Tecnología

Diseño estratégico, un paso más para innovar y transformar empresas

No solo la estética de una marca ayuda a conectar con los consumidores; usar la creatividad y la tecnología para mejorar los productos y la experiencia de usuario también es clave

Diseño estratégico, un paso más para innovar y transformar empresas
Getty

Una empresa es muchas cosas. Importa lo que vende, cómo lo vende, su identidad corporativa, su logotipo... y cada vez más resulta clave una actitud orientada hacia el diseño estratégico, que no solo ayuda a mejorar la imagen de marca, sino también a ofrecer productos útiles para el consumidor, favoreciendo su experiencia de usuario. Se trata de innovar, usando la creatividad y si es posible la tecnología, para empatizar al máximo con el público y mejorar los resultados del negocio. Esto es, el diseño como herramienta de transformación para impulsar proyectos.

Este paso más allá de lo estético pone al usuario en el centro de todo. Busca resolver sus problemas conectando con sus necesidades y sus emociones, mejorando a la vez a las compañías. Lúcid, por ejemplo, es una agencia de diseño con base en Barcelona que desde hace nueve años innova para transformar aquellas empresas que quieren diseñar un mundo mejor.

Presentan el diseño como el motor que lo mueve todo y persigue, de una u otra manera, generar un impacto positivo. “Entendemos el diseño como una combinación de producto físico, digital, experiencias, y ahora estamos desarrollando la parte phygital que combina ambas”, asegura su CEO, Pol Fantuba.

Se trata de buscar ideas únicas que mejoren tanto las compañías como la sociedad

La historia de Lúcid es la de unos amigos que deciden trabajar juntos y acaban formando una gran familia. La conexión con los valores de los proyectos es una condición sine qua non para poder trabajar con los clientes. “Defendemos un modelo en el que trabajamos mano a mano con nuestros clientes y les ayudamos a pasar al siguiente nivel: hacer cosas que nunca han hecho y una transición de lo normal a lo extraordinario”, subraya Fantuba.

Lúcid, que cerró 2021 con una facturación de 1,6 millones de euros y espera alcanzar los 2 millones en 2022, ha recibido reconocimientos como el Best of the Best de Red Dot –que habitualmente se lo llevan gigantes como Apple–, que les llegó en 2021 por el diseño de la mochila de Tropic Feel, marca que ahora es reconocida por este elemento.

De hecho, el diseño estratégico consiste sobre todo en buscar una idea única que haga a la empresa diferente. En la agencia LN Creatividad y Tecnología proponen innovar por medio de la creatividad, el diseño, la imaginación y la investigación para producir cambios tangibles tanto en el consumidor como en la empresa. “Se genera valor obteniendo procesos más productivos y mejores productos”, dicen en su web. A su juicio, “la innovación es el esfuerzo que hacemos para efectuar un cambio en el potencial económico de una empresa”. Asimismo, invitan a tener siempre en cuenta las tendencias tecnológicas y los nuevos conceptos, como cloud computing, aplicaciones en la nube, startups u open source.

Conviene incluir las tendencias tecnológicas y los nuevos conceptos digitales

Por su parte, desde el ecosistema digital The Valley sostienen que innovar en la experiencia de usuario es “imprescindible” para ofrecer productos de calidad que sorprendan a los consumidores y generen un impacto, apostando siempre por nuevos formatos, como la realidad virtual o el metaverso, y mejorando la sostenibilidad y el diseño.

En su opinión, “la experiencia de usuario marca la diferencia entre los consumidores y puede llegar a significar que un cliente repita o no la compra”. Y para que se traduzca en resultados positivos para las empresas es fundamental desarrollar nuevas ideas, crear productos diferentes y apostar por diseños innovadores.

Pero enfocarse profesionalmente en el diseño requiere formación. En un mundo donde una imagen puede valer más que mil palabras es indispensable contar con un diseño atractivo que potencie el producto y resalte las cualidades de este. Además, es importante tener conocimientos en usabilidad que mejoren la eficacia de los procesos de venta.

Hoy en día, innovar redefine productos de manera que es posible sorprender e impresionar al cliente, algo que siempre supondrá una ventaja competitiva para la empresa. Por otro lado, la aplicación de la inteligencia artificial ha supuesto un avance importante en la experiencia de venta, dado que los usuarios pueden acceder a productos y servicios personalizados. La tecnología agiliza y aumenta las ventas. Son nuevas maneras de conectar que no hay que obviar.

Desafíos de una nueva era

Formato phygital. Para la consultora Labelium, la experiencia de compra híbrida triunfa por la mezcla de la inmediatez que ofrece el medio online y la interacción del entorno físico. Mileniales y GenZ son el objetivo de estos puntos de venta físicos conectados en busca de likes y viralidad. Las compras online no paran de crecer, pero lo físico sigue dominando el mercado. En este sentido, los entornos phygital, gracias a contenidos interactivos que complementan la compra presencial, ayudan a que la experiencia sea más cercana para el consumidor. Borja Pesquera, managing director de esta consultora independiente, destaca que “el éxito de las marcas es saber cómo acercarse a los clientes a través de la omnicanalidad. En este sentido, el formato phygital rompe las barreras que hay entre el mundo digital y físico, para hacer experiencias de compras más cercanas a los clientes. De ahí que cada vez cuenten con más adeptos”.

Marketing. Internet ha ganado relevancia para los anunciantes, que han aumentado paulatinamente sus inversiones digitales en busca de mayores oportunidades para llegar a su target (público objetivo). Desde Outbrain, plataforma de recomendaciones en la open web, ofrecen nuevos formatos de performance de vídeo, como Clip, o Engagement Bid Strategy, una solución de inteligencia artificial que optimiza las campañas mediante la combinación de machine learning y datos first party, especialmente útil ante la llegada de la era cookieless.

Normas
Entra en El País para participar