El Ibex cumple 30 años como referente bursátil

Los extranjeros tienen el 57% del valor de las cotizadas

Hoy arranca la XII edición de Spain Investors Day (SID), uno de los principales encuentros económicos y financieros que se celebran cada año. Hasta mañana numerosas personalidades del Gobierno, del mundo empresarial y de diversas instituciones abordarán las opciones que ofrecen las empresas españolas en un momento de recuperación económica. Tal es el grado de interés por este foro que en esta ocasión se alcanzará récord de asistencia de compañías cotizadas, con más de 40.

Una vez más, el impacto del Covid seguirá estando presente en los debates. Las últimas previsiones del Banco de España apuntan a un crecimiento de la economía nacional para 2022 del 5,4%, frente a la estimación anterior del 5,9%. Sin embargo, para 2023 lo ha mejorado del 2% al 3,9%. El repunte de la inflación, así como los problemas de suministro y la escalada del precio de las materias primas, junto con los fondos europeos Next Generation, tendrán presencia en las exposiciones de los expertos.

El Ibex 35 es el escaparate de la economía española y, como tal, el más seguido por los grandes inversores. El próximo viernes se cumplirán 30 años de su puesta en funcionamiento, un periodo en el que se han sucedido grandes acontecimientos a nivel nacional e internacional –algunos históricos como el caso de la pandemia por el coronavirus– que han tenido fiel reflejo en las cotizaciones. “El Ibex nace en una etapa de grandes cambios tecnológicos y regulatorios en las principales Bolsas del mundo”, recuerda Domingo García Coto, director del servicio de estudios de BME. “Se ha convertido en una de las principales referencias de la economía y de los proyectos de las cotizadas y, al mismo tiempo, ha contribuido a visualizar y canalizar la inversión en empresas que han actuado de locomotora del país, que han tenido un comportamiento muy destacado en el contexto internacional en las últimas décadas”, añade.

Hay un dato que refleja el interés que ha despertado el mercado a lo largo de estas tres décadas. Según el Banco de España, el 57% del valor de las acciones de las compañías del Ibex a septiembre de 2021 estaba en manos de extranjeros; del conjunto de la Bolsa tienen el 49,9%, 26 puntos más que hace 30 años, y un nivel que sigue en récord.

El índice ha pasado por una profunda transformación

La evolución de la economía también se refleja en la transformación del índice. Apenas queda un puñado de las compañías originales (Telefónica, por ejemplo), otras desaparecieron de la Bolsa (Tabacalera) y unas cuantas se fusionaron, como Santander y BCH. “El sector bancario y el inmobiliario han reducido su peso en nueve puntos, hasta el 26%, tras la durísima crisis de la Gran Recesión; consumo, bienes y servicios han sumado 14 puntos, hasta representar el 19% del total, reflejando la incorporación de compañías ligadas a estas actividades, y tecnología y telecomunicaciones suponen el 18% (4 puntos más)”, dice García Coto.

Borja Ribera, profesor de EAE Business School y director en GVC Gaesco, opina que el Ibex “es representativo de las grandes multinacionales del país y también de Latinoamérica, de ahí el hecho de contar en el mercado con el índice Latibex”. A nivel de composición empresarial, reconoce que ha sufrido una importante “revolución”, que tiene consecuencias positivas. Sin embargo, desde su punto de vista aún no es un fiel reflejo del tejido empresarial español, ya que más del 90% está constituido por pymes.

En este sentido, hay que destacar que en los últimos años son varias las compañías que han ido pasando de los índices Ibex Small Cap e Ibex Medium Cap –para valores de menor tamaño– al Ibex 35. E incluso desde BME Growth (antiguo MAB) se ha dado este salto, como ocurrió con MásMóvil. “Es un índice vivo, al que se van incorporando empresas de diferentes sectores, aunque siga dominado por los bancos y las eléctricas. Es destacable la pérdida del ­dominio de Telefónica [su peso en el índice ha pasado del 13,66% al 4,7%]”, apunta Javier Niederleytner, profesor del IEB, para quien el principal atractivo del índice radica en que “tiene empresas muy robustas como Inditex o Iberdrola, que son referentes mundiales, y la presencia cada vez mayor de las renovables”.

