El Panel de Funcas rebaja al 4,2% el alza del PIB en 2022 y aumenta al 7,9% el del IPC

Sitúa la inflación subyacente en el 4,6% y el 3,3% en 2022 y 2023

Panel Funcas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

La fuerte incertidumbre provocada por la crisis en los precios sigue rodeando a la economía europea y en consecuencia a la española. Por ello, todos los grandes analistas revisan estas semanas sus previsiones con un denominador común: habrá menos crecimiento y más inflación. Este miércoles le tocó el turno al Panel de Funcas. El consenso reunido por la Fundación de las Cajas de Ahorro revisó a la baja en una décima el crecimiento esperado del producto interior bruto (PIB) español para este año, hasta el 4,2%, mientras que aumentó al 7,9% su previsión de inflación media, un punto más que lo proyectado en la anterior estimación, publicada hace dos meses.

El Panel también prevé incrementos del 0,5% y 0,4% del PIB en los trimestres centrales y una media del 0,3% en el último, de nuevo por debajo de lo previsto en la publicación de mayo.

Según explicó Funcas, su panel de expertos estima que, “si bien los indicadores disponibles del segundo trimestre avanzan una aceleración del crecimiento, impulsado por los servicios, al final del año se frenará por el fuerte ascenso de la inflación y las incertidumbres derivadas de la guerra de Ucrania y su impacto en los mercados energéticos”. Estos factores, en paralelo, también aumentan la preocupación por las perspectivas económicas globales.

Asimismo, el menor ritmo de crecimiento esperado para la segunda mitad de 2022 repercutirá negativamente en la tasa prevista para 2023, que el Panel de expertos recorta en cinco décimas, hasta el 2,5%. De entre todos los panelistas, el Centro de Predicción Económica de la UAM es quien mejores perspectivas espera para el PIB en 2022, con un avance del 4,9%. El menor crecimiento de todos lo espera Repsol, con apenas un 3,7%.

En el apartado de los precios, además de subir al 7,9% su estimación de inflación media para 2022, el Panel aumenta al 3,1% la de 2023, nueve décimas más que en su estimación de mayo. La Fundación de las Cajas de Ahorro ya anticipó la semana pasada que el índice de precios al consumo (IPC), que cerró el mes de junio con un avance anual del 10,2% según el Instituto Nacional de Estadística (INE), se mantendría por encima de la barrera del 10% durante julio y agosto.

Funcas, de hecho, presenta la previsión más pesimista de todo el panel de expertos en cuanto a la inflación. La fundación, en concreto, prevé que el IPC general termine el año 2022 en una media del 8,8% anual. De todos los panelistas, quien mejores cifras espera para este indicador es Intermoney, con una tasa interanual media del 7,2%.

En la misma línea que con el IPC general, el Panel revisa en una magnitud semejante sus previsiones para la inflación subyacente, hasta el 4,6% y el 3,3% para 2022 y 2023, respectivamente. Este indicador no recoge los precios de los elementos más volátiles de la cesta, como los alimentos no elaborados y los productos energéticos, por lo que su ascenso evidencia la aparición de los efectos de segunda ronda, con un contagio del precio de la energía hacia otros productos.

Menos paro y menos déficit

El Panel de Funcas publicado este miércoles resaltó también mejoras en cuanto al mercado laboral y a los niveles de déficit público de España. Por un lado, señaló que “la positiva evolución del mercado laboral en la primera parte del año ha conducido a una revisión al alza de las previsiones de crecimiento del empleo y una rebaja de las de desempleo”.

En concreto, la tasa de paro media esperada para 2022 bajaría dos décimas, hasta el 13,5%, y descendería al 13,1% en 2023.

Por otro lado, los panelistas esperan una reducción del déficit público este año y el siguiente, con una mejora de tres y una décima, respectivamente, en relación al anterior Panel, de manera que el saldo negativo de las cuentas públicas sería del 5,2% del PIB en 2022 y del 4,7% en 2023.

Normas
Entra en El País para participar