Los hoteleros prevén una fuga de turistas rusos a Turquía

El país otomano reconoce la vacuna Sputnik, no exige visado ni certificado Covid a los viajeros procedentes de Rusia

Turistas en la playa de Salou (Tarragona)
Turistas en la playa de Salou (Tarragona)

Rusia no es uno de los principales mercados emisores de turistas a España (en 2019 llegaron 1,2 millones de viajeros, apenas un 1,41% del total) pero sí lo es en términos de gasto (con un desembolso medio por viaje de 1.536 euros, un 27,5% más que la media) y es vital para algunas zonas de Cataluña, como Girona o Tarragona, que pueden recibir cerca de 800.000 viajeros al año.

Touroperadores y hoteleros advierten que el cierre del espacio aéreo de la UE a Rusia puede provocar un frenazo de las reservas y una fuga masiva de viajeros rusos a Turquía, acentuando aún más la brecha abierta en 2021. La cifra de turistas rusos a España cayó de 155.961 en 2020 a 134.000 en 2021, muy lejos de los 1,3 millones registrados en 2019, mientras que los viajeros rusos a Turquía más que se duplicaron, pasando de los 2,1 millones de pasajeros de 2020 a los 4,7 millones de 2021.

Turquía duplicó la llegada de viajeros rusos en 2021 hasta los 4,7 millones

El turista ruso que viaja a España lo suele hacer en los meses de temporada alta (abril a septiembre), en los que la frecuencia de vuelos mensuales puede llegar a rozar los 850, según un informe de la Consejería de España en Moscú, lo que arroja una media de 28 vuelos diarios. Y los principales damnificados serán los hoteleros de la Costa Dorada. Solo dos destinos (Salou y La Pineda) concentran más del 50% de las llegadas a Cataluña.

“Es nuestro tercer mercado más importante, tras Francia y Reino Unido, con 1,5 millones de pernoctaciones al año”, recalca Xavier Guardia, portavoz de la Federación Empresarial de Hostelería y Turismo de la provincia de Tarragona. Pese a ello recalca que entre los grandes mercados emisores, las peores perspectivas de recuperación las tenía Rusia, incluso antes de la guerra. “El índice de vacunación es muy bajo y es imprescindible para tener el certificado Covid. La vacuna Sputnik no está reconocida por la UE y los rusos necesitan visado para entrar”.

España retrocedió hasta 134.000 turistas en 2021 frente a los 1,3 millones de 2019

Otro de los grandes perjudicados será el parque de atracciones Port Aventura, que pudo contener el golpe de la crisis del coronavirus con la mayor llegada de viajeros nacionales y de franceses, gracias a su proximidad y a que no necesitaban sortear las restricciones para desplazarse en avión. Los gestores del parque contaban antes de que estallara el conflicto con aproximarse este año a la cifra de 5,2 millones de clientes registrados en 2019, gracias a la reactivación del mercado británico y del ruso, que son el segundo y el tercero más importante por volumen.

Normas
Entra en El País para participar