Con la crisis sanitaria también se han ido sumando negocios relacionados con la farmacia y la biotecnología. Almirall y PharmaMar se incorporaron al Ibex en 2020, y Laboratorios Rovi, que mantiene un acuerdo con la estadounidense Moderna para la fabricación de su vacuna, acaba de hacerlo.

El impuesto de transacciones financieras y la fiscalidad de los ETF afectará al futuro del Ibex 35, en opinión de BME

Otro de los alicientes del mercado a lo largo de la historia ha sido la política de retribución al accionista. “Las cotizadas con mayor tradición en términos de dividendo han buscado fórmulas para mantenerlos en lo posible o volver a su filosofía tras las anomalías impuestas por las circunstancias en 2020”, señala García Coto. La retribución al accionista aumentó un 4,7% hasta noviembre pasado respecto al mismo periodo del año anterior, e históricamente la rentabilidad por dividendo se ha situado por encima del 4%.

El futuro más inmediato para la Bolsa pasa por “la evolución de los resultados empresariales, la pandemia y la inflación, que marcarán, probablemente, un cambio de largo recorrido en la política monetaria de los bancos centrales”, puntualiza.

Borja Ribera considera que el hecho de haber evolucionado peor que otros mercados en los últimos años ha dejado valoraciones muy atractivas. “Por valor contable, el Ibex debería estar en 12.000 puntos [se encuentra casi un 30% por debajo]. La Bolsa son ciclos, y en algún momento los inversores se darán cuenta y la subida será importante”, afirma. Para el responsable del servicio de estudios de BME, hay que tener en cuenta dos cosas: “Primero, el nuevo propietario del Ibex, el operador suizo Six, que va a repercutir positivamente en las posibilidades de expansión del índice en forma de mayor presencia en productos y carteras de más inversores del mundo. Segundo, la importancia que tendría para el desarrollo del mercado y la economía que los legisladores tomen conciencia de lo relevante que es apoyar a las empresas y la inversión y su contribución al crecimiento”. Por eso, García Coto subraya que “reconsiderar la forma en que está establecido el ineficiente impuesto a las transacciones financieras y replantear la fiscalidad de los ETF para favorecer su desarrollo en España, son cuestiones trascendentales con incidencia directa en lo que se puede o no esperar del Ibex en el futuro”.

Las claves de la XII edición del foro

Agenda. La inauguración del encuentro correrá a cargo de Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo. También participarán José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid, y Cecilia Boned, presidenta de BNP Paribas en España. En representación del Gobierno asistirán durante las dos jornadas Teresa Ribera, vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, y José Manuel Albares, ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. El presidente Pedro Sánchez será el encargado de clausurar la edición. El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, y el presidente de la CNMV, Rodrigo Buenaventura, también han confirmado su asistencia.

Formato híbrido. En esta XII edición de Spain Investors Day (SID) estarán representados prácticamente todos los sectores de la actividad económica. El foro mantendrá un formato híbrido (presencial y online) para afrontar las limitaciones derivadas de la situación sanitaria. Los inversores tienen la opción de mantener reuniones one to one de manera telemática desde su país de origen.

Patrocinadores. Spain Investors Day cuenta como socios estratégicos con BNP Paribas, líder europeo en servicios financieros, y Exane BNP Paribas, uno de los principales intermediarios en renta variable europea. Los patrocinadores son Deloitte, Endesa, Cecabank, PRISA, Aon y BME. También apoyan el encuentro la entidad pública Icex-Invest in Spain, ICO, Linklaters, Equipo Económico y Cofides. El SID es una empresa del grupo Estudio de Comunicación.

Normas
Entra en El País para participar