_
_
_
_
Crónica de Bolsa

El Ibex suaviza sus ganancias al 0,4% y la rentabilidad de los bonos sigue al alza

El bono español paga el 1,44% y el de EE UU a cinco años abona más que el de 30 por primera vez desde 2006 Las subidas de la deuda continúan impulsando a la banca en Bolsa

 Pantallas del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME.
Pantallas del interior del Palacio de la Bolsa de Madrid, sede de BME. EFE
CINCO DÍAS

Ya hace más de un mes desde que estalló la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Las materias primas se han disparado en ese tiempo, pese a que este lunes el Brent retrocede el 7%, hasta los 110 dólares. Las rentabilidades de la deuda pública no paran de subir ante los mensajes de los bancos centrales de que harán lo necesario para controlar la inflación, y las Bolsas se mantienen en una montaña rusa, con altibajos a golpe de las noticias de la guerra.

Hoy tocan subidas en los parqués europeos con un Ibex que ha despuntado por encima del resto de los índices del Viejo Continente pero que ha moderado al cierre. El selectivo español, tras la apertura desganada de Wall Street, modera sus avances y cierra con un alza del 0,42% que le impide situarse sobre los 8.400 puntos.

El resto de plazas europeas también avanzan posiciones. El Dax Xetra sube un 1,5% mientras el Cac francés avanza un 1,4% y el FTSE británico, un 0,2%. La apertura de Wall Street, donde el Dow Jones y el S&P 500 luchan por mantenerse en positivo y el Nasdaq suma apenas un 0,8%, ha supuesto un jarro de agua fría para las Bolsas europeas.

Dentro del selectivo, son varios los valores que se disputan los primeros puestos. Banco Sabadel avanza más del 4% mientras que los títulos de BBVA y Telefónica le siguen con repuntes que rondan el 3%. Santander, Endesa e Iberdrola también escalan a las primeras posiciones con ganancias que rondan el 2,5%. Son pocos los valores que retroceden hoy dentro del Ibex 35. ArcelorMitttal, Indra, Acerinox y Repsol son algunos de ellos, aunque sus descensos no son abultados y en la mayoría de los casos no llegan ni a ser del 1%.

Las cotizadas del Ibex en la sesión

La reunión de los líderes de la UE del viernes no aprobó un recorte drástico del suministro de petróleo ruso; el principal acuerdo ha sido es el firmado con EEUU para incrementar las exportaciones de gas natural licuado a Europa sustituyendo así al gas ruso. Todas las miradas siguen atentas al devenir del conflicto bélico y a su posible desenlace.

La caída del precio del petróleo se debe a que China ha decretado el confinamiento de Shanghái, el centro financiero del país, con sus 26 millones de habitantes. Un descontrol de la pandemia en la segunda economía del mundo vuelve a avivar el riesgo a problemas con el crecimiento económico mundial que pasarían factura de manera instantánea a la demanda de crudo.

En España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado hoy un plan de 6.000 millones de ayudas directas y rebajas fiscales para empresas y familias. El paquete incluye además 10.000 millones en créditos ICO. Además, el jefe del Ejecutivo ha comunicado que se bonificará con un mínimo de 20 céntimos la compra de cada litro de combustible tanto a particulares como a profesionales, de los cuales 15 céntimos los aportará el Estado y el resto, las petroleras.

La medida se toma como respuesta a la fuerte subida del precio de los carburantes y estará en vigor hasta el 30 de junio, según ha destacado el presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, durante su intervención en un foro organizado por Europa Press y McKinsey & Company en Madrid.

El Ibex cede desde el cierre del 23 de febrero, el día anterior a que se desencadenara el conflicto, alrededor de un 3%. Sin embargo, la rentabilidad de la deuda pública se ha disparado. El bono español a una década paga cerca del 1,5%, frente al entorno del 1,1% que rendía antes de que estallara la guerra. El bund alemán abona un  0,58%, el bono francés, un 1,01%; y el italiano, un 2,08%.

El mercado apuesta con contundencia por que el BCE subirá los tipos de interés, pese al dilema que afronta Lagarde por el impacto que la guerra de Ucrania puede llegar a tener sobre el crecimiento en la zona euro. Los futuros descuentan cuatro subidas de tipos de aquí a marzo del año próximo, hasta dejar la tasa de depósito en el 0,5%, frente al -0,5% actual.

En Estados Unidos, la curva de tipos ha comenzado a descontar casi un escenario de recesión y los plazos cortos ya arrojan rentabilidades superiores a los largos. En la jornada de hoy, la curva se ha invertido también en el plazo de 5 y 30 años, de modo que el diferencial entre estas dos referencias ha entrado en negativo por primera vez desde 2006. El cinco años cotiza en el 2,54% y el 30 años, en el 2,45%.

Desde Renta 4 explican que, aunque los conflictos geopolíticos suelen ser oportunidades de compra, salvo que deriven en recesión, se impone la prudencia tras recuperar niveles preinvasión y a falta de mayor visibilidad sobre los efectos de la guerra.

Estos expertos añaden que el movimiento de las Bolsas depederán previsiblemente de la evolución del conflicto bélico. En primer lugar, si las negociaciones Rusia-Ucrania avanzan, esto sería un posible impulso adicional en las Bolsas.

Por el contrario, la ausencia de avances en las conversaciones de paz podría llevar a los mercados a cierta toma de beneficios, sobre todo en un entorno monetario más hawkish y con dudas de cuál será el impacto en BPAs estimados, añaden desde Renta 4

La semana estará cargada de citas macroeconómicas, con el dato de confianza del consumidor GFK en Alemania de abril, los datos de confianza del consumidor de marzo en EE UU, con el Conference Board, y en la zona euro. También se publicarán los PMI manufactureros finales de marzo a nivel global, mientras que en China se publicarán los PMI de marzo, manufacturero, servicios y compuesto, bordeando el nivel de 50.

Habrá además datos relevantes respecto a la evolución de la inflación, con el IPC de marzo en la zona euro, Alemania, España y Francia y el deflactor del consumo privado subyacente en EE UU, medida de inflación favorita de la Fed. Se prevé un repunte adicional de la mano de la presión ejercida por las materias primas, nuevos problemas en las cadenas de producción (guerra de Ucrania, nueva ola Covid en Asia en un contexto de política de cero tolerancia) y un ajustado mercado laboral en EE UU.

En el mercado de divisas, la cotización el euro se mantiene en el entorno de los 1,10 dólares  después de haber registrado un mínimo de 1,0806 el pasado 7 de marzo.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_