El fervor por la inversión ASG atraviesa su primera gran tormenta

El 'greenwashing' y la pérdida de rentabilidad amenazan el auge de los fondos verdes

Sede de DWS en Fráncfort.
Sede de DWS en Fráncfort. reuters

El auge de la inversión ASG está capeando su primera gran tormenta. La gestora de fondos alemana DSW, de 7.000 millones, perdió más de un décimo en Bolsa tras revelar el WSJ que la SEC la estaba investigando tras las afirmaciones de un exempleado de que el grupo exageraba su uso de los factores ASG en sus decisiones de inversión. DWS lo niega.

Los inversores no parecen muy preo­cupados. En octubre-diciembre, incorporó 5.900 millones en activos ASG, un 50% más que en el trimestre anterior a la noticia del WSJ. Aprovecha un auge general: los activos mantenidos en vehículos ASG minoristas europeos crecieron un 20% en el último año, hasta los 3,4 billones de dólares, según Jefferies.

La controversia pone de manifiesto los diferentes matices del ASG. Muchos fondos se limitan a integrar criterios ambientales o de otro tipo en sus análisis, lo que no significa necesariamente que no vayan a comprar o vender las acciones de un gran emisor de carbono. El riesgo es que los inversores piensen que poseen fondos más ecológicos de lo que son, y que los gestores exageren sus méritos en ASG. DWS dice que solo define sus fondos como ASG si siguen estrategias sostenibles específicas, y no simplemente integran el análisis ASG.

El llamado greenwashing podría seguir siendo un problema. En 2021, la Autoridad de Conducta Financiera británica advirtió de que muchos gestores exageraban sus credenciales verdes. Las nuevas normas europeas diseñadas para aclarar lo que hace y divulga un fondo sostenible deberían de endurecer los estándares, pero no hay un equivalente mundial. Así que los inversores puedan perder algún día la confianza en los fondos ASG.

El último quebradero de cabeza es el rendimiento. En los últimos años, los fondos ASG han batido a menudo a sus homólogos más sucios, ayudados por la exposición a los valores tecnológicos, con bajas emisiones de carbono. Pero la subida del crudo y el desplome de las tecnológicas podrían invertir esa tendencia. Los analistas de Credit Suisse estiman que los fondos ASG tienen un retorno inferior al de los mercados desde octubre, la primera racha así en más de dos años.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías