Un tercio de los coches no podrán circular por Madrid a partir de 2025

El 33,2% del parque no tiene etiqueta y no podrá entrar a la capital

También tendrán restricciones en todos los núcleos urbanos de más de 50.000 habitantes en 2023

Edad media parque automóviles Pulsar sobre el gráfico para ampliar

El parque automóvil español continúa envejeciendo. Según datos de Anfac, la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones, la media de edad de los coches que circulaban por España al cierre de 2021 era de 13,5 años, lo que supone dos años más que la media europea. En total, por las calles y carreteras españolas circulan 29,9 millones de vehículos, de los que un 33,2% (unos 9,9 millones de automóviles) no cuenta con etiqueta de la DGT por ser demasiado antiguos.

Esto supone que un tercio del parque actual no podría circular por Madrid a partir de 2025 por la normativa de emisiones del Ayuntamiento. Dicha norma establece que los vehículos sin etiqueta (coches de gasolina matriculados antes de 2001 y de diésel antes de 2006) no podrán circular por todo el municipio a partir de ese año. A día de hoy, este tipo de coches ya tienen ciertas restricciones de acceso, ya que los que no estén empadronados en la ciudad no pueden acceder a los distritos que se encuentran dentro de la M-30.

En Barcelona, el otro municipio del país que ha establecido una zona de bajas emisiones (que ha sido anulada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, aunque el Ayuntamiento y el Govern han presentado recursos), estos coches no pueden circular por dicha zona de lunes a viernes entre las 7.00 y las 22.00 horas.

Ley de cambio climático

Los usuarios de los vehículos más antiguos que no cuenten con una etiqueta medioambiental de la DGT sufrirán más restricciones a la movilidad en otras ciudades a partir de 2023, año en el que todos los municipios con más de 50.000 habitantes deberán de contar con una zona de bajas emisiones, según se establece en la Ley de cambio climático y transición energética.

“Necesitamos planes de renovación del parque”, instó el director general de Anfac, José López-Tafall, durante la presentación de la memoria anual de la asociación esta semana. Según la patronal de fabricantes, la reducción actual de emisiones del parque avanza a un ritmo del 0,9% anual, bastante lejos del 3,6% al que debería de bajar para cumplir con el objetivo de descarbonización en 2030 del Plan nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). “Estamos reduciendo las emisiones de los coches nuevos matriculados, pero como el parque está envejeciendo, nos produce un efecto negativo”, explicó López-Tafall en una entrevista con este medio.

Ausencia de un Plan Renove nacional

Actualmente, no hay un Plan Renove a nivel nacional, aunque sí hay programas de ayudas autonómicos como en Galicia, que finaliza el 30 de septiembre, o el de Cantabria, que finalizó el pasado 31 de mayo. “La renovación puede darse con un Plan Renove, pero también con un cambio fiscal. Hacen falta medidas fiscales positivas, que promuevan el coche eléctrico”, añadió López-Tafall. Este tipo de automóviles de cero emisiones solo representa el 0,25% del parque actual. Si se suman los híbridos enchufables, que también cuentan con etiqueta cero, el porcentaje escala hasta el 0,55%.

Normas
Entra en El País para participar