Vinos

La batalla por la Rioja Alavesa comienza a librarse en Bruselas

Agricultura lleva a la Comisión Europea la petición para crear la DOP Viñedos de Álava

La DOCa Rioja recurrirá cualquier avance

Sede del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.
Sede del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

El proyecto de escisión iniciado por varias bodegas en la actual Rioja Alavesa, la parte de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja encuadrada en la provincia de Álava, abre una nueva etapa en Bruselas. El Ministerio de Agricultura ya ha remitido a la Comisión Europea la solicitud de los impulsores del proyecto, la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa, ABRA, para la creación de una nueva Denominación de Origen Protegida (DOP) bajo el nombre de Viñedos de Álava, una vez recibido el visto bueno del gobierno vasco. Algo que lanza el balón al tejado de Bruselas y que abre la puerta a una escalada en el conflicto entre las partes.

Este viene de lejos. El inicio se remonta a 2016, cuando algunas de las bodegas asociadas a ABRA pusieron en marcha la idea de una DO íntegramente vasca. Esta no cogió velocidad hasta 2020, cuando el ejecutivo regional inició la tramitación al ser el competente para dar validez a la iniciativa, ya que el terreno de la DO proyectada se sitúa íntegramente en el País Vasco. Una vez dada la luz verde, Agricultura debía remitir el proyecto a la Comisión Europea para que dé el sí o no definitivo, algo que hizo el pasado viernes.

Ahora, en cuanto Bruselas comunique el acuse de recibo, ABRA podrá solicitar al gobierno vasco una Protección Nacional Transitoria para empezar a comercializar vino bajo la denominación Viñedos de Álava DOP, aunque luego la Comisión Europea pueda tumbar el proyecto.

La DOCa Rioja, que ya ha llevado el proceso ante el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, promete recurrir cualquier nuevo avance en cuanto este se publique en el BOE. “Tenemos una hoja de ruta para impedir que esto vaya adelante. Si se diese esa protección transitoria, la recurriríamos y la judicializaríamos”, dice José Luis Lapuente, director general del Consejo Regulador de la DOCa Rioja.

Condiciones

Para recibir la autorización, ABRA debería aportar el registro de las viñas que abarca Viñedos de Álava, tener constituido un consejo regulador, o contar con las etiquetas de garantía. “Eso lo pueden hacer en un tiempo récord, o no hacerlo y que el gobierno vasco se lo permita. Pero en todo caso la DOCa Rioja se opondrá”, añade Lapuente.

Uno de los puntos principales de conflicto es la representatividad del nuevo proyecto. Desde Rioja se apunta a una casi “inexistente base de respaldo” entre las bodegas encuadradas en la Rioja Alavesa. Desde que puso en marcha la iniciativa, ABRA ha defendido el apoyo de decenas de ellas. En ese territorio se encuentran gigantes como Marqués de Riscal, que no estaría entre las favorables. La Rioja Alavesa representa el 20% de las héctareas de viñedo de la DOCa Rioja. ABRA, por su parte, cuenta con tres votos y un vocal, de un total de 100 y 16, en la mesa comercial del Consejo Regulador.

Su presidente, Fernando Ezquerro, apunta al impacto sobre la imagen de esta zona vinícola. “La DOCa Rioja es una marca que a este sector le ha costado más de un siglo construir y no permitiremos que se juegue con ella y se le desvirtúe”, dice.

Habrá que esperar meses para conocer la decisión final de la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea. De salir adelante Viñedos de Álava, las bodegas situadas en ese territorio deberían elegir entre quedarse en Rioja o sumarse a la nueva. Por lo pronto, la voz autorizada ante Bruselas será el ministro de Agricultura, Luis Planas, que ya se ha manifestado en contra de cualquier división.

Normas
Entra en El País para participar