Una treintena de empresas muestra interés por el negocio de mercancías de Renfe

El socio elegido formará una nueva entidad al 50% con la firma española. Operadores públicos, navieras y logísticas, entre los candidatos

Una locomotora de Renfe Mercancías.
Una locomotora de Renfe Mercancías.

La búsqueda de un socio industrial para la división de transporte de mercancías de Renfe encara sus meses decisivos. Concluido el plazo para pulsar el interés del mercado, la operadora pública española ha recibido más de 30 manifestaciones de grandes empresas, entre las que destacan las de tres grandes operadores ferroviarios públicos europeos, tres grandes navieras y una de las más importantes empresas logísticas. Tal y como explicó ayer el director general de Renfe Mercancías, Joaquín del Moral, este volumen de manifestaciones de interés da idea del potencial que tiene este negocio, pero no tiene por qué traducirse en ofertas firmes. El proceso no hace sino empezar ahora.

En primer lugar, Del Moral aclaró que no pueden dar a conocer el nombre de quiénes han mostrado interés por participar en el proceso, ya que han suscrito una declaración de confidencialidad. No obstante, todo apunta a que franceses, alemanes e italianos estarán entre las empresas ferroviarias más interesadas. No en vano, Renfe y el gigante alemán Deutsche Bahn ya mantuvieron conversaciones antes de la crisis sanitaria.

Quienes quieran seguir adelante en el proceso con la información facilitada hasta ahora por Renfe tendrán de plazo hasta el próximo 1 de julio para presentar sus ofertas. En un mes, en la sesión del consejo de administración de finales de julio, Renfe presentará una lista con los proyectos preseleccionados, un mínimo de tres o todos aquellos que logren una valoración de al menos 50 puntos.

Pliego definitivo

Con estos finalistas comenzará en septiembre el proceso de negociación más intenso, que desembocará en la redacción del pliego definitivo que servirá como referencia para la presentación final de ofertas y la elección del socio industrial. “Esperamos que teniendo en cuenta las autorizaciones que habrá de recibir la operación (Consejo de Ministros y autoridades de Competencia), todo el proceso no se prolongue más de 12 meses y así poder constituir la nueva sociedad a finales de 2023”, explica Del Moral.

Otra de las novedades ahora confirmada es que Renfe y el socio elegido formarán una nueva sociedad con una participación en el capital del 50% cada uno, por tanto, un modelo de gestión compartida y con carácter de permanencia. “No se trata de dar entrada a un socio financiero, sino industrial”, matizan desde Renfe Mercancías. “El objetivo de esta operación es doble. Por un lado, lograr que el socio aporte valor y experiencia en el transporte de mercancías, de forma que podamos ofertar servicios logísticos completos y no solo la tracción ferroviaria. Y, por otro, lo hacemos para reforzar nuestro posicionamiento internacional”, admite Del Moral.

La actual Renfe Mercancías se quedará con aproximadamente un tercio del negocio como es el tráfico militar o el de aprovisionamiento de gas, que son más sensibles, y el resto pasaría a ser prestado por la nueva entidad. Renfe no descarta la creación de más de una sociedad si al final en lugar de una elige a dos o más empresas, porque la idea es que la nueva entidad no tenga más de un socio. La operadora pública española está previsto que traspase a la nueva entidad los activos necesarios para la operación (locomotoras y vagones) y el fondo de comercio.

Locomotoras para el Corredor Mediterráneo

Contrato. El Consejo de Administración de Renfe tiene previsto aprobar en su sesión ordinaria de finales de este mes un nuevo contrato de compra de locomotoras para mercancías cuyo destino será el Corredor Mediterráneo. Se licitará la adquisición de 12 unidades más otras seis opcionales que a un precio aproximado de 5,3 millones por locomotora podría alcanzar hasta los 90 millones de euros de inversión. Tal y como confirmaron fuentes de la compañía, se trata de aprovechar los fondos europeos NextGeneration.

Alta tecnología. Se trata de los vehículos con mayor capacidad de arrastre y tecnología más puntera, ya que estarán preparados para circular tanto en ancho ibérico como europeo.

Normas
Entra en El País para participar