El Estado se asegura el control de más del 50% de Sareb

El Frob logra compromiso de varios accionistas para comprarles su participación y hacerse con la toma de control del banco malo

Javier García del Rio, presidente de Sareb.
Javier García del Rio, presidente de Sareb.

El Estado controlará más del 50% de Sareb. El Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob) se ha asegurado los compromisos necesarios para comprar a varios accionistas del conocido como banco malo su participación y hacerse con la toma de control, sin necesidad de hacer una segunda oferta.

El Gobierno aprobó un cambio legal para poder elevar su participación en Sareb por encima del 50% y tomar el control de la sociedad, una decisión que responde al cambio en la consideración estadística por parte de Eurostat, que implica que las pérdidas de Sareb hayan pasado a computar como deuda pública.

En ese escenario, el Frob realizó en las últimas semanas una oferta formal a los accionistas privados de Sareb (bancos y aseguradoras) por la totalidad de las acciones, con la finalidad de garantizarse una mayoría suficiente que permitiese que el Estado pueda ejercitar un control efectivo sobre la gestión de la entidad. La oferta era de 1 céntimo por cada 39.710 títulos.

Hasta ahora, el Frob ya era el mayor accionista de Sareb ya que controlaba 45,9% de la participación. Entre los grandes accionistas también están Santander (22,23%) CaixaBank (12,24%), Sabadell (6,61%), Kutxabank (2,53%), Ibercaja (1,43%), Bankinter (1,37%), Unicaja Banco (1,27%), Cajamar (1,21%) y Mapfre (1,11%). Por debajo del 1% de la participación se encuentran otras 17 entidades, en su mayoría aseguradoras.

El Frob no ha detallado cuáles de los accionistas han accedido a la venta, aunque el diario El Confidencial ha avanzado que entre los vendedores se encuentra Bankinter.

Cada accionista tenía la posibilidad de aceptar la oferta y vender su participación, o rechazarla y esperar a una segunda oferta. Eso sí, aquellos accionistas que en el momento de la constitución de Sareb invirtieron más de 20 millones de euros (Santander, CaixaBank, Sabadell, Kutxabank, Ibercaja, Bankinter, Unicaja Banco, Cajamar, Mapfre, Mutua Madrileña y Caja Laboral Popular) pueden computarse los activos fiscales diferidos cuando se liquide Sareb, por lo que podrían mantener en el capital hasta entonces.

Normas
Entra en El País para participar