Valor a examen

Deutsche Börse: la volatilidad juega a favor del negocio

Los analistas creen que el corto plazo beneficia al operador alemán, con la contratación de los derivados disparada tras el inicio de la guerra de Ucrania para cubrir los riesgos en la inversión

Interior de la Bolsa de Fráncfort
Interior de la Bolsa de Fráncfort Bloomberg

Deutsche Börse ha saltado del mínimo al máximo anual en poco tiempo. Llegó a perder el 7% en el peor momento de 2022 y ahora presenta una rentabilidad superior al 9%. La palanca para el valor han sido los resultados del primer trimestre, que superaron expectativas con un alza del 32% del ebitda, a pesar de la incertidumbre instalada en el mercado con el inicio de la guerra en Ucrania.

El operador alemán argumentó que el conflicto provocó un mayor interés por los productos de cobertura, especialmente en derivados de índices, y de materias primas, incluidos la energía y el gas, así como los relacionados con la sostenibilidad (ESG por sus siglas en inglés), lo que redundó en un mayor volumen de contratación. “Cuando hay volatilidad, se puede traducir en un incremento de la actividad, lo que beneficia a los operadores bursátiles al experimentarse un crecimiento en el número de transacciones realizadas en sus sistemas. Acontecimientos como la guerra o el cambio de rumbo de los bancos centrales están proporcionando movimientos y rebalanceos en las carteras de los inversores, que se traducen en unos mayores ingresos para las Bolsas”, explica Victoria Torre, de Singular Bank.

El fuerte arranque financiero del año ha llevado a Deutsche Börse a mostrarse más optimista para el conjunto del ejercicio: las previsiones de ingresos y ebitda pasan a estar por encima de los 3.800 millones y 2.200 millones, respectivamente, cuando antes las fijaba sin más sobre esas cifras. Entre los analistas, predomina el sentimiento positivo, ya que el 54% recomienda comprar y un 42%, mantener, según datos de Bloomberg, aunque el potencial que dan a las acciones no es desbordante; un 13% sobre un precio objetivo de 182,37 euros.

Citi permanece neutral, pese a reconocer la “fortaleza” de los resultados. “La perspectiva es optimista, pero podría estar parcialmente recogida en el mercado”, señalan los analistas, que dan un precio a los títulos de 170 euros.

Credit Suisse acaba de mejorar el objetivo a 172 euros. “Vemos los títulos correctamente valorados en una combinación de alza cíclica a corto plazo y de crecimiento de la oferta en el largo plazo”. El banco pone el acento en la división de Securities Services, que incluye los ingresos por custodia, gestión colateral, intereses del negocio bancario, inversiones financieras y servicios a terceros, entre otros.

Credit Suisse estima un alza del 10% de la facturación de 2022 en esta actividad, y del 14,6% y el 10,3%, respectivamente, en los dos siguientes años. “Reflejamos las expectativas de subida de tipos en Estados Unidos que serán, según nuestros economistas, del 2,5% para finales de 2022 y del 3,5% para 2023. El equipo gestor ha comunicado que cada movimiento de 100 puntos básicos en las tasas de interés equivaldría a 90 millones de aumento de los ingresos al año”, explica. La Reserva Federal acaba de situar el precio del dinero en una horquilla entre el 0,75% y el 1,25% para combatir una inflación situada en el 8,3% en abril.

Deutsche Börse mantiene sus planes definidos en el plan estratégico Compass 2023, donde el crecimiento inorgánico tiene un notable peso. “El objetivo es acelerar el desarrollo en el negocio de índices y análisis, ESG, materias primas, divisas, renta fija y de fondos a través de fusiones y adquisiciones” señala.

En este contexto, AlphaValue no espera que “la UE apruebe una gran fusión en los próximos años”, porque “el entorno de valoración es desafiante”. La firma considera que Deutsche Börse se beneficia de ser “un cuasi monopolio con un mercado que ofrece la mayor liquidez” pero al mismo tiempo “sufre la presión de las plataformas low cost”. “Ha mejorado la facturación desde los máximos en 2007 y ha iniciado programas de eficiencia para reducir los costes”. “Sin embargo, el mayor impulso futuro podría venir del reglamento de la EMIR para cambiar los requisitos para los OTC”, resume. La firma acaba de rebajar a infraponderar el valor y es la única del consenso con un consejo negativo.

 

Abono de dividendo y otras citas clave

Acuerdos. Deutsche Börse celebrará junta general de accionistas este miércoles 18 de mayo. Entre las propuestas está el reparto de un dividendo de 3,20 euros por acción de acuerdo a los beneficios de 2021, frente a los 3 euros de 2020. El desembolso global para la compañía será de 587 millones de euros. Con esta retribución, el pay out se siúa en el 49%. La rentabilidad por dividendo es del 2,20% conforme a su precio actual (de las más bajas del Euro Stoxx 50), y AlphaValue espera que escale hasta el 2,48% y 2,73%, respectivamente, los dos próximos años. En el corto plazo, los analistas ponen el foco de atención, además de en la junta, en el día de inversor, que está previsto para el 29 de junio. El balance financiero del primer semestre se publicará el 26 de julio.

Valor. Deutsche Börse tiene una capitalización bursátil de unos 30.500 millones de euros. Cotiza a un PER estimado para 2023 de 20 veces. London Stock Exchange tiene un PER de 22 veces.

Normas
Entra en El País para participar