Mercados

Luz verde de la CE a la tokenización de activos en 2023

El régimen piloto de DLT permitirá emisiones de hasta 1.000 millones. Podrán colocar acciones empresas de un máximo de 500 millones de capitalización

Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen
Presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen AFP

La Comisión Europea ha dado luz verde al reglamento del régimen piloto de las infraestructuras de mercado basadas en tecnología de registro descentralizado (DLT, por sus siglas en inglés), que permitirá la tokenización de los instrumentos financieros tradicionales en redes blockchain y el desarrollo de los security tokens. Una tecnología que, según el presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, es “probablemente la innovación más estimulante en los mercados financieros de los últimos 40 años”.—

 

En pleno criptoinvierno, que está provocando el nerviosismo de inversores que habían entrado en los activos digitales como fórmula frente a unos tipos de interés que hasta hace poco se mantenían en mínimos históricos, la Comisión Europea avanza en la regulación sobre los activos digitales y en las últimas semanas ha dado luz verde a dos de sus grandes apuestas para fomentar el acceso a la financiación no bancaria de las pymes. Por un lado, se ha aprobado el reglamento MiCA (Markets in Crypto-Assets), con el que quiere atajar el salvaje oeste de los activos digitales, y se ha dado luz verde al reglamento del régimen piloto de las infraestructuras de mercado basadas en tecnología de registro descentralizado (DLT, por sus siglas en inglés), que permitirá la tokenización de los instrumentos financieros tradicionales en redes blockchain y el desarrollo de los security tokens. Una tecnología que, según afirmó la pasada semana el presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, es “probablemente la innovación más estimulante en los mercados financieros de los últimos 40 años”.

Este régimen piloto “abre un mercado de 350.000 billones de dólares –el volumen global actual de los instrumentos financieros– para poder liquidar y crear mercados solo con estos instrumentos tokenizados”, explica Enrique Palacios, director de cumplimiento regulatorio de Onyze, un custodio especializado en criptoactivos.

Para Palacios, se trata de un reglamento “más importante que MiCA para la industria de servicios financieros”, pero que ha pasado más desapercibido hasta el momento. Una normativa que “abre nuevas oportunidades a todos aquellos que estén interesados en financiarse en los mercados de capitales de una forma más sencilla y desintermediada”, apunta Gloria Hernández Aler, socia de finReg 360º.

El reglamento creará una sandbox europeo –un banco de pruebas– para utilizar la tecnología DLT en los mercados y que se podrá beneficiar de exenciones de normativas vigentes, como el no necesitar intermediarios (que los usuarios finales sean los miembros del mercado) o no contar con un depositario central de valores y que la negociación y liquidación se haga simultáneamente, y ha despertado ya el interés de varios proyectos españoles, según confirman fuentes conocedoras.

“La norma permite que se pueda conceder una licencia a medida para que cualquier empresa –sin necesidad de que sea una entidad regulada– pueda solicitar gestionar un mercado secundario de acciones, bonos o participaciones de fondos que se representen mediante tecnología de registro distribuido (DLT)”, comenta Gloria Hernández Aler, socia de finReg 360º.

El régimen piloto, que entrará en vigor en marzo de 2023, estará vigente durante tres años, prorrogables otros tres, por debajo de los cinco años que se fijó en un primer momento.

“Decisión correcta”

Para Álvaro López, asociado principal del área de mercado de valores de Uría Menéndez, “la decisión del legislador europeo de aplicar un régimen piloto para la creación de infraestructuras de mercado que apliquen este tipo de tecnología (TRD), frente a otras alternativas legislativas, es correcta; esto permitirá a los participantes del mercado probar esta tecnología a una escala razonable, aplicando el régimen de exenciones, y podría en última instancia suponer una forma adicional y prometedora de levantamiento de capital para las empresas”.

El reglamento contempla la creación de tres tipos de figuras: los sistemas multilaterales de negociación –a los que podrán inscribirse agencias y sociedades de valores–, los sistemas de liquidación y los sistemas de negociación y liquidación –a estos dos últimos se podrán incluir operadores de mercados tradicionales–.

La Comisión Europea abre la puerta así a tokenizar acciones de empresas cuya capitalización sea inferior a los 500 millones de euros; emitir bonos, o deuda titulizada, por hasta 1.000 millones de euros, o participaciones en fondos que tengan un valor de mercado inferior a 500 millones. Además, se establece que cualquier nuevo security token emitido no podrá tener un valor de mercado superior a 6.000 millones en el momento de la emisión, o 9.000 millones si se aprecia. Límites con los que se busca proteger la integridad del mercado y la estabilidad financiera.

Papel de los supervisores

  • ESMA. En 2026 el supervisor de los mercados europeos deberá enviar un informe a la Comisión sobre el funcionamiento del régimen piloto. Un primer test que servirá para analizar si se prorroga otros tres años.
  • CNMV. En la próxima edición del sandbox español y supervisado por la CNMV se desarrollará un proyecto de Securitize para la tokenización de productos financieros. Tras su paso por el banco de pruebas, la empresa aspira a convertirse en el primer operador que pueda prestar servicios de tokenización y mercados primario y secundario tanto en Estados Unidos como en Europa. “Esperamos que cuando Securitize salga del sandbox sea la primera empresa capaz de no solo tokenizar activos digitales, sino también de gestionarlos en un mercado secundario operando tanto en Estados Unidos como en Europa”, afirmó Carlos Domingo, CEO y cofundador de Securitize, a este diario recientemente.
  • Antecedentes. Société Générale colocó en marzo de 2021 una emisión de 100 millones en bonos tokenizados. Países como Alemania, Francia, Suiza y Luxemburgo cuentan ya con regulaciones de las infraestructuras basadas en DLT.
Normas
Entra en El País para participar