BBVA premia a los líderes mundiales de la ciencia y el arte

El objetivo de los Premios Fronteras es celebrar y promover el valor del conocimiento como la mejor herramienta para afrontar los desafíos de nuestro tiempo

BBVA premia a los líderes mundiales de la ciencia y el arte

El poder de la ciencia y la cultura se ha celebrado este jueves en el Palacio Euskalduna de Bilbao, que ha acogido la XIV edición de los Premios Fronteras del Conocimiento. El objetivo de los galardones, creados en 2008 por la Fundación BBVA, es promover el valor del conocimiento como un bien público sin fronteras y la mejor herramienta para afrontar los grandes desafíos de nuestro tiempo. Este año, la ceremonia ha reconocido a 14 líderes mundiales en investigación científica y creación artística, entre los que se encuentran los creadores de la tecnología necesaria para desarrollar la vacuna contra el Covid-19 o investigadores que han logrado avances fundamentales en el abordaje del cambio climático.

El presidente de la Fundación BBVA y del Grupo BBVA, Carlos Torres-Vila, ha señalado que vivimos una época de disrupción marcada por retos a escala planetaria. "Cuando nos enfrentamos a desafíos que trascienden no solo las fronteras geográficas, sino también los límites de nuestro conocimiento, necesitamos articular una respuesta global y coordinada basada en la investigación, la innovación y la educación", ha asegurado.

En este sentido, la pandemia ha sido, sin duda, uno de los desafíos fundamentales. Por eso, los galardonados en la categoría de Biología y Biomedicina han sido Katalin Karikó, Drew Weissman y Robert Langer, impulsores de las dos tecnologías clave para el desarrollo en tiempo récord de las vacunas que han permitido al mundo plantar cara al Covid-19. Para Weissman, este trabajo es solo la punta del iceberg de un campo con un enorme potencial médico de cara al futuro. “El trabajo que queda por hacer, y el potencial de las vacunas de ARNm, las terapias terapéuticas y las terapias génicas, continúan”, ha afirmado durante la recepción del premio.

En la categoría de Cambio Climático, otro de los grandes retos de este siglo, los premiados han sido Ellen Mosley-Thompson y Lonnie Thompson, por evidenciar a través de sus estudios del hielo de los glaciares que la rapidez del cambio climático actual no tiene precesentes.En total, han recogido muestras de hielo en 78 lugares de 16 países, y también en la Antártida y Groenlandia. "Estamos a tiempo de trabajar juntos, a nivel nacional e internacional, para ralentizar e, idealmente, eliminar la amenaza global que plantea el cambio climático y su consiguiente impacto en nuestras sociedades, economías y medios de vida”, ha advertido Thompson.

El profesor Simon Levin, galardonado en la categoría de Ecología y Biología de la Conservación junto a Lenore Fahrig, y Steward Pickett, ha lanzado un mensaje similar sobre los avances de la ciencia frente a la otra “amenaza existencial” relacionada con el medio ambiente: la galopante pérdida de biodiversidad. "La variedad de hábitats y biomas que hay en el mundo, la propagación de especies invasoras y enfermedades infecciosas, el diseño de reservas naturales y la movilidad de las especies, incluida la nuestra, son factores que ponen de manifiesto la necesidad de elaborar enfoques que tengan plenamente en cuenta las dimensiones espaciales de la dinámica de poblaciones, las interacciones entre especies y los flujos de nutrientes", ha explicado Levin.

Los galardonados en las categorías de Economía, Finanzas y Gestión de Empresas y de Ciencias Socialeshan sido dos de los más relevantes estudiosos de las redes sociales y económicas: Mathew Jackson y Mark Granovetter –respectivamente–, ambos catedráticos de la Universidad de Stanford. El primero, constató en varios de sus artículos que la influencia de las redes sociales es muy alta en los resultados económicos. "La redistribución de la riqueza y la renta solo aborda los síntomas de la desigualdad, no sus causas fundamentales. Nos ayuda a ver la necesidad de políticas que enriquezcan las redes de la gente y faciliten la información y las oportunidades que sus redes no facilitan", ha asegurado durante su discurso. Granovetter, por su parte, ha destacado el papel crítico de las normas, la confianza, el poder, las instituciones sociales y la historia, elementos que él mismo introduce como variables determinantes de la interacción económica.

En el área de las Ciencias Básicas, los profesores Charles Fefferman, de la Universidad de Princeton, y Jean-François Le Gall, de la Universidad París-Saclay, han sido galardonados por sus contribuciones fundamentales a dos áreas de las matemáticas que ya han tenido aplicaciones en múltiples campos. En el discurso que ha pronunciado en nombre de ambos galardonados, el profesor Le Gall ha querido destacar la investigación pionera de su colega Fefferman, al que ha definido como “uno de los grandes matemáticos de nuestro tiempo”.

El profesor Judea Pearl ha sido galardonado en Tecnologías de la Información y la Comunicación por sus contribuciones pioneras a la inteligencia artificial. El galardonado ha resaltado las enormes implicaciones que tiene el hecho de que una máquina pueda ser capaz incluso de preguntarse por universos alternativos: "Pueden predecir el efecto de acciones y políticas que no se han probado nunca. Por ejemplo, qué pasa si prohibimos el consumo de cigarrillos o qué pasa si utilizamos un fármaco nuevo en un nuevo país. También nos permite predecir el efecto de los tratamientos en un paciente individual que no había sido tratado antes, lo que inaugura la era de la medicina personalizada".

Por último, el galardonado en la categoría de Música y la Ópera ha sido el compositor norteamericano Philip Glass, cuya música pudo oírse este miércoles en el auditorio como parte de un concierto de homenaje a los ganadores. Durante la gala de este jueves, Glass ha reflejado la importancia del proceso creativo inherente a todas las formas de cultura, incluidas las artes y las ciencias. “La contribución que hace todo artista es la obra que crea. En mi caso, he creado mis obras para mí, pero cuando el público las ve, ya no son mías. Les pertenecen. Hay una profunda satisfacción en crear arte y poder visualizar la obra y luego llevarla a un estado en el que se pueda comunicar", ha reconocido.

Los jurados internacionales de los Premios Fronteras están integrados por reconocidos expertos en sus respectivos campos y actúan con completa independencia. Las nominaciones proceden de numerosas instituciones académicas, de investigación y artística, entre ellas las más destacadas a escala global. Además, la Fundación BBVA cuenta con la colaboración de la principal organización pública española de investigación, el CSIC, en la evaluación de las nominaciones en sus ocho categorías, que están dotadas con 400.00 euros, un diploma y un símbolo artístico.

Normas
Entra en El País para participar