Ingeniería

La SEPI notifica a Abengoa que rechaza el rescate

La compañía había solicitado 249 millones de los que depende toda la operación de rescate

La SEPI notifica a Abengoa que rechaza el rescate

La SEPI comunica a Abengoa que rechaza oficialmente su rescate. El organismo público ha notificado a la compañía el no definitivo, que ayer fue oficioso, a inyectar 249 millones en la empresa. Esto aboca a la compañía al mayor concurso de acreedores de la historia de España, con 6.000 millones de deuda y 5.000 empleos.

El Consejo de Ministros del lunes fue el último en el que podía autorizar el rescate de la SEPI a empresas españolas con el fondo para paliar las consecuencias del Covid-19. El Gobierno lo hizo con seis compañías, pero excluyó a Abengoa de la lista. Esto suponía oficiosamente una negativa al salvamento de la ingeniería andaluza.

La SEPI ya decidió rechazar de manera provisional el rescate la semana pasada. En su informe, puso el acento en los más de 900 millones en pleitos pendientes y en que, a su juicio, la complicada situación de la empresa no se debía al impacto de la pandemia. No obstante, dio cinco días a la empresa para presentar alegaciones, que fueron remitidas el pasado jueves. Tras varios días estudiándolas, hoy ha decidido comunicar a la compañía su no final, tal y como ha comunicado la propia compañía a la CNMV.

La inyección de dinero público era la condición sine qua non para ejecutar todo el plan de salvamento del grupo que habían diseñado los acreedores. Era condición para la participación de Terramar en la operación, que se había comprometido a aportar 200 millones a cambio del 70% del capital. La otra condición era el apoyo de la banca con 300 millones en avales respaldados por el Estado. La empresa ha comunicado que ha paralizado el proceso de refinanciación.

La intención de la compañía ahora es ganar tiempo. Cuentan con tres días hasta que el 1 de julio se levante la moratoria concursal. La idea es en este tiempo identificar las filiales con más valor para solicitar el preconcurso de acreedores sobre ellas. Esto le dará un periodo de cuatro meses para tratar de atraer a algún invesor o encontrar alguna solución con los acreedores.

Paralelamente avanza el concurso de acreedores de la matriz, Abengoa SA, que antes del día 1 de julio debe presentar al juez un convenio para evitar su liquidación. Su presidente y cabeza del grupo de accionistas minoritarios de la compañía, Clemente Fernández, ha pedido al juez disponer de dos meses más para alcanzar ese convenio.

Normas
Entra en El País para participar