Consejos para elegir un buen cable de red destinado a una Smart TV
Pexels

Consejos para elegir un buen cable de red destinado a una Smart TV

El objetivo es mejorar el acceso a internet con la tele

Una de las soluciones que se pueden tomar si la conexión inalámbrica de las Smart TV que tienes no es todo lo buena que debería, es utilizar un cable de red Ethernet. Este se conecta directamente al router y se asegura una pérdida mínima de datos, lo que se traduce en una experiencia de uso muy buena. Te contamos cómo elegir uno que cumple con tus expectativas.

Evidentemente, el empleo de este accesorio obliga a tener cosas por medio, lo que puede ser un incordio y algo que no queda bien estéticamente hablando, pero seguro que consigues una buena mejora en la velocidad con la que accedes a los servicios de vídeo en streaming, por poner un ejemplo. El caso es que en algunas ocasiones no queda otra, por lo que no es mala idea tener un cable de buena calidad para que todo funcione con la mayor fluidez posible.

Las cosas que debes tener en cuenta

Existen cuatro cosas básicas que se deben revisar a la hora de elegir un buen cable Ethernet que sirva tanto para darle uso con una Smart TV como con un ordenador si así lo necesitas. Son las siguientes:

  • Longitud: esto es algo más importante de lo que se puede pensar, ya que la velocidad máxima de transferencia que permite un cable se logra a una distancia específica (dependiendo de su calidad). Por lo tanto, si se supera esta se baja el rendimiento, lo que es un incordio. Lo ideal es que el cable no supere los tres metros -cuatro como mucho- para sacarle el máximo partido posible.
  • Si por cualquier motivo debes superar esta distancia, te recomendamos elegir un accesorio tipo Cat 7a (de esto hablamos a continuación). En caso contrario, puedes tener problemas.
  • Velocidad de transferencia soportada: existen diferentes calidades para los cables Ethernet, que se miden con la nomenclatura Cat (cuando más alto es el valor numérico posterior, mejor). Hasta hace unos años lo ideal era tener un modelo Cat 5a o superior, pero el uso de grandes cantidades de datos debido a los contenidos multimedia. Por lo tanto, la recomendación es elegir uno Cat 6a, como mínimo, para asegurar una transferencia de datos de 10 Gbps. Con esto, todo irá como la seda.
  • Uso del cable: si vas a utilizarlo siempre en interiores, un cable básico con cobertura de plástico es más que suficiente para asegurar una durabilidad excelente. Si, por el contrario, tienes idea de sacar el accesorio a exteriores, las cosas cambian y debes hacerte con un modelo que tenga protección PE (que incluso podrás enterrar, ya que usan cobre sólido).
  • Velocidad de internet: algo también importante, debido a que el cable Ethernet si no se selecciona adecuadamente, puede hacer de cuello de botella al transferir datos. Tampoco tiene sentido elegir un modelo que soporte 100 Gbps cuando el acceso a la nube se queda en 1 Gbps. Es tirar el dinero. Eso sí, lo ideal es que la elección supere al menos en un 25% en la velocidad de transferencia a lo que tienes contratado con tu operador.
Televisor en una mesa
Unsplash

Si sigues estas recomendaciones, seguro que harás una buena compra y aprovecharás al máximo tanto la Smart TV que tienes en casa como el acceso a Internet. Y, además, te olvidarás de los retardos al ver Netflix y HBO Max.

Normas
Entra en El País para participar