Consejo

El BCE afronta hoy bajo aún más presión el reto de los precios

Las expectativas de inflación están en récord de una década, en el 2,4%

Los expertos esperan un tono más duro que el de la pasada reunión

Christine Lagarde, presidenta del BCE
Christine Lagarde, presidenta del BCE Reuters

El BCE podría acercar hoy su discurso a lo que el mercado descuenta que hará en los próximos meses: subir los tipos dos veces en la zona euro antes de que acabe el año. La inflación no da tregua y en marzo, la subida de precios en la zona euro fue del 7,5%, récord absoluto desde la creación de la divisa europea. La guerra en Ucrania ha acelerado la escalada inflacionista con que comenzó el año y el foco de las políticas monetarias se está dirigiendo ya sin remedio hacia el control de los precios. Una posible recesión económica en la zona euro no es el escenario base, de momento.

El Consejo de Gobierno del BCE decidió ganar tiempo en su cita de marzo. Aceleró la reducción de las compras netas de deuda pero evitó dar una fecha concreta para su supresión definitiva y advirtió que su final no tendría por qué llevar a una inmediata subida de tipos. Christine Lagarde insistió en mantener todas las opciones abiertas pero las presiones para que endurezca su discurso crecen cada vez más, también dentro del propio BCE, donde hay partidarios de preparar ya el terreno para el alza de tipos, según revelan las actas de esa reunión.

Desde aquella cita, las presiones inflacionistas han aumentado. Las expectativas de inflación a cinco años, un indicador muy relevante para el BCE, se han disparado a máximos de la última década y ayer se situaron en el 2,4%, por encima del objetivo del 2% del mandato del banco central. Además, se amplía la brecha respecto a la política monetaria de EE UU, lo que acentúa la debilidad del euro, que cede más del 5% frente al dólar desde principios de febrero, y encarece aún más la compra de las materias primas. La Fed ya subió tipos en marzo y apunta a hacerlo de nuevo en mayo, esta vez en 50 puntos básicos, y a iniciar su reducción de balance.

Desde Muzinich & Co esperan que “la narrativa de la conferencia de prensa muestre que una subida de los tipos a principios del cuarto trimestre de 2022 es una opción real para el Consejo de Gobierno del BCE, en caso de que la inflación no disminuya como se espera este verano”. En Allianz Global Investors creen que el BCE debería confirmar el final del programa de compra de activos (APP) para el tercer trimestre, y quizás incluso anunciar una fecha concreta de finalización. “Podría indicar su voluntad de hacer más si la inflación es más fuerte y persistente de lo esperado”, añaden. En Pimco ya dan por hecha una nueva revisión al alza de las previsiones de inflación del BCE en junio, dando prioridad a combatir el alza de precios frente al crecimiento.

En S&P se muestran en cambio más prudentes y recuerdan que las condiciones de financiación se han endurecido de forma significativa desde la pasada reunion –el bund cotiza en máximos de 2015–, mientras los datos económicos no reflejan aún todo el impacto de la Guerra en Ucrania. Desde MFS Investment Management también descartan que el BCE anuncie hoy la fecha del fin de las compras de deuda ante la enorme incertidumbre.

Normas
Entra en El País para participar