La italiana Saipem, energética en apuros

Su emisión de derechos de acciones plantea dudas, ante la incertidumbre macro

Logo de Eni, accionista de Saipem.
Logo de Eni, accionista de Saipem. REUTERS

La italiana Saipem ha elegido un momento desafortunado para pedir a los inversores. La firma de servicios petrolíferos en apuros dijo ayer que el 27 lanzará una emisión de derechos de acciones por 2.000 millones, el doble de su capitalización, a un precio muy rebajado. Obtener fondos parece difícil ante las perspectivas macro. En enero sorprendió con un enorme profit warning.

La petrolera estatal Eni y el fondo soberano CDP, ambos accionistas, ya se han comprometido a adquirir los títulos que les corresponden, el 44%. Pero la incertidumbre, la volatilidad y el historial de Saipem podrían hacer que los inversores se muestren reticentes a la hora de adquirir sus derechos sobre el resto. El hecho de que la firma haya advertido de que puede cancelar la emisión a última hora también puede ser disuasorio. La acción caía un 29% ayer. Aun así, debería de beneficiarse de la creciente demanda de servicios en el marco del boom energético pos-Ucrania. A los colocadores, como BNP y Citi, les da una pizca de tranquilidad.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías