Cano (ex BBVA) apunta a Francisco González por la contratación de Villarejo

Asegura que la decisión fue del expresidente del banco, pero de la contratación de Cenyt se encargó Corrochano, exjefe de seguridad de BBVA

El ex consejero delegado del BBVA Ángel Cano acude a declarar por la macrocausa ‘Tándem’, en la Audiencia Nacional.
El ex consejero delegado del BBVA Ángel Cano acude a declarar por la macrocausa ‘Tándem’, en la Audiencia Nacional. Europa Press

El exconsejero delegado de BBVA Ángel Cano ha declarado este martes que la decisión de contratar a una empresa de espionaje como la del excomisario José Manuel Villarejo procedía del que fuera presidente de la entidad, Francisco González, y de su entonces jefe de Seguridad, Julio Corrochano.

Cano ha declarado en la Audiencia Nacional como imputado en la causa que investiga la relación de la entidad financiera con la empresa Cenyt, vinculada a Villarejo, y su versión difiere de la que ha dado Corrochano, que ha declarado a continuación, también como imputado.

Ambos han comparecido en relación con la "operación Trampa", novena pieza del caso Villarejo, que gira en torno a los supuestos servicios de espionaje a políticos, empresarios y periodistas que el banco habría encargado al excomisario desde 2004, cuando la constructora Sacyr inició, sin éxito, un movimiento para tratar de tomar el control de la entidad.

Según fuentes jurídicas, Cano, que ha respondido al juez, a la Fiscalía y a su propio abogado, ha explicado que de la contratación de Cenytempresa que conocía, pero de la que ignoraba que tuviera relación con Villarejo, se encargó Corrochano.

La relación entre Corrochano y González era "bilateral", han indicado las mismas fuentes que ha dicho Cano, y él no intervino en la contratación de Cenyt y nunca habló con el presidente del asunto. Lo que sí hizo fue firmar las facturas, en su calidad de director de Recursos Humanos, en el año 2004, con cargo al centro de costes de la junta de accionistas; si se hubieran cargado a Seguridad, se habría sobrepasado el presupuesto y no hubieran podido cobrar la retribución variable, han señalado las fuentes.

Corrochano, que ha contestado únicamente a las preguntas de su defensa, ha ratificado su escrito presentado en octubre de este año en el que señalaba que la decisión de contratar a Cenyt partió de Francisco González, aunque en ella estuvieron implicados otros directivos, entre los que mencionaba también a Ángel Cano.

La versión de Francisco González 

Fuentes de la defensa de Francisco González han desmentido de forma tajante que éste diera instrucción alguna sobre la contratación de Cenyt, como ya declaró el propio expresidente en octubre de 2019, decisión que delegó en Corrochano. Las mismas fuentes han reiterado que la decisión de contratar una empresa de seguridad ante el ataque hostil de Sacyr se dejó exclusivamente en manos de Corrochano.

A mediados de 2019, el juez Manuel García Castellón acordó la imputación del banco y de su expresidente Francisco González, por cohecho y divulgación de secretos, y posteriormente, en julio de este año, añadió administración desleal.

Normas
Entra en El País para participar