Los bufetes han de abrazar la inclusión LGBT+

En un entorno tan competitivo como el de la abogacía, la libertad y diversidad crean el marco que te va a diferenciar del resto

Getty
Getty

Según los últimos datos de nuestros análisis, en la Unión Europea el 43% de las personas LGBT+ ha experimentado homofobia en el trabajo a causa de su orientación sexual y/o identidad de género. Algo inadmisible ética y legalmente. Y un error porque, entre otros factores, las empresas que integran a colectivos diversos toman mejores decisiones, son más confiables, creativas y solventes.

Aportar diferentes puntos de vista y preferencias, desde distintas realidades, suma valor. Y en un entorno tan competitivo y globalizado como el actual de la abogacía, la libertad y diversidad de pensamiento y la plena aceptación y respeto a estas crean el marco que te va a diferenciar del resto como persona, como letrado y como despacho. Cada vez más bufetes trabajan para establecer programas destinados a la protección de la diversidad o la igualdad en sus filas. Pero el número disminuye si se tratar de impulsar iniciativas destinadas específicamente a la inclusión del colectivo LGBT+ (lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y otras identidades de género). Aunque se avanza en positivo, parece seguir habiendo ciertos tabúes en parte de la profesión al respecto.

Es fundamental crear una cultura corporativa no discriminatoria sólida, apoyada en políticas integradoras, que favorezca el desarrollo profesional y motive la innovación que surge de la diversidad. De esta manera, el bufete proporcionará a sus plantillas la confianza necesaria en que ninguna persona será juzgada, discriminada ni tratada de manera diferente en función de su orientación sexual o de su identidad de género. Una confianza cada vez, por otra parte, más demandada por los clientes y la sociedad en general.

En Willis Towers Watson (WTW) somos firmes defensores de los derechos LGBT+. Desde 2012 mantenemos una política de tolerancia cero con cualquier tipo de discriminación y apostamos por la comunicación, los role models, la formación adecuada y la aplicación de las políticas corporativas contra la discriminación para tomar consciencia del sesgo inconsciente. Y así se lo recomendamos también a nuestros clientes.

En este sentido, la formación LGBT+ para aliados puede ser una herramienta particularmente poderosa al ayudar a hacer que nuestro entorno de trabajo y nuestra sociedad en general sea más respetuosa e inclusiva. Todos tenemos que poner nuestro granito de arena apoyando proactivamente a quienes puedan verse discriminados y utilizando todo nuestro radio de influencia, sea el que sea, para que las personas del colectivo LGBT+ se sientan seguras, protegidas y respetadas, tanto en el ámbito laboral como personal. Debemos ser intolerantes con las burlas o bromas discriminatorias y denunciar y dar la voz de alarma ante injusticias. Mucho más aún en un entorno tan sensible como el laboral.

Las empresas que incorporan políticas LGBT+ se benefician de muchas maneras. Según varios estudios, las empresas experimentan un incremento de hasta un 30% de la productividad y un 19% en la retención de empleados, quienes se sienten seguros de ser ellos mismos en el trabajo y están más enfocados en dar lo mejor de sí mismos. Las empresas también reportan un aumento del 45% en la cuota de mercado porque están más alineadas con sus clientes y son capaces de alcanzar niveles de innovación hasta seis veces superiores que las empresas que no tienen entornos inclusivos y diversos.

Muchas compañías están actualizando sus productos y servicios, como proporcionar múltiples opciones de género y pronombre, para reflejar la realidad de nuestros clientes y comunidades y brindar un mejor apoyo a las personas LGBT+ y sus necesidades. Al final, estamos hablando de personas que quieren formar parte de un proyecto de empresa y de un equipo. Como Maslow reflexionó en su famosa pirámide, satisfacer la necesidad de pertenecer a un grupo es imprescindible para desarrollar la autoestima y la confianza, así como la mejor manera de alcanzar tu máximo potencial.

El compromiso con la inclusión y la diversidad demuestran que las personas importan en función de quiénes son y cómo transmiten su yo distinto e individual para crear una organización más amplia y valiosa. Ayudan a las empresas a crecer fomentando culturas donde el talento diferenciado impulsa la creatividad y la innovación, el rendimiento empresarial, la sostenibilidad y la mejora de los resultados financieros. Las nuevas realidades exigen, claramente, una nueva mirada a la inclusión y a la diversidad. También -y mucho- en los despachos de abogados.

Carla Otero, country leader de Inclusión y Diversidad en WTW España

Normas
Entra en El País para participar