Bankinter redimensiona la gestión de la sostenibilidad

El plan 3D para el periodo 2021-2023 aborda los tres ejes que recogen las siglas ASG, gobernanza, social y ambiental

Una sucursal de Bankinter en Madrid, en la que se han eliminado las barreras de acceso.
Una sucursal de Bankinter en Madrid, en la que se han eliminado las barreras de acceso.

Bankinter ha reformulado el concepto 3D para adaptarlo a su estrategia de sostenibilidad. La entidad financiera acaba de presentar su plan de sostenibilidad 3D para el periodo 20121-2023, con el que quiere seguir siendo una referencia en la materia. “El plan de sostenibilidad lo hemos llamado plan 3D porque aborda las tres dimensiones de la gestión de la sostenibilidad, recogidas en las siglas ASG”, explica Raquel Azcárraga, directora de sostenibilidad de Bankinter. “Pero además porque está establecido para tres años y porque buscamos la identificación de métricas con indicadores de gestión y, en paralelo y en profundidad, unas métricas de impacto en esas tres dimensiones, la gobernanza, la social y la ambiental”, precisa.

El plan forma parte de la nueva política de sostenibilidad que fue aprobada por el consejo de administración de la entidad en marzo de 2021. A diferencia de sus predecesoras, destaca Azcárraga, incorpora materias que son de nueva tendencia, como la biodiversidad, la ciberseguridad o los derechos humanos, e incluye en su alcance a las filiales Evo y Avant Money, que antes quedaban fuera.

El nuevo plan cuenta con 17 líneas estratégicas de actuación articuladas a través de 50 programas y que están vinculados a 11 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) primarios de la Agenda 2030 de Naciones Unidas, lo que ha sido verificado por la firma independiente EQA, que “valida el ejercicio que hemos hecho de contribución a los ODS”, recalca Azcárraga.

El plan cuenta con 17 líneas estratégicas articuladas en 50 programas

Como parte de sus acciones para mejorar la gobernanza, la entidad realizó una encuesta entre sus grupos de interés, tanto en España como en Portugal y Luxemburgo, para conocer qué temas de la gestión de la sostenibilidad eran más relevantes para el banco. La ética empresarial, la gestión del banco con sus empleados y con sus clientes fueron las más destacadas, seguidas de otras como el cambio climático o estrategia de negocio sostenible. “A estas materias se les concedió una importancia muy alta, alta o media, pero en ningún caso se les concedió una importancia baja”, apunta Azcárraga.

Dentro del eje de gobernanza, la entidad financiera ha reforzado la cualificación de la plantilla para la aplicación de los criterios ASG en las áreas que les competen. Desde formación sobre gobernanza de la sostenibilidad al consejo de administración hasta cursos de test de estrés climático a la unidad de riesgos o finanzas sostenibles a la banca corporativa, el plan de formación ha alcanzado a más de un 20% de los empleados.

En su dimensión social, Bankinter ha continuado en 2021 con el programa Un banco para todos que actúa en diversos entornos. En el físico, con un sistema para hacer accesibles los inmuebles para las personas con cualquier tipo de discapacidad y para aquellas que ya cuenten con más de 65 años y tengan una movilidad más limitada. Este sistema ya se ha implantado en los tres principales edificios de Bankinter, como en su sede de Castellana, 29, con la idea de extenderlo a su red de oficinas. Junto a las barreras físicas, Bankinter quiere eliminar las barreras del desconocimiento, por lo que está formando a sus empleados en atender a estas personas de colectivos vulnerables.

El banco también está trabajando en la accesibilidad digital, no solo en la web, sino también en sus aplicaciones y en la lectura de documentos digitales, al tiempo que también ha venido desarrollando diversos programas de educación financiera (que incluye un juego de simulación o una obra de teatro de 45 minutos) adaptados a personas con discapacidad intelectual o a estudiantes de secundaria y bachillerato.

Dimensión ambiental

La dimensión ambiental tiene tres líneas estratégicas: huella de carbono, cambio climático y biodiversidad. La compañía viene trabajando en gestión medioambiental desde 2003. Fue la primera entidad financiera en implantar un sistema de gestión de la huella de carbono de las emisiones derivadas de propia actividad operacional. Ahora el reto es identificar, gestionar y minimizar las emisiones que se derivan de la actividad financiera.

El banco ha desarrollado un rating climático para operaciones con los clientes

El banco lanzó en 2019 una estrategia de cambio climático, por dos motivos principales, comenta José Antonio Barberá, responsable de sostenibilidad de Bankinter: “Por responsabilidad, ya que financiamos sectores que son intensivos en carbono, y para prepararnos para futuras regulaciones, que como sabemos están llegando”.

Como hitos destacados de 2021, Barberá señala el desarrollo de un rating climático para las operaciones que Bankinter realiza con sus clientes y que se ha incorporado como una variable más dentro de los análisis de riesgos de la entidad, incluyendo tanto los riesgos físicos como de transición.

En la cuestión de la biodiversidad, Barberá destaca la participación en un grupo de trabajo, dentro de la Comisión Europea, sobre finanzas y biodiversidad que dio como resultado a finales de 2020 la publicación de un manifiesto, Finance for Biodiversity Pledge, que busca incluir este asunto en la toma de decisiones de los bancos.

Estrategia de cambio climático

La estrategia de cambio climático tiene cuatro ejes principales:

Gobernanza. Su principal objetivo es el de que Bankinter contribuya a la transición a una economía baja en carbono. “Y esto no va tanto de dejar de financiar determinados sectores sino de ayudar a todos los sectores a realizar la transición hacia una economía sostenible”, destaca José Antonio Barberá.

Gestión de riesgos. Integrar los riesgos de cambio climático al modelo de gestión.

Implicación. “Queremos hacer partícipes a nuestros grupos de interés de este compromiso colectivo de lucha contra el cambio climático”, afirma Barberá.

Negocio. “Cuando se habla de cambio climático en el sector financiero parece que solo hablamos de riesgos, pero aparte están las oportunidades. Y hay una batería de productos sostenibles que ya tenía el banco y los nuevos que ha ido desarrollando a lo largo de 2021”, señala el responsable de sostenibilidad de Bankinter. Como Bankinter Sostenibilidad, que invierte en empresas identificadas dentro de los principales índices de sostenibilidad; Bankinter Eficiencia Energética y Medio Ambiente, que renta más del 40% este año. Este año se han lanzado las carteras de fondos sostenibles en el robo advisor Popcoin. Dependiendo del nivel de riesgo, su rentabilidad está entre el 6% y el 13%.

Normas
Entra en El País para participar