Propuesta de CC OO

CC OO pide pactar incrementos salariales a dos o tres años para evitar una espiral inflacionista inmediata

Unai Sordo eleva el tono de la negociación y advierte que el acuerdo en reforma laboral no está garantizado ni a tres bandas ni siquiera solo con los sindicatos

El secretario general de CCOO, Unai Sordo.
El secretario general de CCOO, Unai Sordo.

Las demandas salariales en pleno repunte inflacionista -el IPC está situado en el 5,4%-- están empezando a generar bloqueos en las negociaciones de los convenios colectivos de numerosos sectores y empresas y, en general, elevando la conflictividad laboral. Ante esta situación, el secretario general de CC OO, Unai Sordo, ha propuesto hoy una solución: "tratar de pactar incrementos salariales a dos o tres años, que impliquen la recuperación del poder adquisitivo, pero que se salgan de la tenaza de la coyuntura actual", y evitar así los temidos efectos de segunda ronda en la inflación.

Con el fin de desbloquear las negociaciones de convenios que ya están generando conflictos y movilizaciones como los de la hostelería o supermercados, entre otros muchos, los sindicatos CC OO y UGT han convocado este jueves, 16 de diciembre una gran movilización en demanda del desbloqueo de la negociación colectiva. Y en estas protestas reclamarán también todas las reivindicaciones sindicales en materia de convenios que se están negociándose en la mesa de la reforma laboral.

Precisamente, Sordo ha elevado hoy el tono de esas negociaciones, poniendo varias líneas rojas y asegurando que el acuerdo no está ni mucho menos garantizado. Así criticó que se esté lanzando expectativas "excesivamente optimistas" respecto a la consecución de un pacto: no solo no está garantizado un acuerdo tripartito --Gobierno, sindicatos y patronal-- , sino que tampoco está garantizado que se produzca solo entre el Ejecutivo y las centrales sindicales. "CC OO no está viviendo ningún idilio con el Gobierno", ha sentenciado Sordo.

Llegados a este punto, el líder sindical enfrió la posibilidad de un consenso inmediato, al asegurar que "la negociación está en un momento clave pero aún le quedan varios capítulos". Y ha puesto varias líneas rojas. "Si no se modifica la prevalencia del convenio de empresa, no va a haber acuerdo con las organizaciones sindicales", ha advertido. Y, en segundo lugar, tampoco lo habrá si no se recupera la ultraactividad de los convenios, ha añadido. "Se pueden buscar fórmulas para desbloquear la negociación de los convenios pero hay que acabar con esa espada de Damocles que supone que si no se llega a un acuerdo ese convenio desaparece".

CEOE también recela del acuerdo

El presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, también ha echado esta mañana un jarro de agua fría sobre las posibilidades de un acuerdo inminente en materia de reforma laboral. En este sentido, ha defendido que su organización está dispuesta a hablar de cómo mejorar ciertos aspectos del mercado laboral, pero "para nada" se siente "concernida" por lo que pactaron PSOE y Podemos en el acuerdo de coalición.

"Nosotros estamos comprometidos para hablar de mejoras, para poder transaccionar ciertos temas y sobre todo para hablar de lo que se nos plantea en Europa --en referencia a la reducción de la excesiva temporalidad, pero no estamos concernidos en absoluto por el acuerdo del gobierno de coalición", ha advertido.

De esta forma, el líder patronal se desvinculaba de los compromisos adquiridos entre el PSOE y Unidas Podemos para, por ejemplo, recuperar la prioridad aplicativa de los convenios sectoriales frente a los de empresa o la vuelta a la ultraactividad de los convenios, ambas cuestiones, planteadas hoy por Sordo como imprescindibles para que los sindicatos firmen el acuerdo.

Normas
Entra en El País para participar