Jos Dijsselhof: “Ahora somos más grandes y podemos optar a crecer en América Latina”

Tras la compra de BME, Six estudia alianzas en la región, donde ya tiene proyectos en México, Colombia y Costa Rica

Jos Dijsselhof
Jos Dijsselhof, presidente de BME y CEO de Six. Grupo Six

Jos Dijsselhof, presidente de BME, será uno de los ponentes del foro Spain Investors Day. El banquero holandés intervendrá durante la cena de gala que se celebrará el miércoles 12 de enero en el Palacio de la Bolsa de Madrid, de cuya historia ha pasado a formar parte desde que a mediados de 2020 el grupo Six, propietario de la Bolsa suiza y del que Dijsselhof también es CEO, comprara BME, el holding que controla el parqué madrileño.

¿Cómo marcha la integración de BME en el grupo Six?

La pandemia ha supuesto una dificultad añadida, pero los equipos en Suiza y en España trabajamos ya como una única empresa. Estamos avanzando en el análisis de sinergias y en el impulso de proyectos comunes, como el lanzamiento en noviembre del primer índice con metodología común, el Ibex Gender Equality. Otro proyecto a largo plazo en el que estamos trabajando es la migración de la plataforma de negociación de BME al sistema de Six. Pero también hay proyectos en los que la experiencia del mercado español sirve de referencia al suizo, como es el caso de BME Growth para Sparks, la Bolsa suiza para pymes, lanzada este año.

¿Finalmente traerán a Madrid el centro de clearing de Six?

Estamos analizando las sinergias y posibilidades en este ámbito. Pero ahora mismo no podemos dar más detalles sobre esta cuestión. El objetivo de Six es reforzar los sistemas financieros de España y Suiza, con el propósito de buscar sinergias, crecer conjuntamente y crear empleo.

¿Qué balance hace de 2021?

Aún no tenemos cerradas las cuentas, pero, aunque la caída de la volatilidad ha provocado un retraimiento de los volúmenes, 2021 ha sido un buen año comparado con un ejercicio extraordinario, como lo fue 2020. La Bolsa española fue capaz de generar financiación por más de 22.500 millones de euros, un logro especialmente valioso en el contexto de recuperación de la economía. Se produjeron incorporaciones relevantes de empresas, tanto en Suiza como en España. También hemos alcanzado importantes hitos para el grupo, como el lanzamiento en Suiza de las Sparks, del primer bono digital en SDX o la compra del 50% que no controlábamos en Regis-TR, el repositorio de operaciones líder en Europa.

En Suiza acaban de recibir luz verde para cotizar las SPAC. ¿Cómo deberían regularse en España para evitar fraudes y operaciones especulativas?

Nos adaptaremos a lo que decidan las autoridades competentes. Tanto en Suiza como en España trabajamos para ofrecer nuevos productos y servicios a los emisores y a los inversores. Estamos siempre pendientes de sus necesidades. Las SPAC son una opción más para aquellas empresas que estén listas para dar el salto a los mercados financieros. Nuestra misión es ofrecer todas las opciones posibles para que los emisores elijan.

Las SPAC son una opción más para las empresas que estén listas para dar el salto a los mercados financieros

¿Tienen planes de expansión en América Latina?

Como tantos otros, nuestro sector se encuentra en un contexto claro de consolidación, en el que es decisivo tener un tamaño crítico importante. Gracias a la adquisición de BME, ahora somos más grandes y podemos optar a nuevas oportunidades de crecimiento, tanto orgánico como inorgánico. Siempre estudiamos posibles vías para crecer. Por supuesto, América Latina es una parte del mundo muy importante para nosotros. Ya contamos con una importante actividad allí, con proyectos en México, Colombia y Costa Rica, entre otros países. Podemos seguir aportando nuestra experiencia para un mayor desarrollo de los mercados financieros en la región, que cuentan con un potencial enorme, y en el que también analizamos posibles alianzas y operaciones de crecimiento.

En noviembre pasado Six colocó el primer bono digital en un entorno regulado. ¿Prevén replicar esa experiencia en España? ¿Habrá un BME Digital Exchange?

