El drama formativo de los futbolistas

Solo el 0,2% de los jugadores federados alcanzan la élite, pero para muchos es difícil compaginar los estudios

Existen centros con ofertas formativas flexibles enfocadas en ellos

El drama formativo de los futbolistas
Getty Images

El 99,8% de los futbolistas federados (en España en 2020 había 1.074.567) no llegan a profesionales. Andrés Iniesta, Julen Guerrero y Giorgio Chiellini son algunos de los que han conseguido pertenecer a ese 0,2% de privilegiados. También son de los pocos futbolistas de élite que han compaginado su carrera deportiva con una universitaria. INEF, Periodismo y Administración y Dirección de Empresas, respectivamente. El central italiano, además, se ha doctorado con sobresaliente cum laude por su tesis sobre la Juventus.

Pero son excepciones. Consciente del bajísimo porcentaje de jóvenes que consiguen hacerse un hueco como estrellas del fútbol, la agencia internacional de representación de futbolistas Promoesport ha dedicado una campaña, protagonizada por el entrenador del Espanyol, Vicente Moreno, centrada en fomentar la educación de los aspirantes a jugadores y la búsqueda de su vocación. El socio-director en Promoesport y embajador de la campaña, Javier Cordón, considera que es un tema de responsabilidad social corporativa. “Si el abandono escolar ya es alto de por sí, entre los futbolistas es todavía más agudo y como, en parte, somos culpables de ello, vamos a intentar hacer ver a las familias y a los jugadores la importancia de los estudios, de tener una alternativa”, comenta.

Aun así, Cordón insiste en que fomentar la educación de estas jóvenes promesas parte desde casa. “Aquellos que han estudiado aportan al fútbol otras cualidades que los que no lo han hecho no pueden. Están aterrizados y valoran más lo que tienen. Los que salen de la burbuja del fútbol y tienen otros hábitos como leer, ir a la universidad o estar en la cafetería con gente de su edad, cuando se retiren no van a tener rival”, reconoce.

En muchos casos, la dificultad reside en compaginar los estudios con el boom económico y social que viven estos jóvenes. Por eso, algunos centros se dedican a facilitar esa tarea, como la European Sports Business School, un centro enfocado en cubrir las necesidades de la industria del deporte que cuenta con un 12% de alumnos profesionales. “Uno de los retos es la necesidad de generar sistemas educativos flexibles. En España, la educación es aún muy rígida y muy pocos centros se adaptan a las necesidades de un deportista profesional”, advierte el director de la escuela, Jorge Coll.

Su programa de referencia es el Máster Internacional en Gestión Deportiva que realizan junto al Valencia CF y Coll destaca también el de Trasformación Digital de Entidades Deportivas, diseñado y realizado junto al Global Sport Innovation Center, el centro de innovación para el deporte desarrollado por Microsoft. “El grupo cuenta con más de 1.000 organizaciones deportivas que buscan profesionales en esta área”, confiesa.

LaLiga, por su parte, acaba de crear, dentro de su departamento educativo LaLiga Business School, un programa piloto dirigido exclusivamente a jugadores de sus clubes. El Global Players Program, que ya lleva un mes en marcha con profesionales de primera y segunda división, cuenta con 30 plazas para que durante tres meses los jugadores reciban las herramientas necesarias para desarrollarse profesionalmente, en la industria del fútbol o en otras, tanto durante como al finalizar su carrera deportiva. “Combinamos el formato online con webinars en streaming y tres días de clases presenciales en Madrid”, explica el director de LaLiga Business School, José Moya.

La idea es que los jugadores entiendan mejor la industria en la que trabajan para inspirarlos en cuanto a qué pueden aportar cuando cuelguen las botas, según sostiene el asesor externo del centro y director de varios programas, Edouard Legendre. “Durante muchísimo tiempo nos ha preocupado tener los mejores jugadores. Hoy queremos tener los mejores gestores. Es una gran oportunidad a nivel de captación de talento”, añade.

Para el gerente de marketing del Johan Cruyff Institute, de hecho, los jugadores parten con la ventaja de conocer el entorno desde dentro. “Cuando se les da información sobre cómo se gestiona el mundo del deporte desde todas sus diferentes áreas son capaces de aplicar esos recursos a muchas situaciones ya vividas, valorar su propia experiencia y aportar soluciones”, insiste. Los programas más demandados en su centro son el de Gestión Deportiva y el de Administración y Dirección del Fútbol, ambos en modalidad online para garantizar una total flexibilidad.

Tres de cada cinco exjugadores de la Premier League con un sueldo semanal de 35.000 euros se arruinan en cinco años, según un estudio de la fundación XPro. Cuantas más alternativas tengan, por tanto, mejor.

Normas
Entra en El País para participar