Gobierno y Cataluña sellan un plan para mitigar el impacto de la caída del turismo ruso

El 66% de los viajeros escogió Tarragona o Girona para viajar a España en 2019

Foto de los firmantes del acuerdo para contrarrestar el desplome del turismo ruso.
Foto de los firmantes del acuerdo para contrarrestar el desplome del turismo ruso.

Cataluña dependía antes del coronavirus del turismo ruso que no habrá este año y que tardará varios ejercicios en volver a recuperarse. De los 1,2 millones de viajeros rusos que llegaron a España en 2019, cerca de 800.000 (un 66%), escogieron Cataluña para sus vacaciones. Solo dos localidades (Salou y La Pineda) concentraron más de medio millón de viajeros. Y no solo dependían del volumen de turistas, si no del elevado gasto medio de los viajeros rusos, con una media de 1.536 euros, un 27,5% por encima del resto.

Por ese motivo, Turespaña selló esta mañana un acuerdo con la Agencia Catalana de Turismo y representantes del sector turístico de Costa Dorada en Salou para coordinar el plan para mitigar la caída del turismo ruso en España, como consecuencia de la invasión rusa de Ucrania. Al director general de Turespaña, Miguel Sanz, le acompañaron el director de la Agencia Catalana de Turismo, Narcís Ferrer; el subdirector adjunto de Marketing Exterior de Turespaña, Enrique Ruiz de Lera, y el alcalde de Salou, Pere Granados.

Tras analizar las pernoctaciones o los canales de comercialización por mercados emisores, el plan ha seleccionado seis mercados prioritarios: Reino Unido, con una cuota de pernoctaciones del 30% en 2019; Francia (17%); Irlanda (7,5%); Bélgica (3,9%); Alemania (3,7%) y Holanda (3,5%). Dentro de estos mercados, los destinatarios principales serán turistas vacacionales, especialmente del segmento familiar, que muestran unos índices de afinidad muy altos con el destino de Costa Dorada

 

Normas
Entra en El País para participar