El compromiso con la innovación, la digitalización y la transformación de los mercados financieros es uno de nuestros principales objetivos allí donde estamos presentes, también en España, donde el equipo de BME también protagonizó el año pasado importantes avances. Por ejemplo, el proyecto de creación de un marketplace de financiación alternativa que ofrezca seguridad a los inversores y que facilite a las pequeñas y medianas empresas captar financiación a través de la emisión de préstamos participativos y notas convertibles representados como activos digitales en una red blockchain, que fue admitido por el sandbox del Ministerio de Economía.

Un tercio de los componentes del Ibex 35 son empresas de banca y turismo y casi no hay valores tecnológicos o del sector del lujo, lo que le resta atractivo frente a otros índices europeos. ¿Qué se puede hacer al respecto?

La composición sectorial de la Bolsa española ha cambiado de forma considerable en los últimos años, con un mayor peso de compañías de energía, entre ellas, varias de renovables, y de las empresas ligadas a la tecnología o la salud. En todo caso, uno de los objetivos de los mercados financieros es ser representativos de la economía de su país. Por eso es importante que exista presencia de empresas de todos los sectores, tanto en el Ibex 35 como en el conjunto del mercado, incluido BME Growth, donde las empresas con un fuerte componente tecnológico tienen una amplia presencia.

Se espera que la Ley sobre Startups facilite el acceso de estas empresas al mercado de capitales. ¿Qué opina de ella?

La ley es positiva, pero le falta una parte importante: la de los mercados financieros. Una ley de estas características debe contemplar el acceso a los mercados como una vía de desarrollo y crecimiento para las startups. En el Entorno Pre Mercado, la iniciativa de BME para ayudar a las empresas a incorporarse a los mercados financieros, contamos con una veintena de startups que saben bien la importancia de acceder a inversores y ganar visibilidad a través de los mercados financieros. Esperamos que la ley incluya finalmente una mención a la vía de los mercados, porque pueden ayudar a impulsar el tejido emprendedor en España.

La Ley sobre Startups es positiva, pero le falta una mención a la Bolsa como vía de crecimiento para los emprendedores

¿Qué propone para facilitar la entrada de las pymes españolas en el mercado de capitales?

Se ha avanzado mucho en este campo en los últimos años, gracias al crecimiento de BME Growth. Las empresas son cada vez más conscientes de la necesidad de diversificar sus fuentes de financiación y para ello son vitales los mercados financieros en todas sus formas, desde la opción de cotizar en la Bolsa principal hasta unirse a BME Growth, pasando por la financiación a través de la renta fija, en AIAF o en el MARF. Los mercados ofrecen una gran flexibilidad a todas las pymes. Cerramos 2021 con un récord en el número de empresas en BME Growth [129], y con cerca de 900 millones de euros en financiación para estas compañías.

¿Qué impacto tendrá la inflación y la variante ómicron en la Bolsa en el primer trimestre de 2022?

Serán posiblemente dos de los temas que marcarán la evolución de todo el año. Es muy difícil hacer previsiones sobre la pandemia porque todo puede cambiar muy rápido. Lo que podemos hacer es garantizar el buen funcionamiento de los mercados financieros sean cuales sean las circunstancias. Hemos demostrado poder hacerlo con buena parte de la plantilla trabajando desde casa y seguiremos haciéndolo independientemente de la evolución de la pandemia.

¿Cuáles son las previsiones de BME para 2022?

Somos razonablemente optimistas. Confiamos en que a lo largo del año más compañías decidan incorporarse a los mercados financieros para diversificar sus fuentes de financiación. Es público que varias han comunicado ya su intención de salir a Bolsa en 2022. Por otro lado, las ampliaciones de capital crecieron un 34,5% el año pasado y marcaron su mejor cifra desde 2016. Pensamos que seguirá siendo una herramienta útil para financiar los planes de negocio de las empresas, al igual que las emisiones de deuda corporativa, que ofrecen mucha flexibilidad a las compañías, desde los pagarés hasta los bonos a largo plazo. Respecto a la retribución al accionista, siempre en función de la pandemia y de la situación de los mercados, también creemos que en 2022 se continuará la senda ascendente en la Bolsa española, ya que es uno de los sellos de identidad de las cotizadas españolas. Las emisiones de renta fija serán también relevantes para que las compañías puedan afrontar el cambio en el modelo productivo y mejoren su productividad en un entorno de transparencia y liquidez como el que facilitan los mercados financieros.

Normas
Entra en El País para participar