Barceló prevé volver a beneficio este año tras reducir a la mitad sus pérdidas en 2021

Augura un resultado positivo de 48,4 millones en 2022 y el regreso a niveles previos a la pandemia en 2023

Simón Pedro Barceló, copresidente de Barceló.
Simón Pedro Barceló, copresidente de Barceló.

Barceló, el segundo grupo hotelero de España con 270 inmuebles y 62.000 habitaciones en todo el mundo, resistió mejor de lo previsto el tsunami del coronavirus, pero todavía le queda un largo trecho por recorrer para volver a las cifras precrisis. Los resultados de 2021, hechos públicos esta mañana, confirman que recortó a la mitad las pérdidas registradas en 2020, pasando de 99,4 a 45,6 millones y que las ventas se dispararon un 78% hasta los 1.698 millones de euros al cierre del pasado ejercicio. En cualquier caso, ambos indicadores se encuentran muy lejos de los niveles precrisis, cuando la compañía facturó 2.850 millones y obtuvo un beneficio neto de 134 millones de euros. La meta a corto plazo que se ha fijado la compañía es salir de pérdidas este año, alcanzar un beneficio neto de 48,4 millones de euros y volver a niveles prepandemia al cierre de 2023.

La noticia más positiva procede del escaso endeudamiento con el que sale el gigante hotelero tras casi dos años de pandemia. De los 197 millones que adeudaba al cierre de 2019 pasó a 409 millones en 2020 y bajó a 365,1 millones de deuda neta al final del pasado ejercicio. Unas cifras que chocan con el fuerte endeudamiento de las compañías hoteleras cotizadas en España, como Meliá o NH, que cerraron 2021 con una deuda neta de 2.853 millones y 2.493 millones de euros.

De los 270 inmuebles que tiene en cartera, casi dos terceras partes se distribuyen entre EE UU (121) donde compró la gestora de inmuebles Crestline en 2017, y España, con 76 hoteles. Ambas zonas son las que mejores registros de viajeros y ocupación están registrando desde el pasado mes de febrero, lo que apunta a que la cuenta de resultados de la compañía sufrirá una sustancial mejora por el empuje de ambos mercados. La compañía tiene cerrados contratos para incorporar 28 nuevos hoteles en el futuro, con una clara apuesta por Asia y los mercados emergentes. Cinco de esos establecimientos se abrirán en Maldivas, cuatro en Cabo Verde y dos en China.

Especialmente significativa es la nueva apuesta por China, de la mano de BetterWood siempre en el modelo de franquicia tras el fracaso de su primer intento de entrada. En 2016 firmó una alianza con Plateno, la segunda cadena hotelera china, para crecer en ese mercado. Pocos meses después, Jin Jiang, que en la actualidad es la segunda cadena más grande del mundo, con más de un millón de habitaciones, compró Plateno y desbarató el acuerdo con Barceló.

En 2021 se produjo la fusión entre las divisiones de viajes de Barceló y Globalia, en el que Ávoris Corporación Empresarial se quedó con una participación mayoritaria en la nueva compañía, que posteriormente recibió un préstamo de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) de 320 millones de euros. En contraprestación, Barceló presta su garantía personal (50,5% de las acciones) “a fin de garantizar las obligaciones de pago derivadas del préstamo de esta financiación. Ese compromiso se revisará en marzo de 2024 y se procederá a su cancelación en esa fecha, “siempre y cuando se cumpla el plan de viabilidad”.

El documento elaborado por la SEPI incluía recortes laborales, cuantificados en un máximo de 200 trabajadores para la división de viajes. Ávoris, la mayor agencia de viajes de España, con 1.500 puntos de ventas y 6.300 empleados tras la integración con Globalia, ya está inmersa en el diseño del despido colectivo que anunció hace dos semanas a los sindicatos y cuya comisión negociadora se constituirá a partir del miércoles 1 de junio. El objetivo inicial de Ávoris era un ajuste de 600 empleos, denegado por la SEPI.

Comparativa entre cuatro gigantes

Resultado. En la comparación entre los cuatro gigantes hoteleros en España (Meliá, Barceló, RIU y NH), los resultados de 2021 revelan que la cifra de negocios más elevada la obtuvo Barceló, con 1.698 millones de euros, seguida por RIU, con 1.375 millones. Ya a mucha distancia figuran Meliá, con 902 millones, y NH, con 835 millones. Todos ellos muy lejos de los niveles previos a la crisis. Iberostar no ofrece información sobre sus resultados.

Beneficio. Mientras que RIU no hizo oficial su resultado contable al cierre de 2021, las otras tres grandes hoteleras sí lo hicieron y cerraron con pérdidas el pasado ejercicio. De mayor a menor, el peor resultado negativo correspondió a Meliá, con un resultado negativo de 193 millones, seguida de NH, con 133 millones, y de Barceló, con 45,6 millones.

Normas
Entra en El País para participar