Kindelán (AEB), sobre la subida salarial por la inflación: “El convenio de banca está cerrado hasta 2023”

La presidenta de la patronal se cita con los sindicatos a principios de julio para analizar la situación

Alejandra Kindelán, presidenta de la AEB.
Alejandra Kindelán, presidenta de la AEB.

La presidenta de la Asociación Española de Banca (AEB), Alejandra Kindelán, ha cerrado la puerta a modificar el convenio para los trabajadores de banca para subir los salarios debido a la alta inflación, como vienen reclamando los sindicatos. Durante su intervención en unas jornadas organizadas por la APIE, la Universidad Internacional Menéndez Pelayo y BBVA, Kindelán ha expuesto que ante la situación de inflación desbocada "es momento de ser responsable y no tomar medidas que incrementen la espiral inflacionista pero protegiendo a los colectivos y empresas más vulnerables".

Aunque la presidenta de la AEB ha detallado que ha mantenido varias reuniones con los sindicatos para analizar la situación, ha recordado que "el convenio de banca está cerrado hasta 2023 y no tendríamos que hablar hasta 2024". No obstante, indicó que se ha emplazado con los representantes de los trabajadores a principios de julio para analizar la situación. "Estamos en ese proceso de conversación, de escucha y diálogo", apuntó.

El actual convenio de banca que cubre el periodo 2019-2023 se firmó en enero de 2021 y contempla una subida salarial del 0,25% para 2021, del 1% para 2022, y del 1,25% para 2023. Además, prevé un pago único fuera de las tablas salariales del 0,25% en los años 2022, 2023 y 2024 en aquellos bancos que presenten resultados positivos o repartan dividendos en el año anterior.

Los bancos, bien pertrechados

Por otro lado, Alejandra Kindelán aseguró que los bancos se encuentran bien preparados para afrontar "un entorno complejo" y para "ayudar a la economía española". De esta forma, expuso que las entidades bancarias "tienen más capital de más calidad, más liquidez y mejores ratios de eficiencia de lo que probablemente han tenido en anteriores décadas".

Igualmente, destacó que los bancos han logrado aumentar sus niveles de rentabilidad "que es fundamental para desarrollar proyectos empresariales, retribuir accionistas, atraer capital y devolver e invertir los beneficios en la economía real". No obstante, apuntó que las ratios de rentabilidad de los bancos españoles están aún por debajo de la que ofrecen otros sectores y advirtió que de media todavía no cubren el coste del capital. "La rentabilidad es la mejor línea de defensa. Sin rentabilidad no hay solvencia", apuntó.

Además, la presidenta de la AEB reclamó una misma regulación para todas las empresas que ofrecen servicios financieros. Se trata de una las reclamaciones que el sector viene urgiendo a más enérgicamente reguladores y supervisores ante la entrada de nuevos competidores, que cuentan con unas exigencias normativas más laxas que los bancos, y que ofrecen servicios financieros.

"Los bancos no tienen miedo a la competencia, pero con los nuevos jugadores tiene que ser en igualdad de condiciones. La normativa para las entidades financieras es muy estricta y la supervisión muy exigente. No pedimos protección, pero para una misma actividad, una misma normativa y supervisión. Competir en igualdad de condiciones", defendió Kindelán.

Inclusión financiera

En lo que respecta a la continua digitalización del negocio bancario y las críticas hacia el sector por parte de colectivos (especialmente mayores y en zonas rurales) que han perdido el acceso a una oficina bancaria, la presidenta de la AEB avanzó nuevas medidas para paliar esa brecha digital. En ese sentido, explicó que el objetivo del plan de inclusión financiera es facilitar el acceso al efectivo a medio millón de personas que, a día de hoy, no tienen esos puntos de acceso en sus municipios.

Kindelán ha explicado que la patronal bancaria trabaja en ese plan junto con otras organizaciones, como la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), la Unión Nacional de Cooperativas de Crédito (UNACC), y también con las administraciones públicas. Kindelán ha explicado que en estos momentos están elaborando un mapa para conocer exactamente qué necesidades existen y, ante la falta de un punto de atención o de acceso a dinero efectivo, qué distancia debe recorrer hasta el más cercano.

Igualmente, adelantó que el acuerdo alcanzado entre Santander y Correos para facilitar el acceso a servicios financieros básicos en municipios donde no existe sucursal bancaria podría extenderse a otros bancos.

Normas
Entra en El País para participar