Las cuotas de autónomos de 230 a 590 euros dependen del calendario de aplicación

Gobierno y autónomos ultiman un preacuerdo sobre su cotización. Los rendimientos inferiores a 1.300 euros al mes pagarán menos

Tramos autónomos pulsa en la foto

El Gobierno, los agentes sociales y las asociaciones de autónomos ATA, UPTA y Uatae ultimaban ayer un acuerdo sobre la primera fase de implantación del un nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social de este colectivo que, previsiblemente a partir de 2023, pasará a pagar sus cuotas en función de sus rendimientos netos, en lugar de poder escoger su base de cotización. El Ejecutivo hizo ayer una nueva propuesta que, según las distintas partes implicadas, acercaba el acuerdo final. Dicha propuesta incluye un nuevo sistema con 15 tramos de ingresos que llevarían aparejados unas cuotas a pagar de entre 230 y 590 euros al mes, según el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, que dirige José Luis Escrivá. Si bien estas cantidades son las que se abonarían a partir de 2025, por lo que algunas asociaciones como ATA y UPTA precisaban que antes de dar el sí definitivo al acuerdo debería cerrarse cómo se van a implantar estos tramos en 2023 y 2024.

 

De salir adelante esta última propuesta del Gobierno los autónomos que ahora tienen unos rendimientos netos de hasta 1.300 euros mensuales pasarían a pagar menos a la Seguridad Social que lo que pagan actualmente (la cuota mínima es ahora de 294 al mes). En concreto, aquellos con unos rendimientos netos inferiores a 670 euros rebajarían su cuota mensual en 64 euros, abonando 230 euros al mes, lo que supondría un ahorro anual de 767 euros. Los que ingresen entre 670 y 900 euros tendrían una cuota de 250 (-44 euros al mes respecto a la actualidad). Finalmente, los otros grupos que pagarán menos serán quienes ganen entre 900 y 1.125,90 y entre 1.125,90 y 1.300 euros al mes, con cuotas inferiores en 24 y 4 euros al mes, respectivamente.

Por su parte, aquellos que tengan unos rendimientos netos de entre 1.300 y 1.700 euro mensuales seguirán abonando la misma cuota que ahora mismo paga la mayoría de ellos (294 euros al mes), mientras que, a partir de esas ganancias la cuota subirá entre 56 y 236 euros más al mes. Según dicha propuesta, la base máxima del colectivo quedará fijada en 1.928,10 euros para quienes tengan ingresos netos de 6.000 euros o más al mes. Con ello, abonarán una cuota mensual de 590 euros, lo que supondrá 2.546 euros más al año, que la cuota mínima que estos trabajadores pueden abonar en la actualidad.

Esta propuesta cumple con las expectativas planteado por la asociación UPTA, que dirige, Eduardo Abad, quien ya ha avanzado que la aceptará siempre y cuando los autónomos con menos rentas y que pasarían a pagar menos cuota puedan acogerse a ellas ya desde enero de 2023, mientras que aquellos con rendimientos medios y altos puedan adaptarse también de forma flexible, a lo largo de más tiempo, a las nuevas aportaciones que, en su caso, serán mayores a las actuales para la mayoría de ellos.

UPTA quiere que las cuotas más bajas de 230 euros se paguen ya desde 2023

Si se mantiene el modelo de implantación barajado en las últimas reuniones, este sistema se pondría en marcha en una primera fase a partir de 2023 y hasta 2025 inclusive, para después evaluar y decidir si se mantiene o se hacen modificaciones. “Estamos en estos momentos muy cercanos a que pueda haber un preacuerdo, pero está cogido con alfileres. Hasta que no veamos los horizontes de tramos para 2023, 2024, 2025 y texto definitivo, todo está cogido con hilos. En estos momentos estamos mucho más cerca de alcanzar un preacuerdo que la semana pasada”, dijo Amor ayer.

Esta asociación, ha sido una de las más críticas desde el principio con las propuesta del Gobierno; de hecho, fue la que se cerró en banda a que la implantación del sistema de tramos se hiciera de forma progresiva a lo largo de nueve años y propuso un sistema intermedio a tres años, que parece que ha sido asumido por todas las partes.

ATA exige seguir con la tarifa plana y destopar la base para mayores de 47 años

“No queremos lanzar las campanas al vuelo hasta que veamos el horizonte de tramos hasta 2025 y lo que para nosotros ha sido fundamental: que la tarifa plana se tenía que mantener para las nuevas altas de autónomos, sin ningún tipo de cortapisas, que había que empezar a destopar las base para mayores de 47 años y que los rendimientos netos son rendimientos netos de la actividad que desarrolla el autónomo y no de otros aspectos. Hay que ver cómo queda el redactado del texto para ver si damos nuestra conformidad o no”, añadió Amor.

Por ello, para estas asociaciones es importante analizar los detalles de la norma, que tiene 60 páginas; por lo que el acuerdo está pendiente de ver si la redacción final del texto recoge todas estas cuestiones.

Cambiar de base de cotización hasta seis veces al año

  • Nuevo reglamento. En paralelo a esta negociación entre el Gobierno y las asociaciones de autónomos para cambiar el sistema de cotización del colectivo a la Seguridad Social, el Ejecutivo reformó ayer varias cuestiones técnicas que afectan a la recaudación e información de los ingresos de estos profesionales. Para ello, el Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto con los cambios reglamentarios para poner en marcha en enero de 2023 el nuevo sistema de cotización de los autónomos. Dicho decreto recoge, entre otros puntos, la ampliación de cuatro a seis las veces al año que los trabajadores por cuenta propia pueden modificar su base de cotización cotizaciones. Y, en consecuencia, con el nuevo sistema modificarán también sus cuotas a ingresar en la Seguridad Social.
  • Informar en el alta. El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones explicó que el real decreto introduce otras modificaciones como que los trabajadores por cuenta propia faciliten una previsión de rendimientos anuales cuando se den de alta. Esto es, deberán incluir cuánto esperan ingresar en la misma solicitud de alta en el sistema.
Normas
Entra en El País para participar