Valores refugio

Las socimis lucen su potencial ante la subida de tipos del BCE y la escalada de la inflación

Merlin Properties y Colonial centran las apuestas de los gestores

Merlin Colonial pulsa en la foto

Los activos inmobiliarios, y las socimis en particular, se posicionan como alternativa de inversión en un momento en el que la subida de tipos de interés ya está aquí y en el que la escalada de la inflación y su impacto en la economía preocupa, y mucho, a los inversores.

Preservar el patrimonio de los inversores se ha convertido en el principal mantra de los gestores en un año en el que tanto la renta variable como la renta fija registran pérdidas. La guerra en Ucrania y el impacto de la escalada de los precios en la política monetaria, acelerando los planes de los bancos centrales para subir los tipos de interés y finalizar con los programas de compras de deuda, han provocado que las Bolsas dejaran atrás los máximos registrados por muchas de ellas a finales del año pasado y se sumergieran en una corrección de la que aún no han terminado de salir ante los temores de una recesión económica.

El Euro Stoxx 50 retrocede un 11,8% en el año, caídas que en el caso del Nasdaq se elevan hasta el 22% y de las que se escapa el Ibex 35, que suma un 1,5% gracias al peso del sector bancario. En este entorno, que coincide además con la rotación hacía la inversión valor tras años de crecimiento, los gestores buscan inversiones que saquen partido al alza de las materias primas, a la subida de los tipos de interés o al repunte de los precios. Las socimis –conocidas como REITs en Europa– cobran relevancia al verse beneficiadas por la indexación de las rentas de sus inmuebles a la inflación, si bien no son ajenas a la volatilidad del mercado y, en su mayoría, no escapan a las pérdidas.

"Los REIT son una buena inversión en este entorno", explica José Ramón Iturriaga, socio y gestor de Abante que tiene al sector inmobiliario entre las principales posiciones de los fondos que gestiona.

"Todo lo que sean activos reales son interesantes para incorporar en las carteras en un entorno inflacionista y de subida de tipos", reconoce José María Ferrer, director de Renta 4 Banca Privada. El experto apunta eso sí a las dudas sobre el impacto de la subida de tipos y al riesgo de recesión económica, que podrían suponer un lastre, de ahí la necesidad de ser selectivos.

En lo que va de año Merlin Properties despunta entre las socimis europeas. La empresa dirigida por Ismael Clemente se anota un 11% en Bolsa y cuenta con el apoyo de las firmas de análisis. El consenso recopilado por Bloomberg le da un potencial de subida adicional del 15% y el 85% de las firmas que siguen al valor recomiendan su compra.

Una evolución similar en 2022 registra la francesa Klepierre, que se anota un 12,3%, mientras que Unibail limita su subida al 3,5%. El resto del sector se deja llevar por las caídas: Colonial resta un 9,7%, la francesa Gecina –propiedad en un 25% de Metrovacesa– retrocede un 11,7%, Icade resta un 17% y Covivio, un 8,9%.

Dentro de las socimis españolas, Iturriaga considera como tanto Merlin Properties como Colonial cotizan a niveles atractivos y "deberían volver al radar de los inversores" dado que, en su opinión, "cotizan a múltiplos muy bajos" tras el impacto de la pandemia en la que fueron unos de los "grandes afectados por el teletrabajo".

Fuera de Europa, desde Renta 4 destacan a los REIT estadounidenses American Tower Corporation, especializada en infraestructuras de comunicaciones inalámbricas, que cae un 9,4% en el año, a Annaly Capital Management, que retrocede un 16,2% o WP Carey (0,8%).

"Los REIT están viviendo un momento dulce dado que cuentan con visibilidad a largo plazo", explica Amparo Ruiz Campo, country head de DPAM en España y Latam, que destaca eso sí la necesidad de ser selectivos con la elección de los valores y apostar por aquellos con "buenos inmuebles, buenas localizaciones y buenos inquilinos con previsiones de largo plazo".

Fondos para invertir en el sector europeo

El DPAM B Real Estate Europe Dividend Sustainable registra una rentabilidad del 4,7% en los últimos 12 meses frente a su índice de referencia, el FTSE EPRA, que cae un 13%. Eso sí, destacan desde el mercado, que dada la correlación del vehículo con la Bolsa en lo que va de año no ha logrado preservar el capital y retrocede un 7,4%. Los valores que más le están aportando son cotizadas como la italiana Coima, especializada en oficinas; la alemana VIB Vermoegen, dedicada a la logística; la holandesa NSI y la española Merlin Properties. También incluye entre sus apuestas a Colonial. La gestora espera unos rendimientos anuales medios para este vehículo del 12% de media durante los tres próximos años gracias a la revalorización de los inmuebles, el descuento que ofrece el sector en Bolsa, a la indexación de los contratos al IPC y a la rentabilidad por dividendo de sus participadas en cartera.

Normas
Entra en El País para participar