Inmobiliario

Los promotores prevén absorber la subida de costes con aumentos del precio de la vivienda

El salón inmobiliario de Madrid (SIMA) prevé volver a la normalidad prepandemia con 270 empresas participantes

Desde la izquierda, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima; Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de SIMA, y Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions.
Desde la izquierda, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Asprima; Antonio González-Noaín, presidente de Planner Exhibitions, empresa organizadora de SIMA, y Eloy Bohúa, director general de Planner Exhibitions.

La subida de costes en las obras está tensionando al sector promotor, aunque de momento, las empresas prevén poder absorber esa inflación, trasladándola a una subida de precios para los clientes en el precio de la vivienda libre. Aunque la protegida puede sufrir una paralización. Así lo afirmó Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de la patronal de promotores APCE y de la asociación empresarial madrileña Asprima, en la presentación este martes del Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), que arrancará en la semana del 26 de mayo.

Gómez-Pintado explicó que en la vivienda libre o privada lo que tiene más peso respecto a la inversión total para el promotor es el suelo, que en las grandes ciudades puede suponer entre el 36% y el 40% de inversión total. Por lo que el presidente de los promotores apuntó a que se minimiza mucho el impacto que tiene la subida del importe de materiales y de mano de obra.

“Los costes de construcción han subido un 18% desde mayo de 2020 a este mayo actual. Si eso lo trasladamos a vivienda privada, en el conjunto de la inversión eso viene afectando en torno a un 7%”. Gómez-Pintado apuntó a que si se tiene en cuenta la suma de subida de precios de vivienda que ha habido desde 2020, en 2021 y que se vive en 2022, “vemos que se absorbe ese impacto de subida de costes”, detalló.

“No ocurre lo mismo en la vivienda protegida, donde el peso del suelo es bastante menor que en la privada. Vemos que el impacto de la subida de costes de construcción está en un 16%. Y aquí es difícil desarrollar este tipo de viviendas”, aseveró, ya que los módulos (precios públicos) están fijos en la mayoría de las comunidades autónomas desde 2008.

Las obras están viendo cómo el importe de algunos materiales han subido debido al incremento del precio de la energía, especialmente a partir de la invasión rusa en Ucrania, como el cemento, el aluminio, el acero y la cerámica.

El presidente de la patronal avanzó que la inseguridad de promotores a la hora de cerrar precios con las empresas constructoras que se encargan de las obras, ha llevado a estos a esperar para iniciar nuevos proyectos, incluso en las promociones con preventas realizadas, en las que un 43% de las inmobiliarias habría optado por devolver el dinero a los clientes.

El presidente de la patronal también advirtió sobre la lentitud de las comunidades autónomas en preparar la tramitación de los fondos europeos Next Generation, que tienen que llegar en los próximos meses para la rehabilitación de vivienda y la regeneración urbana. El Gobierno prevé un desembolso de 6.820 millones del plan de recuperación a vivienda y un objetivo de rehabilitar 1,2 millones de viviendas, pero hay lamentó que las regiones no están preparadas.”Hay riesgo de que si no llegan estos fondos, el plan no cumpla sus objetivos”, alertó.

Sobre la previsión de inicio de obras para 2021, opinó que todavía hay que esperar para ver cómo se recupera el sector tras verse impactado por la subida de costes y la incertidumbre provocada por la guerra de Ucrania, pero en cualquier caso cree que el número de viviendas iniciadas por el sector será inferior a las más de 100.000 casas del pasado año.

15.000 viviendas en oferta

Está previsto que los promotores lleven una oferta de 15.000 viviendas a SIMA, según apuntaron desde la empresa organizadora Planner Exhibitions. Entre el 70% y el 75% de esas casas están ubicadas en la Comunidad de Madrid, el resto en provincias limítrofes y en costa. Ha aumentado el número de casas unifamiliares en comercialización, alrededor del 24% de la oferta, en línea con los nuevos requisitos de los compradores tras la pandemia. También se espera más demanda de segunda residencia, debido al ahorro acumulado en la pandemia por las familias y como alternativa a la inversión ante la elevada inflación.

Participarán 270 empresas y entidades en esta nueva edición de SIMA. Este número de empresas sitúa la edición de este año en niveles casi idénticos prepandemi y viene a confirmar, por otra parte, la clara recuperación de la actividad del sector promotor y su entrada en un nuevo ciclo de normalidad, según los promotores.

Normas
Entra en El País para participar