Tecnología

SEPI solicitará nombrar a Juan Moscoso del Prado como tercer consejero dominical en Indra

El economista, ligado al PSOE, fue diputado nacional por Navarra entre 2004 y 2016. Actualmente trabaja en el CES y en Deusto Business School

Juan Moscoso del Prado.
Juan Moscoso del Prado.

La Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) ya tiene candidato para tercer consejero de la entidad en Indra. Según explican a CincoDías fuentes cercanas al holding público, la sociedad llevará mañana a su Consejo de Administración la propuesta de nombrar a Juan Moscoso del Prado como tercer dominical de Indra en representación de SEPI, y una vez sea aprobado se trasladará la propuesta de nombramiento a Indra.

El nombramiento será sometido a la aprobación de la junta de accionista de esta compañía el próximo día 23. La SEPI había solicitado tener ese tercer representante en el consejo de Indra el pasado 20 de mayo, cuando también comunicó que había empezado a ejecutar la autorización del Gobierno para elevar su participación hasta el 28% del capital. La entidad pública, que ya ha superado el 25% en Indra, tiene actualmente dos consejeros en la tecnológica: Antonio Cuevas y Miguel Sebastián. Para obtener ese tercer consejero debía alcanzar el 23% del capital. 

Una de las opciones que se baraja es que Moscoso del Prado pueda ocupar la vacante del consejo que va a quedar libre con el fin del mandato de Alberto Terol, presidente de la Comisión de Nombramientos, Retribuciones y Gobierno Corporativo, vicepresidente del Consejo y consejero coordinador, que lleva 12 años en la empresa.

Las fuentes citadas defienden que Moscoso del Prado, doctor en ciencias económicas y empresariales, y un hombre ligado desde hace muchos años al PSOE, tiene una formación y una experiencia "idóneas" para afrontar esta nueva posición. Entre 2004 y 2016 fue diputado nacional por Navarra. También fue portavoz de la comisión de economía y de la comisión mixta para la Unión Europea.

Moscoso del Prado, que también ha ejercido como consultor financiero y profesor universitario, es en la actualidad jefe del Departamento de Asistencia Técnica a la Secretaría General y Relaciones Internacionales del Consejo Económico y Social de España (CES), institución en la que ingresó en 1994, y Director de los programas de Políticas Públicas de Emprendimiento e Innovación de Deusto Asuntos Globales, y de Asuntos Públicos, de Deusto Business School.

El economista cuenta con más de 28 años de experiencia en relaciones económicas internacionales, análisis económico, asuntos europeos y relaciones institucionales tanto en el sector público como en el privado. Ha ocupado también distintos puestos en Analistas Financieros Internacionales (AFI), en la Universidad Carlos III de Madrid y en el Banco Español de Crédito (Banesto).

La SEPI quiere reforzar su participación en Indra, una compañía que el Gobierno español considera una "empresa estratégica" para el país. Desde el Ejecutivo ya explicaron que con su intención de controlar el 28% del capital de la tecnológica, pretendían dotar a la compañía de "una estabilidad accionarial" en un contexto como el actual donde el gasto en defensa se está disparando en toda Europa, tras la guerra de Ucrania.

La SEPI ya impulsó el pasado mayo el relevo de Fernando Abril-Martorell, como presidente de Indra. El directivo fue sustituido por Marc Murtra como presidente no ejecutivo y se nombró a Ignacio Mataix y Cristina Ruiz como consejeros delegados. Esta última abandonó la compañía, en medio de las disputas existentes en la dirección, el pasado 22 de abril. 

A los movimientos de la SEPI para tomar más control en Indra se suman a los datos por SAPA Placencia Holding, la empresa de defensa vasca que compró el pasado diciembre un 5% de Indra a Corporación Financiera Alba por 90,8 millones de euros, y ha pedido el nombramiento de Jokin Aperribay Bedialauneta, accionista del grupo vasco y presidente de la Real Sociedad, como nuevo consejero dominical de Indra. Este nombramiento también será sometido a la aprobación de la junta de accionistas de Indra la próxima semana.

En el mercado se da por hecho que el objetivo último de ambas entidades es otorgar poderes ejecutivos a Murtra y que Indra tome una participación en ITP, el fabricante de motores vasco, que Rolls Royce vendió al fondo Bain, y que España gane peso en la industria de defensa.

Normas
Entra en El País para participar