Kaldemorgen: “La retirada de estímulos no va a frenar el ímpetu de la Bolsa”

A sus 68 años, el gestor sigue en plena forma y es uno de los grandes referentes de la gestión de activos en Europa 

Klaus Kaldemorgen, gestor de fondos de DWS.
Klaus Kaldemorgen, gestor de fondos de DWS.

Klaus Kaldemorgen ­(Essen, Alemania, 1953) es uno de los gestores de fondos más prestigiosos de Europa. Empezó a trabajar para la gestora del grupo Deutsche Bank en 1982, en un fondo de bonos. Tras una brillante carrera en la firma, llegó a ser consejero y portavoz, pero en 2011 decidió renunciar a todas sus responsabilidades administrativas y centrarse en la inversión pura y dura. La firma creo para él el fondo DWS Concept Kaldemorgen. Durante los 10 años siguientes se creó un equipo a su alrededor que gestiona en total más de 20.000 millones de euros, teniendo como base la filosofía de gestión Kaldemorgen.

¿Cómo ha ido la rentabilidad del fondo en 2021?

El fondo se ha revalorizado cerca de un 9%. Y lo hemos conseguido con una volatilidad muy baja, del 4%. Tal vez puede parecer poca cosa, cuando la Bolsa de Estados Unido ha subido casi un 30%. Pero es que en 2021 ha habido mucha disparidad de resultados. Las Bolsas europeas han subido solo un 15% y la de China ha caído un 13%. Además, ha habido episodios de fuerte volatilidad, así que estamos satisfechos con lo conseguido.

El control de la volatilidad es lo que ha hecho famoso a su fondo...

Sí. Desde que se creó el DWS Concept Kaldemorgen hace 10 años los inversores han conseguido una rentabilidad media anual del 5% con una volatilidad inferior al 6%. Son unas cifras muy buenas para este tipo de producto.

¿Qué espera para 2022?

Va a ser un ejercicio muy desafiante, porque los bancos centrales van a empezar a retirar sus políticas monetarias. Primero los programas de compra de deuda y luego con subidas de tipos. Creo que la inflación ha llegado para quedarse. Es una mala noticia para los mercados de bonos, pero creo que relativamente buena para los mercados de acciones. Las retiradas de estímulos no van a ser suficientes para frenar el empuje de la renta variable. Eso sí, estimamos unas revalorizaciones de un solo dígito.

¿Le preocupa la inflación?

Hay gente que piensa que empezará a bajar. Podría ser. Pero las expectativas siguen siendo altas. Lo que estamos viendo es que los sindicatos empiezan a reclamar fuertes subidas salariales para evitar la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, lo que puede desencadenar una espiral inflacionista. Hasta ahora la política monetaria ha sido muy acomodaticia, pero tal vez tenga que cambiar más rápido si se mantienen estas fuertes subidas. En las grandes corporaciones o los sindicatos de funcionarios ya hay duras negociaciones para compensar las subidas de precios.

¿Qué sectores son atractivos para invertir en este escenario?

Uno de los más obvios es el sector financiero. Es el único que debería proteger directamente ante posibles subidas de tipos. Ahora bien, es un sector que tiene un problema estructural, al menos en Europa. Por eso en cartera no tenemos bancos europeos, aunque sí algunos americanos. Eso sí, tenemos en cartera algunas aseguradoras que tienen una gran calidad.

¿Dónde más?

Creemos que hay algunas compañías que pueden hacerlo bien en un contexto de inflación, porque podrán pasar a sus clientes las subidas de precios. Además, la progresiva alza de tipos beneficiará las valoraciones de aquellas compañías con ingresos más estables. En los últimos años, las empresas llamadas “de crecimiento”, sobre todo las tecnológicas, se han revalorizado mucho, en parte por los bajos tipos de interés. Pero ahora va a volver el momento de las compañías de servicios médicos, de consumo básico, de infraestructuras, de electricidad. Empresas con unos ingresos muy seguros, que se vuelven más atractivos con las subidas de tipos.

¿Qué pasará con las tecnológicas?

Los bajos tipos de interés y la crisis del coronavirus les han beneficiado muchísimo. En 2021, solo con seis valores tecnológicos se puede explicar el 50% de la revalorización del índice Nasdaq 100. Alphabet [la matriz de Google] se ha revalorizado más de un 70% en un año. Está por ver qué les ocurre cuando suban los tipos de interés. Lo previsible es que vayan mucho peor.

Su fondo invierte en Alphabet...

Sí, y en 2021 nos ha venido muy bien ya que es la posición más elevada del fondo. Pero me gusta tener una cartera muy equilibrada, por eso también tengo compañías eléctricas, de telecomunicaciones o aseguradoras. Siempre tengo una parte en sectores más defensivos, para reducir la volatilidad del fondo.

¿Por qué decidieron crear variantes del fondo original?

Fue por la demanda de nuestros clientes. Vimos que había algunos dispuestos a sumir mayores riesgos, por lo que en 2013 creamos el DWS Dynamic Opportunities [actualmente DWS ESG Dynamic Opportunities]. Está gestionado por Christoph-Arend Schmidt, sigue la estrategia Kaldemorgen, pero invierte de forma más agresiva. Del mismo modo, en 2019 vimos que había muchos clientes que no querían mantener su dinero en fondos monetarios que iban a perder dinero a la fuerza, así que creamos el DWS Invest Conservative Opportunities, que ha rentado un 12% desde su lanzamiento.

¿Por qué una parte importante de su cartera está en oro?

Tradicionalmente, el oro ha sido un activo que ha funcionado bien contra la inflación. Desgraciadamente, no tiene una buena correlación en el corto plazo. En 2020 funcionó bien, pero en 2021 no ha ido nada bien. Creo que al final el oro suele anticipar incrementos de la inflación. Si he decidido mantenerlo es porque no solo vale contra la inflación, sino que también es un seguro contra el riesgo político. Hay dos áreas donde veo posibles escaladas del riesgo político: una es Rusia y la crisis de Ucrania. El segundo foco es China, con una política hacia las corporaciones más agresiva.

¿Alguna vez se ha planteado crear su propia gestora?

No, qué va. Nunca me lo he planteado. Estoy muy cómodo con el equipo que tengo en DWS. Aquí cada uno tiene diferentes capacidades que aportan al conjunto. Estoy orgulloso de que todos los fondos que gestiona mi equipo estén consiguiendo excelentes resultados.

¿Acabará en 2022 el riesgo-Covid?

No lo sé. Esto no acabará hasta que acabe. Lo que sí que creo es que ya no habrá grandes reacciones negativas por parte de los mercados. No creo que volvamos a ver situaciones como las que vimos en 2020.

Normas
Entra en El País para participar