pulsaciones mientras realizas deporte, las reseñas del restaurante que tienes enfrente o las calorías de los ingredientes de la receta que vas a cocinar. Las posibilidades son infinitas. La empresa estadounidense Mojo Vision se fundó en 2015 con el objetivo de crear unas lentes de contacto inteligentes que permitieran a su portador acceder a datos y gráficos de realidad aumentada. Tan solo siete años después, Mojo Vision ya cuenta con un prototipo funcional que el propio CEO de la compañía, Drew Perkins, utilizó por primera vez el pasado 23 de junio.

Según Perkins, muchos no confiaban en el proyecto, mientras que otros le decían que para lograr un prototipo harían falta diez o veinte años. “El futuro ya está aquí. Lo he visto. Lo he usado. Funciona. Todo sucedió en los laboratorios de Mojo Vision en Saratoga, California, el 23 de junio de 2022, y fue la primera demostración ocular de una lente de contacto inteligente de realidad aumentada completa”, aseguró.

Las Mojo Lens incorporan una pantalla MicroLed de 14.000 píxeles por pulgada, de menos de 0,5 mm de diámetro y con un tamaño de píxel de 1,8 micras. Esta pantalla permite a su portador acceder a múltiples datos sobre todo aquello sobre lo que pose su vista.
Las lentillas también disponen de acelerómetro, giroscopio y magnetómetro, configurados para rastrear los movimientos oculares, y que las imágenes se mantengan fijas mientras el ojo se mueve.

No obstante, las lentillas no funcionan de manera independiente, sino que están conectadas de forma inalámbrica con un dispositivo colocado alrededor del cuello, que cuenta con una radio de 5 GHz y un procesador ARM Core M0 para comunicarse con el sensor de las Mojo Lens, y así transmitir contenido de realidad aumentada a la pantalla MicroLed.

Las características únicas de las Mojo Lens requerían un sistema de administración de energía especialmente diseñado para ellas, formado por micro baterías de grado médico y un circuito integrado de gestión de energía. La compañía también ha diseñado la interfaz de usuario, que rastrea los movimientos oculares para que el usuario acceda a los diferentes contenidos sin necesidad de utilizar los comandos de voz, aunque también podrían usarse.

Usuarios potenciales de las Mojo Lens

Para todos. Aunque suene a ciencia ficción, los promotores de las lentillas inteligentes aseguran que pueden facilitar la vida de cualquier persona, no solo a nivel laboral. Por ejemplo, puede mostrar dónde está esperando su taxi, o identificar quién es la persona que está llamando al timbre de casas

Bomberos. Podría indicar datos importantes como la ubicación de las personas atrapadas en un edificio en llamas o el nivel de oxígeno de su tanque. También podrían responder a llamadas sin necesidad de soltar la manguera o la herramienta que esté usando.

Servicios de emergencias. Las Mojo Lens les permitiría conocer la identidad del paciente, afecciones, ritmo cardiaco..., de un solo vistazo, agilizando considerablemente su trabajo.

Deportistas. Los atletas de alto nivel podrían obtener datos y estadísticas de sus entrenamientos y competiciones al instante, así como indicar si existe algún riesgo que le obligue a interrumpir la sesión antes de que pueda derivar en una lesión.

Personal de servicios. Mediante una base de datos, el conserje de un hotel puede identificar y saludar a los huéspedes que llegan, o un camarero puede ver rápidamente las comandas de sus clientes.

Problemas visuales. Pueden detectar el texto de una señal que está lejos y ampliarla para el usuario e incluso colocarla en la zona del ojo en que puede ver bien en caso de que tenga problemas de visión reducida.

“Mientras llevaba la lente y pensaba en los diferentes componentes y subsistemas, pensé que cada uno de nuestros equipos de desarrollo ha logrado un gran éxito dentro de sus propias disciplinas. Pero tener óptica, electrónica, sistemas mecánicos y software funcionando al mismo tiempo, y verlo con mis propios ojos, es un logro histórico”. Afirma, además, que las Mojo Lens representan “un paso importante para mejorar la vida de millones de personas”.

De momento, este prototipo solo proyecta gráficos monocromáticos, por lo que la empresa aún tiene trabajo por delante para alcanzar la experiencia completa de realidad aumentada. El producto también deberá cumplir varias fases, como la adaptación de las lentes para todo tipo de usuarios, así como la aprobación por parte de las autoridades sanitarias. Sin embargo, solo es cuestión de tiempo que las lentes de contacto inteligentes revolucionen el mercado de la tecnología de realidad aumentada.

Normas
Entra en El País para participar