La mujer más rica de China pierde la mitad de su fortuna en medio de la crisis inmobiliaria

El patrimonio de Yang Huiyan, heredera del imperio inmobiliario Country Garden, ha retrocedido hasta los 11.300 millones de dólares en los últimos siete meses

Yang Huiyan en 2016.
Yang Huiyan en 2016. ICHPL Imaginechina

La explosión de la burbuja inmobiliaria china empieza a revelar sus efectos sobre las fortunas más importantes del país. Yang Huang, la mujer más rica de China y heredera del imperio inmobiliario Country Garden, ha perdido la mitad de su patrimonio en los últimos siete meses, retrocediendo desde los 23.700 millones de dólares (unos 23.399 millones de euros) —que la situaban entre las más acaudaladas del mundo— hasta los 11.300 millones de dólares (11.154 millones de euros), en medio de los temores de que la crisis hipotecaria salpique a otra de las promotoras más grandes de China. 

Solo este miércoles, la fortuna de Yang Huang registró una caída de 2.000 millones de dólares, luego de que Country Garden anunciara su intención de vender acciones en descuento para recaudar 361 millones de dólares y afrontar así la escasez de efectivo. Hasta ahora, los proyectos de la promotora inmobiliaria no se han visto afectados por el boicot hipotecario que mantienen miles de familias en todo el país, que se niegan a seguir pagando sus préstamos ante la incertidumbre de si verán terminadas sus viviendas por las constructoras en apuros financieros. El monto total de estas hipotecas ronda los 300.000 millones de euros (un 1% del crédito hipotecario) y afecta a más de 300 proyectos inmobiliarios en China, entre ellos los del gigante asiático Evergrande. 

“A los inversores les preocupa que la crisis hipotecaria se extienda a Country Garden, a medida que aumenta el parón de los pagos", ha asegurado a Bloomberg Kenny Ng, estratega de Everbright Securities International en Hong Kong. “La empresa todavía tiene deudas significativas y registró en junio un menor crecimiento mensual de sus ventas, a pesar de que el sector de la construcción reanudó su actividad en China”.

Yang se convirtió a sus 25 años en la mujer más rica de China, luego de que su padre Yeung Kwok Keung, cofundador de Country Garden, le traspasara sus acciones en 2005 tras su entrada en la compañía como su asistente personal. Ahora, casi dos décadas más tarde, Yang es dueña de un 60% de la empresa, que registró un crecimiento meteórico durante el boom inmobiliario chino gracias a su eslogan "consigue una casa cinco estrellas". 

Pero el esfuerzo de China por controlar los precios de las viviendas y la política de "prosperidad común" impulsada por el presidente Xi Jinping han puesto fin a años de rápido crecimiento para una industria que representa alrededor del 70% de la riqueza de los hogares chinos. 

Y aunque las acciones de Country Garden se mantuvieron relativamente estables a principios de la crisis inmobiliaria, sus títulos se dirigen ahora a su peor mes desde 2011. En concreto, las acciones han caído un 15% este miércoles, el mayor retroceso desde marzo, poniendo fin al optimismo de los últimos dos días que había sido impulsado por el anuncio del Gobierno de que ayudaría a las promotoras inmobiliarias del país.  

El choque económico que ha sacudido a China aumenta el riesgo de los proyectos de Country Garden, que en su mayoría se encuentran en los llamados niveles 3 y 4, de acuerdo con la clasificación jerárquica de ciudades chinas, donde los compradores de viviendas tienen ingresos más bajos, lo que eleva la probabilidad de impago hipotecario y deja más expuesta a la compañía a la recesión de los mercados. 

Además, las ventas de la constructora cayeron casi un 40% hasta los 185 billones de yuanes (unos 27 billones de euros) en el primer semestre del año. Por ello, de acuerdo con Bloomberg, Country Garden se vería obligada a gastar 337 billones de yuanes (unos 49 billones de euros) más para poder entregar las viviendas que incluyó en la preventa pero que no logró reservar. 

Normas
Entra en El País para participar